Domingo, 21 de abril de 2013

El Racing, mentalizado en la victoria

Alejandro Menéndez no quiere que sus pupilos echen un vistazo a la clasificación. No quiere que se distraigan o se arruguen ante un rival, el Villarreal, y un entrenador, Marcelino, que van lanzados a por el ascenso a Primera División. El objetivo de los verdiblancos es mucho más importante. Se juegan el ser o no ser. De hecho lo vienen haciendo desde hace tres jornadas, fecha en la que empezó el denominado 'Tourmalet' racinguista. Nadie daba un euro por ellos y, poco a poco, como los escaladores que en ciclismo basan sus conquistas en la montaña gracias a la paciencia y a la cadencia, sin cambios de ritmo, han demostrado que el sueño de no bajar es más que posible. Empataron ante el Elche, el líder, ganaron al Alcorcón, entonces segundo clasificado, y el pasado fin de semana ante el Girona hicieron méritos, cuando menos, para no perder.

Con esta filosofía, el Racing de Menéndez acude a Castellón con la intención de tutear a su rival convencido en la consigna que lanzó el viernes en la rueda de prensa previa al partido. «No firmo el empate». Rotundo, claro, con intención. Y eso que durante la semana no lo ha tenido fácil. La lesión de Martí Crespí -uno de los hombres más en forma y en los que más confía- a punto ha estado de darle un disgusto. Ya contaba con la ausencia del sancionado Francis, pero la del balear trastocaba sus planes.

Menéndez comenzó la semana con dudas y la ha acabado con muchas más. Para empezar tenía que buscar un comodín para jugar en el lateral derecho. Sin recambios naturales para el gaditano, decidió apostar en un principio por una de las posibilidades ya utilizadas esta temporada: David Ferreiro. Sin embargo, el riesgo, sobre todo en defensa, con Jairo en el extremo, era demasiado. Pero todo cambió el jueves cuando, a puerta cerrada, se dio cuenta de que el lateral del filial Javi Barrio podría ser la solución. Le gustó su juego y, por lo que dejó entrever en sala de prensa, es su apuesta para hoy. El riojano aún no ha debutado con la primera plantilla en Liga, aunque sí lo ha hecho en Copa del Rey.

Arreglado el asunto de la banda derecha, Menéndez ahora 'reza' para que el tobillo de Crespí diga hoy que está para jugar. De momento, el jugador entró ayer en convocatoria y viajó con el resto de sus compañeros.

Optimista

El cuerpo médico del club es optimista y confía en que el mallorquín podrá ser de la partida. Si sucede esto, Crespí frenará el efecto dominó que supondría su no participación. Si no juega, Yuste debería emigrar del centro del campo a la zaga para acompañar a Bocanegra y a Pinto, y Gullón regresar a la medular para ocupar la posición del futbolista murciano junto a Andreu.

Con unos o con otros, el Racing se medirá con uno de los conjuntos que mejor carbura del campeonato, sobre todo tras la llegada del exracinguista Marcelino García Toral al banquillo. Exceptuando lo abultado de su debut ante el Castilla (5-0), el asturiano no ha perdido ningún encuentro desde entonces. El Villarreal es uno de los equipos a los que más le gusta tener el control del balón y el Racing se ha visto incapaz esta temporada de mantener la posesión. Así que contra los amarillos optarán por el contraataque y las jugadas a balón parado. Lo que en fútbol se reduce a estar seguros en defensa y a confiar en que los de la zona de arriba -delanteros y extremos- estén afortunados de cara a portería. Algo que últimamente no ha sucedido, sobre todo, en la faceta goleadora. Una vez más, Menéndez apostará por el Racing de los 'bajitos'. Koné y Juanmi volverán a ser la referencia, arropados a los lados por Jairo y Ferreiro.

Hasta Villarreal, el técnico verdiblanco ha viajado con 19 futbolistas por si Crespí no se recupera. Se han quedado en Santander Saizar, Bouazza, Luque y Alonso por decisión técnica.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 13:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario