Viernes, 18 de noviembre de 2011

Racing-Málaga, de corazón

«El Racing sacará los dientes y se acabará salvando. Tiene equipo y una gran afición». Esta predicción, tan gratificante, proviene de un futbolista tan especial como la historia que va con él, que lleva camino de convertirse en uno de esos memorables ejemplos de superación a los que el deporte tiene ya bastante acostumbrados. Traicionado por su propio corazón y desahuciado por sus cardiólogos, que hace un par de años aconsejaron su retirada del fútbol profesional por riesgo de 'muerte súbita', el exracinguista Sergio Sánchez, hoy enrolado en las filas del Málaga, disfruta de su plena recuperación a los cuidados del club que se quedó con el 'jeque' bueno: «No conozco a Alí, pero he oído hablar de él. Y, la verdad, prefiero el nuestro», dice el jugador.

Feliz porque ya lleva un par de semanas «al cien por cien» y siente que su vida en la intermitencia «ya está a punto de acabar», Sergio lamenta la delicada situación tanto institucional como deportiva por la que atraviesa hoy su exequipo, al que, a pesar de la distancia, tiene cerca: «He hablado con Adrián. Tengo una buena relación con él porque coincidimos en el Real Madrid/Castilla. Y me cuenta cosas». Por ejemplo, «que están unidos, que procuran mantenerse al margen de los asuntos extradeportivos y que intentan centrarse en su trabajo sin que lo anterior les afecte, aunque eso, claro, no resulte fácil». El catalán entiende que «en situaciones como esta, desagradable, afloran los nervios». Pero, aún así, «ellos lo único que quieren es jugar al fútbol, ganar partidos y conseguir la permanencia».

«Con mucho corazón»

Sergio, que no esconde que el de este año es un Racing «humilde», cree, en cambio, que su exequipo tiene herramientas suficientes como para conseguir la salvación: «Tiene una plantilla con mucho corazón y una afición impresionante, lo cual es un elemento muy importante en momentos tan complicados como estos». Por eso, entiende, «el Racing sacará los dientes y se acabará salvando».

Es su deseo. Un deseo de corazón. No en vano, Sergio vivió en Santander «un año realmente fantástico», el 'año de Marcelino', el de la Uefa, que a él le dejó buenos recuerdos. «Acabamos sextos, nos clasificamos para jugar en Europa, llegamos a las semifinales de la Copa del Rey...». Fue «un año increíble» que a él le supuso una experiencia personal casi irrepetible.

Por esos recuerdos, por esas experiencias, Sergio empuja a la afición racinguista «a ponerse del lado de los jugadores, porque, sin duda, les van a necesitar para poder superar un momento así. Yo estoy convencido de que el Racing se salva y de que su afición seguirá disfrutando del fútbol de Primera División un año más... ¡Ojalá! Realmente, esa gente se lo merece», afirma Sergio, que aún retiene en la memoria las manifestaciones de racinguismo que vivió aquel año.

El jeque 'bueno'

Y que no han vuelto a producirse como consecuencia del deterioro de un club que, hoy, continúa perteneciendo a Alí Syed. El jeque 'malo'. «No le conozco. He leído algunas cosas y, la verdad, prefiero el nuestro», asegura el exracinguista, que habla de Abdullah Bin Nasser Al Thani. El jeque 'bueno'.

El millonario qatarí llegó el pasado año a Málaga, se bajó de su yate, compró el club por 36 millones de euros y, luego, le llenó de estrellas. Sonada fue el pasado verano la contestación del presidente cuando se le preguntó por el presupuesto para hacer fichajes: «Ilimitado».

«El 'nuestro' -cuenta el jugador- es un hombre que se caracteriza por su gran discreción. Apenas se le ve. Ha dotado al Málaga de todas las comodidades posibles, con la tranquilidad que eso supone para un club, y de una grandísima plantilla que aún no ha terminado de acoplarse», dice el centrocampista para justificar el desilusionante arranque liguero de un equipo, el 'superMálaga', en el que Sergio Sánchez recompone hoy su corazón. Un corazón antes racinguista, ahora malagueño, y siempre enorme.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 15:46 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario