Viernes, 06 de enero de 2012

Optimismo general, borrón y cuenta nueva

Ganar al Zaragoza, y nada más. ¿Y qué harán ustedes si pierden? «¡No, es que esa palabra no existe, no la manejamos!». ¿Pero, sí hay un nuevo entrenador en el conjunto maño y ya se sabe que...? «¡Es igual, vamos a salir a ganar y se mostrará otra aptitud distinta a la del partido frente al Mirandés!». De esta conversación no se le saca a Juanjo González, cabeza visible de ese trío de técnicos que dirige al Racing desde hace unas semanas. Y de pensar en su retirada antes de junio si se pierde contra el equipo de Jiménez, «nada de nada. Si nos ganan no vamos a descender ese día y si lo hacemos nosotros no nos vamos a asegurar la categoría. Está muy claro. Habrá que pensar en otros partidos y en otros rivales», como el Sporting, también a batir en una nueva final anticipada.

Y para ganar al Zaragoza, el Racing podrá contar con Álvaro y Diop, si es que las cosas no se tuercen en las últimas horas. Hay preocupación por los dos jugadores más en forma del conjunto verdiblanco y que, visto lo visto, son indiscutibles, por el momento, en el cuadro titular. Según aseguró González en la rueda de prensa celebrada ayer «nuestra intención es que mañana -por hoy- ambos se incorporen al equipo. Álvaro ha mejorado mucho y Pape no tenía previsto nada para hoy -por ayer- pero al final ha trotado. Hay buenas sensaciones, aunque habrá que esperar 24 horas. Si al final mañana -por hoy- entrenan con el resto del equipo es que estarán listos para jugar el sábado». Y ¿cuánto tiempo? Según el mister lo que ellos quieran. «Las lesiones sabemos que no revisten gravedad y si se encuentran bien» harán lo que sea necesario.

Así que ayer, en la sala de prensa de las instalaciones del Racing se respiraba optimismo por todos los rincones. El entrenamiento fue bien y parece que del varapalo del martes en Miranda de Ebro ya nadie se acuerda. «Aunque se ha estudiado el porqué dimos esa imagen» y «por qué se perdió».

Para el mister, «la primera parte fue un desastre, porque no fuimos capaces de coger la posesión. Hubo momentos de alguna igualdad, pero a raíz del gol no fuimos capaces de dar dos pases seguidos. Sabemos ya que ese no es el camino». Juanjo González es consciente de que en la localidad castellana su Racing jugó al 'pelotazo', sin orden ni concierto. «El equipo se separó muchísimo y trató de salir vertical, buscando por delante de la pelota la portería, olvidándose de los apoyos. Ya hemos hablado de cómo corregir la situación. Lo del martes fue un accidente: no nos salieron las cosas y mañana esperamos mejorar el juego».

El apoyo de la afición

Pero para ganar el sábado, para salvar media temporada, para casi asegurarse la permanencia, digan lo que digan, es necesario el apoyo de la afición. El empuje de las peñas, críticas con la situación financiera e institucional del club, pero siempre volcada con sus colores. «El equipo -señaló el mister- está contento y agradece cualquier apoyo. Estamos gustosísimos de recibir cariño y reconocemos el esfuerzo de la afición. La plantilla se siente apoyada».

Y es que tras el partido frente al Mirandés hubo algunas voces críticas contra varios futbolistas del conjunto verdiblanco que no atendieron a los aficionados que se acercaron hasta Burgos. «Desconozco ese hecho -dijo González-. Quizás dentro del cabreo general no todos salieron a saludar».

«Siempre encontramos errores, incluso ganado, así que imagínense perdiendo. Hay días que vienes con las cosas muy claras y no salen y también al revés. Por ello no nos vamos a flagelar ni a celebrarlo cuando ganemos».

Un Zaragoza distinto

La única fisura en ese bloque de optimismo general que se respira en el Racing es que el rival de mañana tiene un nuevo entrenador. Y toda la familia verdiblanca espera que no se cumpla el dicho de que 'a nuevo entrenador, victoria segura'. Sin embargo, el llamado triunvirato no se confía y es que «nos enfrentamos a un Zaragoza distinto. Hubiéramos preferido al que ya conocíamos. Está claro que con un nuevo entrenador cambiará y no tenemos antecedentes de cómo va a jugar. Vendrá, además, con los ánimos reforzados y las pilas cargadas. Casi me preocupa más el Racing que nos vamos a encontrar, aunque si hacemos lo que debemos podemos ganar».

«Vamos a ir por el partido -explicaba de nuevo-, a ganarlo. No pensamos en otra situación. Nuestro trabajo va enfocado a llevarnos el partido. No se habla de otra cosa».

Lo que parece tener muy seguro el máximo responsable del primer equipo es que desde el martes las cosas han cambiado, que mañana el Racing mostrará otra imagen y que los once futbolistas que salten al campo van a sudar la camiseta de lo lindo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 0:45 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario