Jueves, 05 de enero de 2012

El Racing se gana a los más necesitados

Los jugadores de la primera plantilla del Racing, tocados aún por la derrota en el partido de Copa frente al Mirandés, se repartieron ayer en grupos para visitar varios centros asistenciales de Santander, donde dejaron a modo de regalos de Reyes varios objetos relacionados con el club. La Residencia Cantabria, la Obra San Martín, San Cándido, el Centro de Acogida de menores de General Dávila y la residencia de ancianos La Caridad de Santander, fueron sus objetivos. A Kennedy, Acosta, Domingo Cisma y Francis les tocó este último enclave, al que llegaron junto al delegado del equipo, Delfín Calzada, y el preparador físico Manuel Ruiz Cueli.

A Kennedy, precisamente, se le acercó al final de la visita una de las internas, Conchi Ruiz, que le dijo que iba a rezar por el equipo. «No les veo bien a ustedes. ¿Les están pagando o les explotan sin darles nada?».

El futbolista sueco le dio, por supuesto, el permiso, porque el del sábado, para él, «es el partido más importante de la temporada». Ese que, según Acosta, «Dios quiera que ganemos». Cualquier ayuda, hasta la espiritual, vendrá bien para derrotar al Zaragoza en El Sardinero.

El sueco fue el primero

El primero en llegar a la residencia ubicada en la calle Argentina, muy cerca de la Plaza de Toros de Cuatro Caminos, fue el sueco Kennedy. Pasaban unos minuntos de las 13.00 horas. Los abuelos y las abuelas, entonces, apuraban las últimas cucharadas de la comida, ayer compuesta por sopa de lluvia o alubias pintas, trucha al horno y manzana asada. Luego llegó Cueli con Cisma y finalmente Delfín con Francis. Acosta lo hizo casi al término de la visita pero aún tuvo tiempo de pasarse por las mesas, todavía con restos del rancho.

María Palazuelos, seis años largos en La Caridad, y Fermina Puente, con veinte ya entre las paredes de la residencia, fueron las que primero hablaron con Kennedy. «El sábado hay que ganar. Es importante», les dijo el futbolista cuando le preguntaron por el próximo compromiso liguero.

También saludó a Pedro Sanz, de 81 años, y socio del Racing, «casi desde chaval». Él es hermano del desaparecido Cioli y lleva un año en La Caridad. «La verdad que al equipo no le veo nada bien. Va a ser difícil mantener la categoría», dijo.

Anecdótico fue el encuentro de Kennedy Bakircioglü con Antonio Grumata, un madrileño que con dos años se vino a Santander y que pasó en París 43 cuando su intención era estar unos meses. «Es que allí me enamoré y me casé». Hace tres años enviudó y decidió entrar a La Caridad. Al medio del Racing, Antonio le confundió con otro futbolista con el mismo nombre al que había visto jugar en la capital francesa. «Me ha dicho que no era él, pero que sí le consta que había un Kennedy jugando al fútbol por esas fechas», señaló Grumata.

Domingo Cisma fue uno de los racinguistas más activos ayer entre las mesas del comedor de la residencia de ancianos. Firmó unos cuantos autógrafos entre los trabajadores y trabajadoras del centro.

Encantado de la visita

Cisma estaba encantado con su visita a los ancianos. «El año pasado me tocó ir a ver a los niños enfermos al hospital y hoy estar aquí. Estas personas se merecen todo».

Sobre el encuentro del sábado, Cisma dijo a sus seguidores que «sabemos la importancia que tiene. Si somos capaces de ganar dejaríamos muy tocado al Zaragoza, con siete puntos menos que nosotros».

También Francis se mostraba contento tras su estancia en La Caridad. «La verdad es que he estado muy a gusto. Las personas mayores son muy nobles. Lo que nos han dicho los ancianos es que tenemos que salvar la categoría, y en ello estamos. Al Zaragoza hay que ganarle como sea y no va a ser nada fácil, pero jugamos en casa y con nuestro público».

A pesar de llegar el último, Lautaro Acosta, también tuvo su protagonismo. «Me han dado los abuelos mucho ánimo para el año que empieza. Es bueno sentir su apoyo». Por el sábado, esa jornada casi obsesiva, el argentino dijo que «si Dios quiere, ganaremos».

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 17:45 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario