Domingo, 21 de abril de 2013

El Racing se desvía sin Yuste al timón

El Villarreal no fue un rival temible, pero el juego del Racing sí que metió miedo. Sin Yuste en el centro del campo, el conjunto cántabro volvió a naufragar, a ser un equipo débil ante un contrincante compacto. Dijo Marcelino García Toral en la previa que el equipo de su colega Menéndez había mejorado en los últimos dos meses. Pero en El Madrigal volvió a ser el de entonces. Sin apenas ocasiones para los montañeses, los locales se llevaron los tres puntos gracias a un gol de Moi Gómez. Al Racing le queda menos tiempo.

Sin Héctor Yuste en el centro del campo por tener que cubrir el cartagenero la ausencia de Crespí en la zaga, la consigna del Racing fue clara. Fútbol directo. Balones a Koné. Así, en la primera mitad, el doble pivote, formado por Andreu y Gullón, pasó prácticamente desapercibido. Y cuando les caía el balón, enseguida se lo quitaban de encima. A correr.

Lógicamente, los cántabros cedieron el dominio a un Villarreal constante, pero con poco mordiente en ataque. Por deméritos propios y por la seguridad de la zaga. Así, apenas un par de centros al área habían sido las ocasiones más claras de los amarillos en la media hora inicial. Por su parte, el Racing dispuso de dos acercamientos. Uno en un remate de cabeza tras un córner y otra en un disparo duro de Juanmi desde la frontal que, aunque muy centrado, Juan Carlos tuvo que despejar de puños ante los apuros.

Se cerraba un primer período insulso. Intenso, pero con poco a destacar, hasta que se produjeron dos jugadas de las que el Racing, por suerte o por error del árbitro, salió bien parado. Tras una serie de despropósitos dentro del área entre el meta Mario y un delantero del Villarreal, el canterano Barrio despeja de cabeza y el arquero cántabro atrapa la pelota. Pero falla en el cálculo y se sale del área con el esférico en la mano. El colegiado entendió que no había intencionalidad y, aunque pitó la falta, decidió ni siquiera amonestar al capitán. Alivio. Y airadas protestas en El Madrigal.

Sin embargo, el siguiente error 'salvador' del trio arbitral no dejaba lugar a la interpretación. Un balón al interior del área lo controla Gerard y bate a Mario. El jugador se encontraba habilitado por un Carlos Bocanegra que sesteó en la salida de la línea defensiva, pero el asistente de Melero López levantó la bandera como un resorte y el colegiado anuló el tanto. Gracias. Así acabó la primera parte, con sonido de viento en la parroquia castellonense.

El Villarreal se tomó la revancha nada más comenzar el segundo período. Apenas se llevaba un minuto de juego, cuando Uche sentó a Bocanegra, Yuste fue blando al intentar despejar y el rechace le cayó a Moi Gómez, que batió a Mario para adelantar a su equipo.

A partir de ahí, los de Marcelino estuvieron cómodos en el desorden racinguista, que no encontró ni argumentos ni recursos para hacer daño a su rival. Para luchar por la permanencia. Lo más parecido al peligro en esos minutos fue el gol anulado a Koné. El costamarfileño, tras un saque de córner, se encontraba en claro fuera de juego cuando mandó la pelota al fondo de las mallas. Esta vez el asistente sí acertó.

El encuentro volvió a ser tan soso como en el primer período, aunque con un Racing sobrepasado por las imprecisiones y sin referencia en el centro del campo. Así, los acercamientos visitantes se quedaban en espasmos. Una y otra vez.

Eran Assulin y Pinto los que lo intentaban con un poco más de inteción por la banda izquierda y el israelí tuvo el empate en sus botas. Fue la única ocasión de verdad para el Racing en todo el partido, cuando pasaban tres minutos ya del tiempo reglamentario. Gullón completó un buen regate y la pelota le cayó a Gai, que frente a Juan Carlos disparó muy desviado. Tanto como el partido de su equipo, que, sin Yuste en el timón, se salió del camino y torció el gesto a la afición.

Villarreal 1 - 0 Racing
Villarreal: Juan Carlos, Mario, Musacchio, Pablo Iñiguez, Joan Oriol, Bruno Soriano, Canteros (Marcos Senna, m.70), Cani (Manu Trigeros, m.58), Moi Gómez, Gerard (Perbet, m.82) y Uche.

Racing: Mario, Javi Barrio, Héctor Yuste, Bocanegra, T.Pinto, Marcos Gullón, Andreu (Oscar Pérez, m.46), Jairo (Gau Assulin, m.73), Ferreiro (Quini, m.59), Juanmi y Koné.

Gol: 1-0, m.47: Moi Gómez.

Árbitro: Melero López (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarillas a los locales Moi Gómez y Joan Oriol, y a los visitantes Javi Barrio y Óscar Pérez.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada trigésima quinta de la Liga Adelante disputado en el estadio El Madrigal ante unos 18.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

Fuente: El Diario Montañés

 

 


Publicado por Castro2 @ 23:03 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario