Martes, 02 de abril de 2013

El Racing sale en tromba a defender a Pernía y Alí

El Racing pide que se declare fortuito el concurso de acreedores del Racing y, en consecuencia, que se desista de condenar, tal y como solicitan la fiscalía, la administración concursal, la Seguridad Social y AUPA, a alguien como culpable del mismo. En la práctica, esto supone renunciar a los casi cinco millones de euros que el club recibiría (y que debería pagar Francisco Pernía) si prosperaran las peticiones que hicieron en sus calificaciones los administradores concursales y el ministerio público.

El Racing presentó sus argumentos en un escrito de alegaciones firmado el pasado 19 de marzo y que ha redactado el abogado bilbaíno Carlos Ais Conde, el mismo que defendió con éxito al Consejo de administración del club en la vista en la que AUPA solicitaba medidas cautelares contra Ángel Lavín y sus consejeros. El escrito consta de 243 folios, de los cuales 57 corresponden a la argumentación jurídica de Carlos Ais y 186 a documentos (109 de ellos dedicados exclusivamente al caso del Racing Primavera).

El jurista vasco responde una a una a todas las operaciones 'sospechosas' que los administradores achacan, como informó en exclusiva AS el 27 de noviembre, a Francisco Pernía y a Alí Syed, pero su línea de defensa se puede resumir en dos líneas argumentales: por un lado, según la nueva Ley Concursal (artículos 164, 172 y 172 bis) queda claro que "las conductas previas a los dos años previos a la declaración del concurso no pueden ser analizadas en la pieza de calificación"; y por otro, para el resto de los casos recurre a explicar que en el fútbol las cosas se hacen así.

Uno a uno. Aparte de que Ais pueda tener razón o no (otros juristas creen que hay otras lecturas posibles) en la prescripción de lo hecho antes del 8 de julio de 2.009, el abogado del Racing responde a cada una de las diez acusaciones contra Pernía y Alí.

A la que más espacio dedica es a la operación del Racing Primavera. "Plan estratégico", "una de las escasas y menos costosas herramientas a disposición de un club modesto para mantenerse en la elite"... En resumen, una gran idea que se frustró porque la situación económica impidió seguir pagando y todo se vino abajo. Aparte de todo tipo de documentos, aporta un sonrojante vídeo que parece rodado por el enemigo.

En el resto de los casos (comisiones excesivas, gastos no documentados, lujos...), Ais parece haberse inspirado en Boskov: "Fútbol es fútbol".

Por último, solicita una vista pública y pide que declaren como testigos los exconsejeros Roberto Bedoya y José A. González, y los agentes Iñaki Urquijo, Manuel García Quilón, Pablo F. Longoria y Eugenio Botas.

Fuente: As 


Publicado por Castro2 @ 18:41 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario