Viernes, 13 de abril de 2012

El Gobierno solicita un administrador judicial de las acciones del Racing

Tras presentar la reclamación contra Dumviro y WGA ante el Tribunal de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Madrid, el Gobierno de Cantabria dio el siguiente paso en el plan 'anti Alí' -que tiene como objetivo formar un Consejo de Administración de garantías en la Junta de Accionistas del mes de mayo- y solicitó el pasado miércoles medidas cautelares ante los Juzgados de Primera Instancia de Santander para requerir la designación de un administrador judicial que se haga cargo de la mayoría de acciones de Syed en el Racing. Según informó ayer el Ejecutivo regional en un comunicado, la medida pretende «defender los intereses del club y hacer valer las garantías de la deuda contraída con Cantur» hasta que se resuelva el arbitraje que inició la empresa pública. Concretamente, será Justo Manuel García Barros, titular del Juzgado número 4, el encargado de llevar todo el proceso.

El 2 de abril, Cantur reclamó ante la Cámara de Comercio con el objetivo de recuperar sus derechos sobre las acciones del Racing, que servían como aval por el préstamo que se concedió al club. Ahora, el Gobierno da otro paso y argumenta que la intervención de un administrador judicial es la medida «más oportuna» para asegurar una adecuada gestión «que evite o minimice los riesgos de frustrar el arbitraje presentado». Así, que todo depende de la decisión del magistrado, que si no entiende como justificada la designación de la figura del administrador, o no se muestra competente, Alí contaría con la mayoría y podría decir los integrantes del próximo Consejo de Administración, como ya hizo en la última Junta de diciembre.

Diego da explicaciones

Por su parte, el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, aseguró ayer -en declaraciones a la Cadena Cope- que el Gobierno va a mover «todas las fichas posibles» para encontrar una solución a la situación accionarial del Racing y evitar que la sociedad se vea abocada a un «vacío absoluto».

La petición fue registrada ante los juzgados por los abogados Jesús Pellón, durante muchos años jurista del club, y Manolo Higuera, exjugador del equipo. Los dos han sido contratados por el Gobierno de Cantabria, pero han rehusado cobrar por los servicios. El encargo que se les dio es el de salvaguardar el bien público, pero ante todo buscar una salida a la situación del club. En relación con ello, el presidente señaló que lo que se les encomendó es la defensa de los intereses del Racing «por encima» de la recuperación de la cantidad que la entidad debe a las arcas públicas por el préstamo de la empresa pública Cantur. «Si le damos salida al Racing, podremos recuperar algún día los derechos sobre esos cinco millones de euros. En cambio, si no hay solución, no sólo perdemos nosotros, todos los cántabros perderán mucho más».

Con esta decisión, el Ejecutivo cántabro sigue cumpliendo al pie de la letra con el plan 'anti Alí', diseñado tras producirse la petición de los administradores concursales del Racing, que llamaron a la intervención institucional con la intención de asegurar la viabilidad del club verdiblanco más allá del 30 de junio, momento en el que los tres gestores concursales dejarán de llevar el día a día de la entidad.

Antes deben presentar el convenio de acreedores en el que han estado trabajando en los últimos meses y para ello resulta indispensable que se forme un Consejo de garantías en la Junta de Accionistas prevista para el 19 (en primera convocatoria) o el 20 de mayo (en segunda). En caso de adoptarse las medidas cautelares, el administrador judicial será la figura encargada de designar a los miembros del nuevo órgano de dirección, impidiendo así que Syed se haga con todo el control del club, al menos hasta que se solucione el litigio accionarial que el indio mantiene abierto con Jacobo de Montalvo.

Precisamente, el Gobierno de Cantabria espera que Dumviro «recupere la propiedad de las acciones del Racing» en ese proceso y se coloque de nuevo «en posición de deudor de Cantur». El pasado mes de febrero, la magistrada María del Mar Cabrejas Guijarro, titular del Juzgado de Primera Instancia número 55 de Madrid, fijó el juicio entre Alí y Montalvo para el 2 de abril de 2013. El Ejecutivo considera que la intervención judicial es la medida necesaria para «garantizar la deuda que Dumviro tiene contraída» y, además, «mantener y mejorar la productividad del club».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:21 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario