Jueves, 15 de marzo de 2012

Álvaro aumenta el nivel de exigencia

Intensidad, esa es la palabra clave. Álvaro Cervera la trae grabada en su mente y ayer lo dejó claro en su primer entrenamiento tras el regreso de su doloroso trance familiar (fallecimiento de su padre). Intenso, exigente y dinámico se mostró el nuevo técnico y de la misma manera resultó la sesión de trabajo. Cervera no paró de dar instrucciones ni un momento en las cerca de dos horas que duró el trabajo. Arengó a los jugadores, colocó a unos y corrigió a otros. No paró de correr para instruir y comentar las jugadas. Él mismo se encargó de situar estratégicamente los conos para la elaboración de los ejercicios y de aleccionar a sus ayudantes, Fede Castaños y Pinillos, en alguno de los grupos en los que dividió a la plantilla. Repartió los petos para separar los equipos y organizó el trabajo físico-táctico. Por momentos, en La Albericia tan sólo se escuchaban las voces del entrenador. «Intensidad, intensidad...», gritó una y otra vez. Y ayer sí los futbolistas, al menos, obedecieron sin excepción.

Cervera sabe que en el reloj ha comenzado ya la cuenta atrás. No tiene mucho tiempo, no obstante y respetando lo hecho hasta ahora, su intención es cambiarlo todo. Lo hizo ante el Barcelona -sentó a tres titulares indiscutibles- y lo hará esta semana para preparar el partido del próximo lunes.

Ayer, separó a la plantilla en varias partes. «Que el balón no pare», se le oyó decir sin descanso a los futbolistas. No se preocupó de hacerlo por demarcaciones, ayer los defensas estaban mezclados con los centrocampistas y con los delanteros. Es probable que a medida que vaya transcurriendo la semana irá teniendo una idea más certera de la alineación.

No es sinónimo de éxito el tener las cosas claras, pero con el poco tiempo que resta es lo más recomendable. No hora de experimentar. A los defensas les quiere agresivos. Ayer se lo hizo saber. A los centrocampistas, trabajadores pero que tengan el balón. También se lo transmitió ayer. «Tocar y tocar», repetía una y otra vez mientras el balón circulaba con rapidez en los 'rondos'. El entrenador corría de un lado a otro para supervisar el trabajo en primera persona y no hubo un respiro hasta que mandó a los jugadores estirar.

Sus declaraciones a este periódico, ayer, sentaron las bases de sus intenciones. «Contaré con la cantera». Ayer, Óscar Santiago, Javi Martínez y Borja Docal (habitual últimamente), del filial, tomaron parte en el entrenamiento. Por tanto, es consecuente con sus palabras. Lo hizo en Huelva, dónde buena parte de sus futbolistas procedían de la casa. «Lo cambiaré todo». Dicho y hecho. Los aficionados, más que otras veces, hablaban entre ellos y comentaban lo necesario que era imprimir carácter a este equipo.

Babacar y Acosta, tocados

Es pronto para adivinar los jugadores con los que contará el próximo lunes. Incluso es prematuro conocer si jugará arriesgando o en un tono conservador. En el Recreativo le acusaron de ser defensivo, sin embargo con un equipo de circunstancias el decano del fútbol nacional se encontraba en mitad de la tabla clasificatoria. Lo único que se sabe es que no le temblará la mano para hacer la alineación. Para él son tan importantes ahora los veteranos como los canteranos. El que esté para jugar, jugará. Cervera busca compromiso. El mismo que él tuvo para recalar en Santander. Si no fuera así, cómo se explica que hoy se encuentre entrenando al Racing cuando su padre será enterrado en Cádiz.

El que no pudo entrenar fue Babacar. El senegalés sufre una gastroenteritis vírica y se encuentra pendiente de evolución. Por otro lado, Acosta sufre una contractura en el gemelo interior de su pierna izquierda. El argentino, de nuevo, se tuvo que retirar del entrenamiento y ejercitarse al margen de sus compañeros. De momento, es duda para la próxima jornada. Pero el susto de la mañana lo dio Álvaro. El defensa se fue al suelo en un encontronazo con un delantero y tuvo que ser atendido por los médicos. El lebaniego, finalmente, se reincorporó al entrenamiento sin complicaciones. Para entonces, el otro Álvaro, el técnico, se cruzó el campo para interesarse por su estado y al comprobar que sólo era un susto continuó con su derroche energético con el resto de futbolistas.

Reunión de las peñas y Corino

Al margen del entrenamiento, las Peñas se reunieron ayer con el director general del Racing, Antonio Corino por espacio de casi tres horas. A las 18.00 horas los representantes de la APR entraron en las oficinas de El Sardinero donde charlaron con Corino hasta las 21.00 horas. Analizaron la situación actual del club, el discurrir de la Fundación, el salón de la fama que planean para el interior del estadio. Además, volvieron a mostrar su disconformidad con la actuación de Isaac Gutiérrez al mando de la cantera del club

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:10 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario