Martes, 04 de diciembre de 2012

'Estamos preparados y motivados'

Hasta cinco canteranos coincidieron ante el Almería. A los habituales Sotres, Jairo, e incluso Koné, se unieron el domingo 'los deseados' Luque y Rivero. Con todos ellos sobre el césped, en el último tercio de partido, el equipo ofreció sus mejores minutos y acabó por culminar una remontada que, sin embargo, se acabaría esfumando. El encuentro no valió para sumar puntos, pero los chavales defienden que el cambio de imagen ofrecido «puede servir como punto de inflexión». Dicen que hay que «corregir errores», sobre todo atrás, y quedarse con lo bueno. Tratar de «trabajar, equilibrar y mejorar» un nuevo planteamiento, con más mordiente arriba y un fútbol más elaborado, en el que se han encontrado «más cómodos». A algo parecido han jugado siempre en la factoría de La Albericia. Ha llegado su momento. Están dispuestos a asumir la responsabilidad de tirar del Racing para mejorar la imagen del equipo y escalar posiciones en la tabla. No les asusta. Al contrario. «Estamos motivados y preparados».
Asegura Julián Luque que los de la casa son «los primeros» que van «a dar todo para sacar adelante a este equipo». Aunque la responsabilidad es de la plantilla al completo y han de ser «todos juntos» los que arrimen el hombro, los chavales no se esconden y tienen claro su papel. «Aunque seamos jóvenes, sabemos de qué va esto. Yo tengo 20 años pero ya soy de los más veteranos del equipo». Capitán, de hecho, y «uno de los pocos que ha podido jugar en Primera». Los otros cuatro del domingo -Sotres, Jairo, Rivero y Koné-, también conocen esa sensación. No muchos más verdiblancos pueden decir lo mismo.
«Hemos demostrado que la cantera también puede participar en ese equipo. La gente de casa lo puede hacer igual o mejor que los de fuera y espero que se siga apostando por ello», sostiene el torrelaveguense, que ayer no podía ocultar su satisfacción por su regreso al equipo después de más de tres largos y duros meses. No sirvió para mucho, pero «creo que hice un buen partido. Lo revolucioné, y estoy contento». Y también abrumado por el cariño del racinguismo. «Fue increíble. Siempre he dicho que aquí todavía no he hecho nada y, a pesar de todo, la forma en que me llamó y me animó la gente es para agradecerlo. Espero devolvérselo con buen juego y que puedan disfrutar conmigo».
Otro de los que está en racha es Jairo. De los 'veteranos' entre los más jóvenes del equipo y uno de los referentes en este Racing 2012-2013. Uno de los clavos a los que hay que agarrarse para soñar. Especialista en ofrecer asistencias, también es ahora el máximo goleador de la plantilla, con cuatro tantos. Por lo visto el domingo, será además el encargado de tirar los penaltis esta temporada. Es quizá por todo ese bagaje por lo que afirma sin dudar que «los jóvenes están preparados y tienen mucha más motivación. Eso es bueno para el equipo» y, en cierta manera, se demostró ante el Almería. «Acabando con los cinco canteranos se respondió». A partir de ahora «podemos hacer bien las cosas si matizamos lo de atrás».
El de Cabezón imagina que la afición esté «contenta y orgullosa» al ver más filiales en el once. «La gente quiere que salgan jugadores de abajo, jóvenes». El domingo se acabó con cinco en el terreno de juego, pero Jairo avisa. «Vienen unos cuantos más apretando fuerte desde abajo». Es el caso de Docal, que ha jugado más de la mitad de la Liga por la izquierda, o el meta, y primer capitán, Mario. Eterno suplente, de Toño y Sotres, pero que ha demostrado que hay portero cuando ha gozado de oportunidades.
Muy pocas ha tenido Quique Rivero esta temporada. Y cuando una llegó, por fin, el domingo, cometió un error decisivo en el segundo gol, en el que, reconoce, no estuvo «muy afortunado». «No hago más que pensar en eso, me marcó un poco. Hacía mucho que no jugaba y noté el cambio de ritmo que supone competir en Segunda. Al final intenté sacar fuerzas de donde no tenía». Ayer respiró un poco tras ver otra vez el encuentro entero. «Estuve mejor de lo que pensaba», confiesa, y espera que a partir de ahora pueda ser más importante para el equipo. «Para un jugador siempre es fundamental tener la confianza del entrenador. No pensar que si lo haces mal en un partido te puedes ir fuera». Algo fundamental para los más jóvenes, que están «de sobra» preparados si tienen que tirar del equipo. «Llevamos en el Racing muchos años y lo que más queremos es hacerlo bien aquí». Como sus compañeros, reconoce que «apretando arriba nos encontramos más cómodos. Jugamos cerca de la portería rival y podemos llevar fácil el balón a banda, donde tenemos a los futbolistas más rápidos y habilidosos».
Un nuevo Racing
Koné, otro de los protagonistas ante el Almería -provocó el segundo penalti- y que está siendo fundamental en su papel de revulsivo, no oculta que el Racing se encuentra más cómodo jugado con más iniciativa. «El domingo vimos una nueva actitud. El equipo ha cambiado en este partido» y la gente de la casa tiene que saber aprovechar este momento. «Nos sentimos capacitados y ahora tenemos que seguir trabajando para demostrar que podemos jugar».

Fuente: El Diario Montañés

 


Publicado por Castro2 @ 21:27 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario