Domingo, 05 de febrero de 2012

Arana hurga en la herida

Ninguno llegaba a la cita en su mejor momento y por eso antes del partido ya se intuían unas tablas que acabaron firmándose en el Ciutat y que, contentaron más a unos que a otros. Por ocasiones y peligro quizá mereció adelantarse el Racing, pero la balanza cayó primero del lado granota. Tenía que ser la cabeza de oro (no sólo por su peinado) de Koné la que culminara un precioso tiralíneas. El Zhar sacó su vena más artística, taconazo para Xavi Torres que la pone de rosca al segundo palo donde estaba el 'Matador' africano. Se acordaban entonces los montañeses de los remates de Torrejón y Munitis anteriores, incluso también del 'no' remate de Cristian, al que le faltaron dos centímetros más de pelo en su rapada cabeza para cazarla y batir a Gustavo Munúa. Pero lo cierto es que a partir del gol local estuvo más cerca el 2-0 que el empate. Mario sacó dos bolas de gol a Koné, una desde fuera, la otra a bocajarro, y también un cabezazo de Botelho, que incomprensiblemente erró cuando lo tenía todo a favor para distanciar a los granotas. El Levante estaba a gusto a la contra y a los de Juanjo les costaba mandar y crear.

El paso por los vestuarios debió congelar las ideas y las piernas a los de Juan Ignacio Martínez, de la misma manera que se tuvo que quedar petrificado el meta Mario con tan poco movimiento en el cuerpo (al menos el primer cuarto de hora). Diop se comía él sólo al mediocampo granota y en una de éstas llegó el empate visitante con un buen latigazo de Arana desde la frontal. Eso sí, después de un espectacular pase de Adrián con el pecho. Cambiaban las tornas, ahora el Racing era el que quería esperar y contragolpear y ahí crecía Adrián y el Levante se encogía. Los técnicos buscaban recursos, Valdo y Acosta al campo y, precisamente, el primero fue el que mejor pudo ver la que habría sido la jugada clave del partido: mano clara de Álvaro dentro del área, penalti y expulsión. Delgado no pitó y el '23' granota mandó a las nubes el balón que había quedado muerto el defensa racingista.

Juan Ignacio tiraba de artillería y daba entrada a un Ghezzal que en su primera aparición dejó muestras de su futura utilidad. Se mostró activo y muy participativo ante un Racing que quiso esperar atrás y salir rápido al contragolpe al final.

Frenético final. El duelo se volvió loco, constantes idas y venidas, donde el delantero argelino tuvo muy cerca el debut soñado, primero con un manso remate de cabeza y luego con una rosca desde fuera del área que no cogió el efecto suficiente. Y, por último, poco antes del final Adrián pidió un penalti inexistente que Delgado acertó en no señalar y que cerraba la helada noche en el Ciutat de València.
El crack


Diop

El senegalés se comió el solo al centro del campo granota. Fue el motor del Racing.


¡Vaya día!


Farinós

No mejoró al equipo como mediocentro y estuvo desacertado en algunas acciones.


El dandy


Ghezzal

Salió y revolucionó el choque. A punto estuvo de dar la victoria desde fuera del área.


El duro


Álvaro

Realizó una durísima entrada a la altura del pecho a Juanfran en la primera mitad.

Fuente: As 


Publicado por Castro2 @ 12:37 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario