Jueves, 24 de noviembre de 2011

El Racing 'ficha' a Lautaro Acosta

Lautaro Acosta está de vuelta. Héctor Cúper sueña con que los problemas de gol de su equipo se esfumen cuando el ariete argentino regrese a los terrenos de juego. Ayer dio un paso importante. Por primera vez desde que se rompió el menisco en el partido frente al Sporting (en la jornada sexta), entrenó al mismo ritmo que el resto de su compañeros. El argentino esprintó, chutó, regateó y hasta tuvo que ser frenado por José Carlos Fantaguzzi porque todavía es demasiado pronto para «arriesgar». El pequeño jugador, que se volvió a sentir futbolista, ya mira de reojo la fecha de su reaparición, que podría ser el sábado 3 diciembre ante el Villarreal si todo va bien. Si no, tendrá que esperar una jornada más ante el Ahtletic en San Mamés. Aunque él prefiere ser cauto. «Ojalá que en diez o quince días pueda estar totalmente recuperado, pero no me quiero marcar una fecha en concreto», aseguró.

Pese a que las nubes amenazaban lluvia ayer en La Albericia, para Acosta el cielo lucía radiante y es que el argentino, por fin, veía la luz tras dos meses en la que su vida se centró exclusivamente en la recuperación de su rodilla. Pese a que ya está acostumbrado a pasar por calvarios similares, el 'Laucha' (pequeño ratón en Argentina), apodo con el que le conocen todos sus compañeros, se calzó las botas para completar un entrenamiento al mismo ritmo que el resto de sus compañeros. Para él era el primero desde que su rodilla le dijo ¡basta!

Acosta estaba feliz, radiante y sin miedo. Entraba al choque durante el 'partidillo' que disputó, con tantas ganas, que Cúper tras indicárselo a su segundo, le mandó para la caseta antes de tiempo. Fue Fantaguzzi el que le explicó el motivo: «No me doy cuenta de que es mi primer día y al meterme en la dinámica he ido al choque con todo. Tengo que ser consciente de que no puedo arriesgar y 'meterme' en otra lesión, que sería fatal para mí y para el equipo. De eso charlábamos», explicó. Lo mejor para él es que tras su primera toma de contacto «no he sentido molestias ni dolor. Me encuentro mejor que con las otras lesiones. Igual he estado un poco más pendiente de la rodilla pero si no se inflama o se acumula líquido es un buen síntoma. El trabajo para fortalecer los isquiotibiales y los cuádriceps me ha venido bien», aseguró.

Las esperanzas de gol de este equipo están puestas en el habilidoso ariete, que pese a sus penas nunca ha dejado de sonreír. Acosta es el único jugador 'diferente' que tiene Cúper en la delantera, el único capaz de regatear y crear peligro en la zona de arriba, el único que sabe lo que es pisar el área para algo más que para rematar un córner, el único que puede sacar al equipo de la ruina... y él lo sabe. «Debemos estar tranquilos, aunque el equipo no esté encontrando la forma de marcar. El lunes les vi muy bien. El Málaga sólo nos superó tras dos errores que se convirtieron en gol», se justificó.

«Al míster le veo motivado»

Además, el delantero confía más que nadie en las posibilidades de sus compañeros para salir fuera de la zona de peligro. «Hay soluciones tanto para los resultados de los partidos como para la posición en la tabla, porque el juego que hacemos no es tan malo, aunque hay que ajustar algunas cosas como las llegadas a portería», dijo en un tono optimista. Además recalcó que «pese al ambiente de pesimismo que se nota alrededor, al grupo le veo bien». Durante su encuentro con los medios de comunicación, Acosta también habló de Cúper, que no está demasiado contento, sobre todo después de la última derrota ante el Málaga. «Está muy motivado. Yo, al menos, lo veo reflejado en lo que hace y transmite al juego del equipo. Mas allá de que ustedes sólo se guían por los resultados -dijo a los periodistas- yo me guío por lo que veo y palpo en el vestuario. Antes el equipo era más vulnerable y ahora es mucho más firme», sentenció.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:28 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario