Lunes, 16 de enero de 2012

El Racing, por el mismo camino que hace un año

Los números parece que han cambiado de postura y ahora deciden sonreír al Racing. El conjunto cántabro, que tuvo un comienzo de Liga titubeante, puede acabar la primera ronda del campeonato liguero ligeramente mejor que el año pasado, donde los 20 puntos que reflejaba el casillero fueron suficientes, no sin agonía, para salvar la categoría a final de temporada.

El Racing está en racha. El triunvirato ha devuelto, al menos, la fortuna al equipo. Queda el último encuentro de la primera vuelta ante el Getafe, aquel que no se pudo disputar en la primera jornada por la huelga de los futbolistas. Así que si el Racing consigue un triunfo o un empate superará los números con los que terminó el año pasado el equipo entonces dirigido por un agonizante Miguel Ángel Portugal. Los 20 puntos que acumularon les obligaron a sumar otros 26 en la segunda parte del campeonato, para conseguir la salvación que la marcó el Mallorca, con 44 puntos.

De momento, el triunvirato tiene un cartucho más para afrontar con más optimismo la parte decisiva de la Liga. Por eso, lo vivido ayer en el Reyno de Navarra eleva la moral de una tropa que tenía el ánimo por los suelos tras el desastre copero.

A su favor, cuentan con que ahora tienen dos encuentros consecutivos en El Sardinero, un terreno propicio para comenzar a construir la salvación. De momento, el 'subidón' de Navarra ha llegado en el mejor momento. Un campo propicio que los racinguistas han elevado a la categoría de talismán. Allí se han salvado entrenadores de la quema y contra los rojillos se han obtenido en el Sardinero permanencias y clasificaciones europeas.

Eso sí, el pasado tiene que servir a los pupilos de Juanjo González para no repetir los fallos de hace un año en la parte final del campeonato. El equipo sufrió demasiado y se complicó en exceso la continuidad en Primera. Además, habrá que vigilar el estado físico de una plantilla que, en alguna de las demarcaciones, deja claras evidencias que a más de un jugador la parte final del campeonato se puede convertir en un auténtico calvario. Por no hablar de las malditas lesiones que siempre aparecen en los peores momentos.

Sin embargo, el Racing es optimista. En su juego parece que el sol se quiere abrir hueco entre los negros nubarrones. Lo de ayer en Pamplona pudo ser un nuevo punto de inflexión. ¿Y si no por qué Colsa intentó marcar el gol de la Liga desde unos metros más lejos del centro del campo? ¿Por la confianza? Esa, quizás, sea la respuesta.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:26 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario