Viernes, 14 de diciembre de 2012

Ignacio Diego: 'Políticamente, el Racing es un marrón'

La afición del Racing ya no mira al palco en busca de soluciones, sino que busca a alguien con capacidad para desalojar de allí a la actual directiva. El presidente de Cantabria puede hacerlo, pero tiene que seguir unas vías legales y no se puede permitir dar un paso en falso que legitime a las personas que han llevado al club a esta situación.

Presidente y ex jugador del Racing, ¿no es así?
Sí, lo soy. Lo fui como profesional incipiente. En mi currículo queda haber disputado con el Racing las semifinales del Campeonato de España juvenil y haber sido preseleccionado por Chus Pereda para la selección nacional.

¿Qué puede hacer su Gobierno para arreglar la situación del conjunto cántabro?
Estamos en un procedimiento judicial para recuperar los derechos sobre el club, que el Gobierno cántabro tuvo y quiere recuperar porque no se los han pagado, tras una venta irregular en las formas y desastrosa en el fondo, por parte del equipo del señor Revilla. Firmaron dos contratos que son la clave de todo este problema. Uno en Zúrich y otro en Santander. De ahí nacen todos los problemas del Racing.

Eso es lo que pasó, pero ahora, ¿qué soluciones hay?
Hemos analizado la situación utilizando un prestigioso gabinete jurídico y a otros letrados cántabros vinculados emocionalmente al club. Ambas partes coinciden en que lo mejor son dos vías, que ya tenemos en marcha: una es el procedimiento judicial y la otra es acudir a un arbitraje en la Cámara de Comercio de Madrid.

En Santander explican que el Gobierno podría recuperar gratis el Racing y cederlo a alguien objetivamente sensato.
Cualquier otra vía que no sean las dos que le explico daría lugar a legitimar al señor Alí, que es precisamente lo que estamos discutiendo. Se valoró hacerlo, pero se descartó porque hubiera llevado a la consolidación jurídica de unos derechos que cuestionamos.

¿No se puede hacer de una forma más directa?
Es como si le vendo un piso y quedamos en que me lo va a pagar a plazos. Fijamos un precio y me da una entrada. Se va a vivir al piso y después, no sólo no paga, sino que también quiere venderlo a un tercero. Pues después de asesorarnos nos ha quedado claro que lo mejor que podemos hacer es lo que estamos haciendo. Otra forma de actuar llevaría implícito reconocer unos derechos que le discutimos al señor Alí.

Entonces, si la juez le quita esos derechos a Alí el 28 de enero, y devuelve el club a Montalvo, ustedes tendrán vía libre para actuar.
Abriría un camino al señor Montalvo, y nosotros estaríamos en disposición de buscar otras salidas, sí. Cuando estemos en esa situación, habrá que analizarla, pero estamos en la que estamos, no en la que nos gustaría estar. Si mañana se da una situación distinta porque un juez se pronuncia, el Gobierno estará alerta para hacer lo mejor para el Racing.

¿Cómo se ha llegado a esto?
El señor Pernía, al frente del Racing, ha generado un descontento generalizado en la afición, pero no nos perdamos: todo esto siempre surge de las mismas personas, Revilla y sus consejeros Aguado y Marcano, que firmaron aquel contrato. La mezcla de todo ha llevado al Racing a la situación actual y ahora le toca al Gobierno que yo presido intentar resolver los entuertos de otros señores.



Entiendo entonces que el Racing, políticamente hablando, es un marrón.
[Risas] Así es. Uno de los muchos que me ha dejado el señor Revilla.

¿Le parece que el señor Pernía le quiere pasar la patata caliente del Racing? Ha puesto el foco sobre usted, diciendo que tenía las soluciones.
Yo dejo claras las cosas. Él también: en su primera rueda de prensa como presidente dijo que él de fútbol no sabía nada. Difícilmente el señor Pernía me puede pasar a mí ninguna pelota porque no sabe de fútbol. En todo caso, me hubiera pasado el volante, que de eso sí sabe.

Debe ser difícil leer el informe concursal del club, con esa descapitalización extraña, o como mínimo sospechosa.
No es “extraño” el término más adecuado. Hay otros como “desagradable para cualquier cántabro”. Ver cómo algo que tú quieres y que te representa se encuentra en esta situación por una gestión no sólo mala, sino también irresponsable.

¿Sería feliz si Pernía y su entorno salieran del Racing?
Sí, creo que ya no es conveniente que estén. No tienen ninguna conexión con los aficionados, existe un desafecto enorme, y no me refiero sólo a las peñas, sino mucho más allá, muy generalizado. Les ven haciendo cosas que no están mirando al campo de fútbol, sino a otros sitios.

Dice que sería feliz si Pernía y su gente salieran del club, y que si se dieran las circunstancias adecuadas, no dudaría en entrar a colaborar en la solución del Racing.
Yo no puedo echar a Pernía, no tengo esa capacidad. Pero cuando pueda, colaboraré para que llegue la solución del Racing, lo digo y lo reitero con toda la claridad.

En ese caso hipotético, ¿le gustaría que Quique Setién gestionara la entidad?
Jugamos juntos en juveniles. Es un hombre muy serio, buen conocedor del mundo del fútbol porque lo ha vivido en todas sus facetas.

Pero se me está escapando, no me va a contestar.
Creo que sería una de las personas que podría gestionar muy bien al Racing.

Fuente: Marca

 


Publicado por Castro2 @ 18:05 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario