Jueves, 04 de abril de 2013

Menéndez ensaya un posible 'once' con Juanmi y Kaludjerovic en el ataque

La camiseta por dentro o por fuera, pero todos igual», «las medias hasta las rodillas», «las manos atrás»... El jefe de prensa del Racing, Alberto Aparicio, no paraba de impartir órdenes a los futbolistas de la primera plantilla sobre el césped de El Sardinero. Porque ayer tocaba hacerse la foto oficial de la temporada. Una vez que todo el mundo se colocó en su sitio, las máquinas de los fotógrafos comenzaron a disparar. Aparicio tenía que esforzarse para que la atención no se perdiese a la hora de atender las peticiones concretas de los reporteros gráficos. «¡Tres, dos, uno... Gracias!», gritó a los suyos para romper la formación y para ver volar cerca de él algún balón. Fue el momento distendido de la jornada.

El Racing aprovechó la foto oficial en el El Sardinero para entrenar allí. Tras las carreras para calentar un poco, el preparador físico Juan Iglesias diseñó ejercicios para que tres jugadores realizasen combinaciones al primer toque. Siempre con la velocidad por bandera. «Pase fuerte, que se oiga», gritaba a los jugadores verdiblancos. Carlos Bocanegra, que el martes sólo realizó ejercicios de estiramiento, y Tiago Pinto, que se retiró a media sesión, ayer dejaron atrás sus molestias por sobrecargas musculares y se entrenaron al mismo nivel que sus compañeros.

Tras esos ejercicios, llegaron los partidillos de seis contra seis o seis contra siete, sin portero, en un espacio reducido. La velocidad de los atacantes y la presión de los defensores volvió a ser la consigna para todos.

Menéndez dispuso a continuación un partido de once contra once a tres cuartos de campo. Con el peto blanco, se intuía un posible once titular para el partido del sábado ante el Alcorcón. Mario en la portería, con Francis, Crespí, Bocanegra y Pinto, en la defensa; Andreu y Gullón en la medular, con Luque y Gai en las bandas; y Juanmi y Kaludjerovic en la punta de ataque. En el equipo contrario, Jairo estaba en uno los laterales del centro del campo, y Ferreiro y Koné formaban en punta.

En las rotaciones que se producían en ambos equipos, fue el costamarfileño el que pronto pasó a vestir el peto blanco, lo que alimentaba entre los pocos aficionados que había en la grada del estadio el debate sobre su presencia en el once inicial del sábado en Alcorcón. Alguna galopada marca de la casa realizó durante el encuentro.

Después del partido, varios jugadores se quedaron para un último ejercicio. Combinaciones entre ellos o disparos desde fuera del área ante los tres porteros del Racing, que se iban turnando bajo palos para intentar desbaratar las intenciones de los Gai, Quini, Luque, Ferreiro o Juanmi. Con eso concluyó una larga sesión de entrenamiento de unas dos horas de duración.

«Los goles van a llegar»

En ese teórico equipo titular, el malagueño Juanmi volvió a formar en la dupla de ataque. En rueda de prensa, el de Coín prefirió «no entrar» en el debate que mantiene el racinguismo sobre su presencia en el once titular, ya que aún no se ha estrenado como goleador en el Racing. «Me dedico a trabajar día a día y a hacer las cosas bien. Los goles no me preocupan, porque sé que trabajando van a llegar», añadió el delantero verdiblanco. «Tengo la confianza del míster y lo que debo hacer es devolvérsela trabajando y haciendo las cosas bien».

Juanmi apuntó que el partido de este sábado en Alcorcón, al igual que los que quedan hasta el final de liga, va a ser «una final para nosotros, y mostró su confianza en la victoria ante el segundo clasificado. «Creo que el equipo está bastante preparado para afrontar el encuentro y conseguir los tres puntos fuera de casa, algo de lo que tenemos ya muchas ganas», concluyó el delantero malagueño.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:23 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario