Jueves, 02 de febrero de 2012

'Dentro de lo que se ha podido hacer, no está mal', asegura Juanjo González

Hace exactamente un año la sensación que dejó el cierre del mercado invernal en los aficionados racinguistas fue de resignación. Nadie se quedó contento, en un principio, aunque sí al final de temporada, con el desembarco de Giovani -tras el fiasco del regreso de Zigic-, y Alí quiso paliarlo en parte con el fichaje de Marcelino. En esta ocasión, las dificultades económicas han marcado el rumbo y la hoja de ruta de las negociaciones. Gullón y Babacar son el resultado final de una larga lista de pretendidos que, uno a uno, ha tenido que ir descartando el cuerpo técnico. Aun así, Juanjo González admite estar «muy contento», ya que reconoce que «dentro de lo que se ha podido hacer, no está mal».

La intención del triunvirato, con el visto bueno de los administradores concursales y el director general, ha sido como popularmente se dice 'ampliar el fondo de armario'. La actual coyuntura económica ha condicionado, y mucho, el mercado de fichajes. Con más de 47 millones de deuda y más de 200 acreedores en la puerta, es difícil ética y económicamente despilfarrar en incorporaciones. «Los que han venido son gente con hambre e implicada. Marcos tiene un gran futuro y Babacar, mucho que demostrar», sentencia Juanjo.

La salida a última hora de Tziolis obligó a buscar un refuerzo. La llegada de Gullón se produjo después de haber intentado su fichaje el pasado verano. Para Juanjo, el representante del triunvirato y además coordinador deportivo, el madrileño «es un futbolista de presente y de futuro». Curtido en la labor defensiva, abandonó la disciplina del Villarreal porque allí apenas tenía oportunidades. Tras la marcha de Tziolis, viene para cubrir su puesto. Diop y Colsa, si se lo permite su tobillo, seguirán siendo los jefes del centro del campo. Además, su desembarco viene avalado por la escasa credibilidad futbolística que les reporta a los técnicos Edu Bedia, en una posición donde también se puede desenvolver, como ya ha hecho alguna vez esta temporada, Adrián. «Técnicamente es muy bueno, sabe leer el juego, cambiar de posición e incluso puede actuar de central», comentó el técnico asturiano.

Un complemento

Por su parte, la cesión de Babacar ha sido la fórmula que han empleado en el club para reforzar la delantera, la posición más complicada de todas. En el fútbol, los goles se pagan, y además muy caros. Por eso el Racing no ha tenido éxito en la mayoría de las acciones que ha intentado. Finalmente, se han decidido por un jugador que se incorpora porque «lo necesitábamos numéricamente», explica Juanjo. «Viene para complementarnos», apostilla.

De esta forma, la responsabilidad de actuar en la zona de arriba seguirá recayendo en las botas y las cabezas de Stuani y Acosta. El primero un nueve de área, puro y duro. El segundo, mucho más versátil en la búsqueda de los espacios y también más determinante. De los delanteros, Babacar es el gran desconocido, aunque no para el actual entrenador del club. «De los jugadores jóvenes con proyección internacional, es de los más conocidos», asegura, aunque tampoco oculta que lo que ellos buscaban otra cosa. «Su bagaje goleador esperemos que lo empiece a dar con nosotros».

Sin embargo, el senegalés puede aportar otras características con las que complementar a sus nuevos compañeros. «Tiene gran potencia física, va bien en los espacios y en carrera. Tiene buenas condiciones individuales, gran futuro y mucho hambre para estar con nosotros», relató Juanjo. Su llegada está prevista para hoy por la mañana, aunque lo tendrá difícil para entrar en la lista de convocados. Por su parte, Gullón ya entrenó ayer y podría viajar si el cuerpo técnico así lo decide.

Otro de los efectos que han causado las dificultades económicas de los equipos ha sido la salida de Osmar. El santoñés continuará hasta final de temporada. Lo de Luque se frenó con la marcha de Serrano. Con el fichaje del gerundés al Levante, las posibilidades del torrelaveguense de acumular minutos han aumentado. Será una nueva referencia en la banda para el triunvirato. Luque ha demostrado desparpajo y frescura, pero necesita jugar para seguir su progresión futbolística.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:24 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario