Lunes, 12 de marzo de 2012

Álvaro Cervera: Cuando lo hecho hasta ahora no sirve

Álvaro Cervera sabe lo que tiene que hacer, otra cosa es que l salga bien. Su declaración de intenciones en la alineación, en la orientación táctica del partido ante el BArcelona y en su intención, así lo atestigua. incluso, sus palabras en la rueda de presnsa reafirman la teoría de que conoce lo que le ocurre a su enfermo, lo que necesita es acertar con el medicamento y convencer al paciente de que lo suyo tiene cura. El nuevo entrenador no tiene experiencia en Primera. de hecho, el partido del pasado sábado fue su debut, pero sí la tiene como futbolista en todas las circunstancias. Jugó enel Racing, Mallorca y Valencia y en los tres equipos vio como los cambios de entrenador buscaban solucionar problemas. No e slo mismo ser futbolista que entrenador, no es lo mismo predicar que dar trigo, pero Cervera demostró el sábado que al menos ha estudiado lo que tiene entre manos. El partido del sábado tampoco era el día más apropiado para las pruebas, pero Cervera sí lo intentó. Colocó a Álvaro en el puesto de central, demarcación en la que siempre jugó y en la que se hizo un hueco en la plantilla profesional. Mandó al banquillo a Torrejón después de una atapa un tanto titubeante. En el centro del campo, adelantó la posición de Diop haciendo buena la teoría de que el senegalés jugando como pivote pierde el sitio por su afán de recorrer más campo del que necesita y, por tanto, puede ser más utilizable cerca de la portería rival. Introdujo a Gullón en el 'once' y colocó a Colsa. Además, volvió Munitis y entró Babacar como titular. Todo esto se puede interpretar como que ante el Barça, Cervera quería tener más jugadores en el centro del campo y quelo sveteranos, Colsa y Munitis, tendrán, de nuevo, un protagonismo especial en este trascendental tramo de Liga. La entrada de Babacar por Stuani, deberá ser analizada más adelante, ya que pudo ser debido a un cambio puntual.

Más que lo que hizo, lo que verdaderamente invita al optimismo fue lo que dijo. Al acabar el partido, en la rueda de prensa, Cervera indicó que su equipo había jugado "muy mal" y que la sensación era "terrible". Además, pronunció una frase que define todo a la perfección. ""Hemos jugado tan mal que si lo hacemos así lo pasaremos muy mal también con los demás equipos". No se mordió la lengua e hizo una declaración de intenciones. El equipo no puede seguir jugando así. No puede ser plano, no debe ser inofensivo y bajo ningún concepto puede acabar el partido sin un disparo a puerta.Es cierto que era el Barcelona, pero los números obligan a un cambio radical.

Sus cambios

Con Cúper el equipo era plano. Con Juanjo el equipo continuó siendo plano. Álvaro sabe que ese puede ser un suicidio. Una semana por delante para plasmar sus cambios. Más seguridad en defensa, poniendo a los jugadores en su sitio. Deberá sumir riesgos porque necesita ganar, no empatar. En su paso por el Castellón, al que ascendió a Segunda, eso fue lo que, precisamente, hizo. Ser agresivo y valiente. es probable que en Santander no tenga jugadores para ser así, pero está obligado. No tiene nada que perder, porque todo está casi perdido. En sus etapas en la Cultural Leonesa, Jaen y Real Unión de Irún, sus señas de identidad, al menos, invitan a pensar que sí es partidario de pisar el campo rival, algo obligatorio para salir de la situación en la que se encuentra el Racing. El año pasado, en Huelva, sus números fueron buenos. En este sentido, en lo que respecta al órden táctico parece que lo tiene claro. Otro de los aspectos que falta por determinar es el peso de los veteranos en este último tramo de LIga. Cómo jugador vivió en sus últimos años en Santander algo parecido. El equipo sufrió para salvar la categoría y él era uno de los futbolistas con experiencia. Terminó jugando y 'tirando' del carro, falta saber si hará lo mismo ahora que es el responsable del banquillo.

Ha llegado para dirigir apenas dos meses de competición. Ha rescindido su contrato con el Recreativo de forma automática. Algo que en los tiempos en que corren no suele ser muy habitual. Ha apostado fuerte. Ahora queda en sus manos tomar las decisiones. Está sólo. Si acaso elcompromiso de los jugadores es lo único con lo que cuenta. En el club no hay nadie que le pueda enseñar nada. Nadie de lso que están tiene más experiencia y argumentos en un banquillo por lo que el Racing está en sus manos. "Necesito que los jugadores crean mi", indicó al llegar. Efectivamente, ni en Cúper ni en Jua njo González creían los futbolistas y ahora, en apenas una semana se tiene que ganar el crédito del vestuario.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:08 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario