Jueves, 15 de diciembre de 2011

El Racing gira la vista hacia Alí Syed a 48 horas de la Junta de Accionistas

La enmarañada situación institucional del Racing, que para bien o para mal va a empezar a desenredarse en unas horas, ha elevado en estos últimos días el volumen de los rumores en torno a las condiciones en que la sociedad llegará este fin de semana a la Junta General de Accionistas y el rumbo que, a partir de la asamblea, va a tomar un club hoy a la deriva. Rumores que desnutren la llegada en hora de un grupo de inversores -sea de la mano del Gobierno regional sea de la mano del presidente, Francisco Pernía- y que alimentan la presencia (indirecta) del máximo accionista, Alí Syed, para desplegar su poder accionarial y abortar toda intentona golpista.

A 48 horas de la primera convocatoria, que se celebraría el sábado a las diez de la mañana si el empresario indio aparece, y a 72 de la segunda, que tendría lugar el domingo a la misma hora si no lo hace, el racinguismo aguarda con inquietud tres noticias que no terminan de conocerse porque quienes deben anunciarlas han echado el ancla en el misterio más absoluto. ¿Tiene Alí Syed intención de hacer uso de su mayoría accionarial? ¿Existe todavía un grupo inversor dispuesto a comprar el Racing? ¿Quien confió al consejero José Antonio González los 40.000 euros que, si no compareciera Alí Syed, abrirán las puertas del gobierno de la institución?

Aunque la irrupción de Alí Syed en el proceso es toda una incógnita, ya es una pista que el empresario indio no haya siquiera contestado a la carta que la semana pasada le envió el anterior máximo accionista, Jacobo de Montalvo, ofreciéndole un acuerdo extrajudicial que resuelva la titularidad que ambos se disputan del 98,9% de las acciones del Racing. «No he obtenido ninguna contestación», reconocía ayer Montalvo, que entiende que «no tendría ningún sentido» que Alí Syed no haga ningún movimiento con vistas a la asamblea. «Conmigo desde luego que no será. No tengo ninguna noticia de él», insistía el empresario.

Así que si el propietario del Racing maniobra, será a través de un representante.

De ser así, la Junta General de Accionistas se despacharía rápido, pues con el 98,9% de las acciones, el representante de Alí Syed traería -se supone- instrucciones concretas del empresario indio.

El pequeño accionariado

En el hipotético caso de que el propietario del Racing no apareciera, el timón del club quedará entonces en las manos del pequeño accionariado, más concretamente en las del grupo de empresarios cántabros que en la segunda fase de la ampliación de capital adquirieron a través del consejero José Antonio González 7.846.029 acciones -el 0,56%- que les garantizan el gobierno transitorio de la institución si Alí Syed no se presenta.

En su nombre, González acordará la formación de un nuevo consejo de administración que sustituya al actual y tomará las primeras medidas de la era 'postPernía'. Un consejo de administración de consenso que estaría integrado por personas del agrado del propio Gobierno regional.

Todo ello se producirá en presencia de Jacobo de Montalvo y los pequeños accionistas, que a través de Pepín Nereo -el primero- y de la Asociación de Peñas Racinguistas -los segundos- intentaron acceder al gobierno del club acudiendo a la segunda fase de la ampliación de capital y comprando acciones por un valor que finalmente no resultó suficiente, por lo que acudirán como meros espectadores.

Los inversores

La presencia indirecta de Alí Syed en la Junta General de Accionistas y la titularidad real de las acciones que compró González no son las únicas interrogantes que permanecen abiertas. Hay una tercera que podría cerrarse en cuestión de días por no decir que de horas. Aunque el tiempo se está agotando, la entrada de un grupo de inversores que compre el club es, aún, una posibilidad real.

El presidente, Francisco Pernía, sigue trabajando en dos frentes, si bien parece que en los últimos días la 'vía brasileña' ha perdido fuerza para que la gane la 'vía mexicana'. El Grupo Antares, del que ya informó en su momento este periódico, es, a día de hoy, la opción más fiable de cuantas se han manejado. Mexicano, aunque de origen judío, y con sede en un banco de Berlín, el Grupo Antares -que está interesado en la Universidad de Comillas- es en este momento el único de cuantos suenan que está en condiciones se presentar un documento de solvencia que garantice un proyecto de futuro.

Tanto este, como el brasileño, como el grupo que estaría enlazado con el Gobierno regional (Pegasso) deberán tomar una decisión final en los próximos días considerando que su desembarco en el Racing tendrá que producirse a través de una segunda ampliación de capital cuyo plazo de apertura caducará el lunes día 19 de diciembre.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:58 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario