Mi?rcoles, 30 de noviembre de 2011

Bernardo Colsa 'En el Racing alguien está buscando la guerra'

«¡Quién c... ha puesto 40.000 euros!», exclamó Bernardo Colsa, presidente de la Asociación de Peñas Racinguistas, al enterarse, a las ocho de la tarde del pasado lunes, de la operación ejecutada al filo del cierre de la segunda fase de ampliación de capital del Racing por parte de un grupo afín a Francisco Pernía. La que aniquilaba cualquier asalto de poder del pequeño accionariado de cara a la Junta General de Accionistas del próximo 18 de diciembre. El propio Colsa fue el primero en intentar responderse, personándose ayer en las oficinas racinguistas para, como accionista del club, acceder al listado y conocer la identidad del 'nuevo inversor'. 

A pesar de mantenerse durante cuatro horas a la espera, a Bernardo Colsa no se le facilitó dicha información con la disculpa de no tener aún actualizado el registro. Hoy lo volverá a intentar.

Un 'thriller'

Pasadas más de 24 horas desde la operación 'in extremis', Colsa habla de una situación esperpéntica, no de película, sino «de un auténtico 'thriller'». No ya por desmontar las ilusiones de los racinguistas, movilizados ante el «desgobierno bochornoso» del equipo, y que el lunes se acercaron al banco para aportar su pequeño granito de arena -en forma de billetes de 5, 10 y 20 euros- para intentar abortar la posibilidad de que el Racing cayera en manos de Dimitri Piterman.

Dado el bombazo de los 40.000 euros -y el segundo ingreso de Nereo-, los 8.312,59 euros que ingresaron no resultarán decisivos a la hora de tomar el control accionarial. Pero no es eso lo que más molesta a los peñistas, si no más bien las formas en las que se produjo el aborto de su cantidad.

Colsa no da crédito: «Se está pidiendo paz social, tranquilidad, apoyo al equipo y, de repente, aparece un tío que compra 40.000 euros y que no sale a la opinión publica para aclarar sus intenciones. A mí me parece muy bien si alguien pone dinero por un interés legítimo, un interés puro pero, con la que está cayendo, se ha preferido un total oscurantismo. Es un hecho lamentable, una puñalada a la afición que no puede obviar nadie ¿Pero que paz están buscando? ¡Están buscando la guerra!».

Sobre todo porque es la cantidad « justa» para llegar con mayoría a la junta de accionistas, lo cual demuestra que «alguien desde dentro del club ha filtrado la información a los inversores, o bien, han actuado ellos mismos». Para Colsa, en cualquiera de los dos casos de utilización de información privilegiada, «estaríamos hablando de un movimiento de bajeza moral».

Aunque Colsa está convencido de que el día 18 de diciembre «Pernía y los suyos se irán del consejo», busca una explicación para la operación del lunes. «Yo creo que quieren fastidiar a Montalvo o poner una persona de su entorno mas inmediato para controlar el consejo, y que no levante las alfombras hasta la llegada de un nuevo inversor». 

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 19:26 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario