Jueves, 07 de junio de 2012

Muere Manolo Preciado que acababa de fichar por el Villarreal

El cuerpo de Manolo Preciado será trasladado por carretera y llegará a Cantabria para ser velado al filo de las 22.00 horas al Tanatorio de El Alisal. El coche fúnebre abandonó a las dos de la tarde el tanatorio municipal de Valencia en dirección a Santander.

El día ha amanecido triste al conocer la noticia de la muerte, a los 54 años de edad, de Manolo Preciado, esta figura tan querida del deporte. La casua ha sido por un infarto de miocardio agudizado por un virus. Fuentes policiales han explicado que el fallecimiento se produjo en un domicilio de un complejo residencial cercano a la playa de El Perelló, así como que tanto los policías locales como la ambulancia desplazados hasta allí no pudieron hacer nada por reanimarle. 

El cuerpo de Manalo Preciado llegará al tanatorio de El Alisal a partir de las 22.00 horas, según fuentes cercanas a la familia. El Racing le ha ofrecido a la familia la posibilidad de instalar la capilla ardiente en Los Campos de Sport de El Sardinero, aunque sus allegados aún no han respondido a tal ofrecimiento. 

Se ha convocado una concentración en su memoria, este jueves a las 20.00 horas, en estadio, un acto que la Asociación de las Peñas Racinguistas ha decidido organizar ante el carisma y apego que la figura del cántabro representó para la historia del club.

El entrenador nacido en El Astillero en 1957 acababa de fichar con el Villarreal CF para la próxima temporada y su objetivo, como él había afirmado, era que el equipo regresara a Primera División.

Manuel Preciado Rebolledo, conocido como Manolín por todos, nació en Astillero el 28 de agosto de 1957, fue futbolista y entrenador. Su último club como entrenador fue el Villarreal CF, aunque no llegó a dirigirlo tras fallecer un día después de haber sido nombrado como técnico. 
Como jugador, llegó a competir en Primera División con el Real Racing Club de Santander, aunque desarrolló la mayor parte de su carrera en categorías más bajas. Durante su etapa como técnico ha conseguido cinco ascensos, dos de ellos a Primera, siendo el último el logrado con el Real Sporting de Gijón en la temporada 2007/08.

Manolín Preciado era una de las personas más queridas de toda Cantabria por su afabilidad, cercanía, y porque nunca tuvo ninguna mala palabra para nadie. En definitiva, ha sido uno de los entrenadores más aprecidados por sus compañeros de profesión. Sin duda, la inesperada pérdida de Manolín habrá supuesto un duro golpe para la Selección Española en Polonia. No sólo fue querido en su tierra, sino que también consiguió ganarse el cariño del fútbol nacional. Su forma tan clara de hablar y su sinceridad total le hizo ser portada muchas veces de los medios de comunicación. Uno de los últimos casos fue un cruce de declaraciones con José Mourinho, entrenador del Real Madrid, que terminó en un apretón de manos y un sonoro abrazo. El técnico portugués ha escrito una carta personal exponiendo su conmoción por la pérdida del entrenador. 

Socio del Racing de toda la vida, desarrolló sus últimos años entrenando al Ssporting de Gijón y se convirtió en todo un incono de 'La Mareona' por sus resultados. Allí, en Gijón, tambiñen se ha convocado una concentración de los aficioandos del Sporting en honor a la figura del cántabro. Preciado fue capaz de hacer llorar al presidente de la entidad asturiana, Manuel Vega Arango, el día que le tuvo que destituir como técnico del equipo rojiblanco. 

El jugador del Racing Gonzalo Colsa ha hablado para la web de EL DIARIO MONTAÑÉS esta mañana tras conocer la noticia: “No me creo lo que ha pasado. Es una noticia muy triste, una desgracia muy grande. Siento muchísima pena por él, por su familia y por sus amigos. Aún no creemos que sea verdad”.

"La vida le había golpeado fuerte"

La vida Preciado ha estado marcada por la fatalidad. Perdió a su esposa Purificación a los 42 años y a su hijo, quien sufrió un accidente de moto a los 15 años. 

Su esposa falleció en 2002 a causa de un cáncer de piel. Dos años después, su hijo Raúl de 15 años perdió la vida en un accidente de moto. La última desgracia le ocurrió en abril de 2011 al perder a su padre, que murió atropellado mientras empujaba un vehículo.
Cuando enterró a su padre declaró que la vida le había golpeado fuerte, "Podría haberme hecho vulnerable y acabar pegándome un tiro o podría mirar al cielo y crecer. Prefiero la segunda opción".

 Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:10 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario