Lunes, 13 de enero de 2014

El TSJC admite a trámite la querella de Cantur contra Agudo, Marcano, Egusquiza y Montalvo

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha admitido a trámite la querella presentada por la empresa pública Cantur contra los exconsejeros del Ejecutivo PRC-PSOE Francisco Javier López Marcano y Ángel Agudo, contra Luis Egusquiza -responsable en su día del Instituto Cántabro de Finanzas- y el anterior propietario del Racing, Jacobo Montalvo, así como a la sociedad representada por éste -Dumviro Ventures S. L.-, por presuntos delitos de malversación de caudales públicos, fraude a ente público y delito societario por administración fraudulenta o desleal, dentro de la operación de venta del club a Ahsan Alí Syed en enero de 2011.

La decisión se ha adoptado en un auto dictado el pasado 10 de enero, difundido este lunes por el TSJC, en el que la Sala de lo Civil y Penal del TSJC no se pronuncia aún sobre el fondo de los hechos, pero reconoce que la querella de Cantur tiene "verosimilitud" y podría encajar, "a nivel indiciario", con los posibles delitos que denuncia. El auto puede ser recurrido.

Para el TSJC, la querella y la documentación aportada por Cantur reflejan, de forma indiciaria, que los responsables de la empresa pública "consintieron" la "pérdida directa y aparentemente injustificada" de casi 1,4 millones de euros, así como un "deterioro patrimonial indirecto" de otros 4,5 millones al renunciar, de forma "tampoco justificada", a las garantías que tenía el Gobierno.

A juicio de la sala, a la vista del relato de los hechos planteado por Cantur y la "abundantísima documentación" que acompaña a la querella, aquella operación habría supuesto "un beneficio injustificado para terceros", que encaja, "a nivel indiciario" -insiste-, con los presuntos delitos que denuncia la empresa pública.

Por todo ello, admite a trámite la querella, acuerda que se investiguen los hechos y ordena trasladar su decisión y toda la documentación a la Fiscalía y a los querellados, que pueden personarse en el procedimiento.

Los hechos serán investigados en el TSJC porque uno de los afectados, Javier López Marcano, sigue siendo en la actualidad diputado regional y tiene por tanto la consideración de aforado.

La empresa pública dirigió la querella contra Agudo, Marcano, Egusquiza y Montalvo al considerar que su participación en la transferencia del Racing al empresario Alí Syed fue constitutiva de varios delitos y supuso un perjuicio patrimonial contra la empresa pública.

En definitiva, Cantur le acusa de haber ocasionado un quebranto millonario a las arcas públicas y de haber propiciado un «daño irreversible al club», una conclusión a la que ya llegó la comisión parlamentaria de investigación sobre Cantur. También se demanda a Montalvo en calidad de cooperador necesario y a su empresa, Dumviro.

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 55 de Madrid del pasado noviembre confirmó que Cantur «se queda sin ninguna posibilidad de recuperar» los 5,5 millones de euros que ahora le adeuda Alí Syed por la operación de compra-venta de las acciones de Zúrich.

El informe de la comisión parlamentaria sobre Cantur, celebrada en el primer semestre de 2013 y cuyo dictamen fue remitido a la Fiscalía, establecía que existen dos hechos «con relevancia penal». El primero sería la «rebaja injustificada del importe del precio de cesión del préstamo participativo de Dumviro a Cantur», con una merma de 1,2 millones de euros (de 7,7 a 6,5 millones). El segundo se basa en la «pérdida irrecuperable de las garantías por su levantamiento injustificado sin tomar otras en igual condición que asegurase el pago completo». En una palabra, acusa a Agudo, Marcano y Egusquiza de haber ocasionado un quebranto millonario a las arcas públicas y de haber propiciado un «daño irreversible al club».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:24 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario