Domingo, 11 de marzo de 2012

Álvaro Cervera 'Si la plantilla cree en mí, lo lograremos'

El Racing jugará hoy a partir de las 18.00 horas otra de las finales que le quedan de aquí hasta final de temporada para mantener la categoría en Primera División, en la que será la puesta de largo de Álvaro Cervera como nuevo entrenador del primer equipo. El visitante que esta tarde saltará al césped de los Campos de Sport de El Sardinero es, nada más y nada menos, que el F.C. Barcelona de Pep Guardiola, sin duda, una de las escuadras más en forma del mundo, que llega a Santander tras aplastar al Bayer Leverkusen en Liga de Campeones a través de un recital goleador de su estrella, Leo Messi. Mucho enemigo para una plantilla que ha sido objeto de cambios importantes durante los últimos días, que está en situación de descenso y necesita, más que nunca, el apoyo de su afición para tumbar al segundo clasificado de la Liga.

Para lograr la hazaña, el público racinguista puso ayer su granito de arena durante la última sesión de trabajo de la plantilla antes del partido, y acompañó el estreno de Álvaro Cervera como técnico verdiblanco, animándole en todo momento a él y a los jugadores. Toda ayuda será poca para llevar en volandas al Racing hacia una complicadísima, pero necesaria, victoria ante el Barça.

No ha querido esperar el nuevo entrenador del Racing, quien ha cogido de forma inmediata las riendas del equipo, apenas unas horas después de aterrizar en la capital cántabra. Se ha enfundado el chándal y ha mantenido su primer contacto con la plantilla. Después, compareció ante los medios para su presentación oficial.

Apareció tarde Álvaro Cervera. El Racing programó la presentación de su nuevo entrenador para las 12.30 horas, pero la cita se demoró treinta minutos. Sin embargo, todos los presentes se armaron de paciencia para escuchar, de labios del nuevo técnico verdiblanco, su fórmula para mantener al equipo en Primera División, tras un atormentado fichaje que culminó el viernes satisfactoriamente. Y no defraudó el recién llegado. Lejos de prometer a los seguidores racinguistas una revolución de juego y resultados, Cervera adopta una actitud realista y serena ante los envites que aguardan a su nuevo equipo. La idea fundamental la expone de manera contundente: «Lo que tengo que conseguir es que los jugadores crean en mí. Si ellos creen y yo creo en ellos, esto va a salir adelante».

No le va a resultar nada fácil al de Guinea Ecuatorial escalar con éxito el 'ochomil' que le queda por delante. Recoger a un equipo como el Racing, en descenso a falta de trece jornadas para que concluya el campeonato, sólo está al alcance de los muy osados. Las razones del flamante técnico racinguista para aterrizar en Santander, con la que está cayendo tanto a nivel deportivo como institucional, hay que vincularlas a una mezcla de orgullo profesional y sentimental. «Primero lo hago porque soy entrenador, soy ambicioso y estoy en edad de crecer profesionalmente -afirma-. Y, sobre todo, porque para alguien que se ha criado deportivamente en esta tierra y cuyos mejores amigos están aquí, entrenar al Racing es una oportunidad que puede que no vuelva a presentarse. En cuanto yo me enteré de que había una posibilidad de venir, la apuré hasta el final».

Cervera quita hierro a la situación que atraviesa el equipo. «No creo que el Racing sea peor que la mayoría de los equipos de Primera que se encuentran clasificados de la mitad de la tabla para abajo». Por eso, lo urgente sería rescatar a la plantilla de las «carencias y mala racha» que pudiesen arrastrar. «Hay que ponerse a trabajar y creer, aunque suene a tópico. El fútbol es eso: sobre todo creer en que esto se va a sacar adelante», declara.

Ésa fue la tónica de la primera intervención de Cervera como máximo responsable del vestuario verdiblanco. Una breve charla en la que se trasladó, sobre todo, la necesidad de confiar en que aún quedan en juego muchos puntos y que no todo está perdido para el Racing en la presente campaña. Por eso, el técnico no quiere centrar toda su atención en los cálculos. «La experiencia me dice que las cuentas no sirven para nada. Sé que nos vamos a enfrentar con los de abajo, pero es un calendario que algunos ven bueno y otros se fijan en que serán choques ante equipos que estarán luchando hasta el final. Nunca se sabe».

Complicado debut

De todas formas, la puesta de largo del nuevo entrenador tendrá lugar hoy ante uno de los peores rivales posibles. Pero Cervera no quiere derrotismos. «Al Barça se le puede ganar -sostiene-. Lo han hecho equipos como Osasuna o Getafe, aunque hay que reconocer que es complicado. Es el equipo que mejor juega del mundo y tienen a Messi. Ellos poseen más argumentos para vencer, pero nosotros también tenemos los nuestros y esperamos poder aprovecharlos».

También será especial el encuentro de hoy para el técnico del Racing, ya que fue ante los culés su debut como jugador en el antiguo estadio de El Sardinero. «Podría haber sido sencillo para mí estar sentado en la tribuna, pero creo que hay que estar abajo -afirma-. Me siento en el banquillo porque me apetece. No quiero quitarme responsabilidad y pretendo que los jugadores vean que yo, desde un primer momento, sé que tengo que ponerme al frente de esto. Quiero ser yo el que acierte o se equivoque».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 1:56 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario