Martes, 07 de enero de 2014

Koné regresó de Costa de Marfil y entrenó en solitario

Mamadou Koné ya está en Santander. El delantero africano consiguió resolver los problemas burocráticos que le impedían salir de Costa Marfil y regresó ayer a la capital cántabra. Nada más llegar, entrenó en solitario.

La intención del ariete era desentumecer los músculos después del viaje y coger ritmo de cara a la incorporación de hoy al entrenamiento con el resto de sus compañeros. El cuerpo técnico quiere contar con el ariete para el encuentro de mañana frente al Almería.

Aunque sólo va a realizar un entrenamiento con el resto de sus compañeros, Koné entrará en la lista de convocados para enfrentarse al conjunto andaluz en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Puede que no salga de inicio y lo haga en la segunda parte. Y es que el futbolista necesita recuperar el ritmo de competición para poder rendir al mismo nivel con el que se fue a las vacaciones de Navidad. Un descanso que, prolongado por no haber podido jugar ni ante el Coruxo ni ante el Marino de Luanco por sanción, le vendrá bien para recuperarse. Su velocidad y explosividad le suelen pasar factura cada vez que juega más de un encuentro semanal. Así que el parón lo habrá aprovechado para cargar las pilas.

El pasado sábado comenzó la segunda vuelta para el conjunto cántabro, que terminará en el mes de mayo. Un periodo en el que el entrenador Paco Fernández espera contar con los goles de Koné. Aunque nadie quiere reconocerlo públicamente, el Racing es muy diferente cuando el africano no está sobre el campo. Ante el Coruxo, Mariano cumplió. Marcó dos goles y provocó el penalti que supuso el tercero para los cántabros. Pero ante el Marino, se volvió a demostrar que la ausencia de Koné pesa. Los atacantes verdiblancos dispusieron de varias jugadas, que desbarataron.

Su futuro

Lo que continúa siendo una incógnita es su futuro. Koné tiene contrato hasta el 30 de junio, pero se ha hablado mucho de su posible salida en el mercado invernal. En el vestuario no quieren oír hablar de una posible marcha del costamarfileño. Osasuna ha manifestado su interés y, además, el jugador era uno de los que se encontraban en la agenda del presidente Lavín para pagar los atrasos a los jugadores con un hipotético traspaso.

El futbolista, que puede negociar libremente con cualquier equipo desde el pasado 1 de enero, podría conseguir una ficha más elevada en el futuro si evita que su club de destino tenga que pagar ahora nada al Racing.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 20:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario