Viernes, 09 de marzo de 2012

El Racing quiere a Álvaro Cervera tras el no de Martín Lasarte

Aunque la intención de los administradores concursales, el director general, los técnicos y alguno de los representantes institucionales era dejar cerrado ayer el asunto del sustituto de Juanjo, la jornada terminó sin conocer el nombre del próximo entrenador del Racing. Durante todo el día el que sonó con más fuerza fue el del exjugador verdiblanco Álvaro Cervera. Sin embargo, diversos problemas impidieron cerrar el acuerdo. Todo esto, después que en la noche del miércoles Martín Lasarte les dijera no, al no ofrecerle la próxima temporada como contraprestación por los trece partidos que dirigiría ésta. Según ha podido saber este periódico, otros tres entrenadores también han rechazado el encargo al carecer el club, según ellos, de «proyecto deportivo». Lo que tienen claro los gestores es que hoy quieren dar carpetazo al asunto. De momento, será Fede Castaños el que dirija hoy el entrenamiento y también el que dé la rueda de prensa previa al encuentro frente al Barcelona.

Por la mañana parecía bastante claro que Álvaro Cervera sería el próximo entrenador del equipo. En cuanto conoció la noticia, su representante Eduardo Llanos fue el que charló con Fede Castaños para ofrecer a su representando. La voluntad de Cervera de recalar en el Racing era tan grande que estaba dispuesto a todo para regresar a Santander. Además, la noche antes, Martín Lasarte, uno de los técnicos que pujó con Héctor Cúper por llegar a principios de temporada al banquillo verdiblanco dijo no a la oferta cántabra. El uruguayo pretendía obtener una temporada más de contrato como prestación a los 13 partidos que le ofrecían. Esto no lo pudieron asumir los administradores que entienden que no pueden fichar a un entrenador para la próxima campaña, teniendo en cuenta que en mayo hay una Junta de Accionistas que deberá elegir a un nuevo Consejo de Administración.

Con este panorama, en el Racing se pusieron a trabajar en el plan B. Aquí aparecían tres nombres. Quique Setién, Álvaro Cervera y Pablo Alfaro. Todos exracinguistas. La hoja de ruta de los organizadores del casting establecía varios puntos innegociables. Por un lado, tener conocimiento del club. Por otro, fichar sólo hasta final de temporada. Y por último, llegar libres. En esta competición, fue Álvaro Cervera el que tomó la delantera. El técnico nacido en Guinea Ecuatorial, pero criado en Cantabria, comenzó a negociar su desvinculación con su actual club, el Recreativo de Huelva. En un principio, no iba a tener problemas. Cervera ya sabía que el presidente de la entidad, Pablo Comas, no contaba demasiado con él para el proyecto de la próxima temporada. Al menos eso es lo que intuía. La intención del cántabro era renunciar al sueldo hasta final de temporada para poder llegar con la carta de libertad bajo el brazo. Lo que no imaginaba era que el Recreativo iba a pedir una compensación económica al Racing para dejar que su entrenador saliera. Esto fue el único impedimento para que Cervera no relevase ayer a Juanjo en el cargo. El exfutbolista y su representante, según pudo constatar este periódico, tienen cerrada su salida del conjunto andaluz. De hecho, no se desvincularon totalmente porque esperaban un gesto de Santander. El problema es que el Racing no está en disposición económica de hacer ningún tipo de esfuerzo. En otras palabras, el club cántabro no puede pagar ni un sólo euro al Recreativo por la salida de su entrenador. Eso lo saben en Huelva.

Además, el presidente del club, Pablo Comas, no se encontraba en España, lo que dificultó mucho más la operación. Ante este panorama, por la tarde hubo una reunión en las oficinas de los Campos de Sport de El Sardinero, que acabó convirtiéndose en una tormenta de ideas. Ante la posibilidad de que Cervera no pudiera llegar, comenzaron a estudiar otras posibilidades. Cada uno de los intervinientes esgrimió un nombre distinto y así apareció el de Pablo Alfaro. La escasa experiencia en los banquillos del exjugador verdiblanco fue uno de los motivos que desmotivaron a los presentes. También apareció el nombre de Quique Setién, otro de los pretendidos. Sin embargo, la inseguridad de lo que puede suceder en el futuro en el campo institucional fue uno de los argumentos que jugó en su contra.

Por la mañana, Pedro Munitis, en un encuentro con los medios de comunicación, alabó la figura de Álvaro Cervera, el que quiere el club para el banquillo. «Coincidí con él cuando estuvo de jugador y como entrenador, algún compañero que lo ha tenido me ha hablado muy bien, pero hasta ahí puedo decir. Además, también me han hablado bien de él como persona. Otro de los asuntos que me han comentado es que es capaz de sacar mucho rendimiento a lo poco que ha podido tener en los equipos», explicó. Además, «conoce la casa y en una época -con Marcelino de entrenador- estuvo en Santander viendo los entrenamientos del equipo», concluyó.

Consulta con la almohada

Ante la falta de quórum, Antonio Corino, Santiago Ruiz Asenjo, Pablo Pinillos, Fede Castaños y Luis Fernández abandonaron las oficinas con la firme intención de descansar y meditar todo lo expuesto con la almohada. Consideran que lo mejor es tomar la decisión más descansados y con la mente mucho más despejada. Y es que la intención es cerrar cuanto antes la contratación de un nuevo entrenador. Quieren hacerlo esta misma mañana, aunque esa prisa fue la que les llevó ayer a la cama sin una solución de futuro. Pensaban que era mucho menos dificultoso.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 15:17 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario