Domingo, 25 de marzo de 2012

Stuani permite que la agonía continue

El Real Betis tuvo el partido controlado y a su favor casi siempre, pero perdió grandes ocasiones para haber sentenciado y al final cedió un empate a uno que no le vale a ningún equipo, ni al local para alejarse casi definitivamente de la cola ni al Racing para escalar y salir de los puestos de descenso.

Repitió el equipo sevillano como local tres días después de que el delantero uruguayo del Espanyol Walter Pandiani lograra en la prolongación del choque empatar a uno un partido que los verdiblancos ya daban por ganado pese a no desplegar un buen juego.
En esta ocasión los hombres entrenados por Pepe Mel se encontraron a un rival con menos empaque que el del pasado jueves y que mostró desde el inicio el porqué ocupa puestos de descenso.

Álvaro Cervera, después de contar sus primeros tres partidos como técnico racinguista por derrotas -Barcelona, Espanyol y Sevilla- pareció que tampoco dio con la tecla en el estadio Benito Villamarín para hacer reaccionar a los suyos pese a la necesidad imperiosa de sumar de tres en tres.

El conjunto cántabro estuvo a merced del andaluz y pronto se vio que el gol solo era cuestión de tiempo porque el Betis mandó en el centro del campo y entró con mucha fluidez por las bandas, en esta ocasión con el ecuatoriano Jefferson Montero por la derecha y Jonathan Pereira por la izquierda.

Fue precisamente el delantero gallego el que sirvió un gran pase a Roque Santa Cruz, quien retornó a la titularidad en detrimento de Jorge Molina, para que el punta paraguayo resolviera con calidad y pusiera el 1-0.

La formación santanderina, ni antes del tanto encajado ni después demostró gran cosa, con el senegalés Khouma El Hadji Babacar perdido en la delantera y solo dando algunas sensaciones de peligro Adrián González, aunque en contadas ocasiones.

Lo mejor que les pudo pasar a los visitantes fue que el Betis se relajara en el tramo final de la primera parte y dejara vivo a su rival para la segunda mitad con la mínima desventaja en el marcador.

El Betis salió en la reanudación con el mismo brío que al comienzo de la primera parte en busca de ese segundo tanto que le diera más tranquilidad, mientras que Álvaro Cervera le dio entrada al veterano Munitis para intentar ganar en mordiente ofensiva.

Los de Mel perdonaron mucho ante un acertado meta Mario Fernández y se mantuvo la incertidumbre pese a que el Racing nunca dio la sensación de poder empatar al acercase solo en jugadas a balón parado y con poca efectividad.

Ya en el tramo final del encuentro el Betis confió en su defensa para guardar la ventaja y el Racing no tuvo más remedio que irse con más efectivos a la delantera y el uruguayo Christian Stuani, que había ingresado pocos minutos antes al campo, logró de cabeza, tras pase de Munitis, el empate a uno.

El Betis , con algo menos de un cuarto de hora por delante, ya tuvo que luchar contra el reloj para deshacer el entuerto y el partido enloqueció sin que ya se moviera el resultado.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 22:11 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario