Jueves, 13 de octubre de 2011

Los administradores certifican que Alí sigue siendo el dueño del Racing

A pesar de que prácticamente ha incumplido todos sus compromisos, tanto los que tenía por escrito como los que había alcanzado de forma verbal, Alí Syed y su empresa WGA siguen siendo los dueños del Racing. Así lo cree el club y también los tres interventores designados por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Santander. En el 'Informe Provisional' que han hecho llegar a la magistrada y al que ha tenido acceso EL DIARIO MONTAÑÉS, los administradores aseguran que hasta que no se produzca un «hipotético acuerdo» entre Dumviro Ventures -antiguos propietarios- y Alí o «una resolución judicial de los contratos, el Racing considera que WGA es su accionista mayoritario y titular de los préstamos». Además reconocen que el indio ha puesto de su bolsillo 1,8 millones de euros «para cubrir determinados compromisos de pago (Hacienda, trabajadores y jugadores)». Un dinero que ya no podrá recuperar porque consideran «que se trata de otras aportaciones de socios que no conllevan obligación de reembolso».

Estas conclusiones que se conocen después de que este periódico sacara a la luz pública que la deuda total del Racing asciende a 47,8 millones de euros y que la conforman 216 acreedores. De todo ese dinero, la entidad debe 13,3 millones a 35 futbolistas, casi 11 a Hacienda, otro más la Seguridad Social y 8,5 al propio Alí por los préstamos participativos que adquirió en el momento de la compra del club al anterior dueño y al Gobierno de Cantabria.

Y es que en el capítulo 5 del documento, los interventores recogen, una vez estudiada toda la documentación que el club les ha entregado al respecto, el largo y, en ocasiones, complicado proceso de compraventa de los títulos de la sociedad entre el anterior máximo accionista, Jacobo Montalvo, y el señor Syed. En el texto queda reflejado que «tras diferentes avatares», el 29 de enero del presente año se suscriben «diferentes acuerdos» entre la empresa de Alí , la de Montalvo y Cantur «que suponen la adquisición por parte de WGA de la mayoría de las acciones del Racing y de los préstamos participativos».

Pero además de ser el accionista mayoritario para disgusto de Montalvo, que intenta judicialmente recuperar su poder del club, Alí también está presente en el Consejo de Administración. La empresa que dirige el dueño del Racing, WGA, es miembro del principal órgano rector de la entidad, aunque su inscripción «está pendiente en el Registro Mercantil». Además, Dumviro Ventures está incluido también «como administrador y anterior socio mayoritario». Sin embargo, el informe recuerda que la empresa de Montalvo «presentó su renuncia al momento de formalizar la venta de todas las participaciones sociales a favor de WGA el 29 de enero de 2011».

Otro de los casos que reflejan Alejandro Alvargonzález, Ramón Camarena y Santiago Ruiz Asenjo y que demuestran que Alí sigue siendo el dueño es el reparto del capital social del club. Así, el empresario indio posee el 99,89 por ciento de los títulos y el resto, el 0,11, se lo reparten «entre multitud de pequeños socios», una larga lista que los peritos judiciales resumen en sólo los siete, los más importantes. De entre todos, destaca la figura de un viejo conocido de los aficionados verdiblancos: Dimitry Piterman. Además, tras él aparece el nombre de su mujer, Milanendra Vikramsingh, que también posee acciones del club.

«Peculiar época»

Y es que el tránsito en el Consejo de Administración desde que se transformara en sociedad anónima deportiva, es objeto de estudio por parte de los interventores. En la descripción de la evolución, recuerdan que «en cada momento ha existido un accionista mayoritario o de referencia, que ha marcado su peculiar época». Así, relatan que tras convertirse en S.A., el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander suscribieron, aproximadamente, el 90 por ciento del capital social. Después, en 1996 vendieron sus títulos «y se convino una actuación conjunta de los tres grupos de accionistas más relevantes». En el 97, Ascan-Sadisa, asumió la mayoría accionarial hasta finales de 2002 y recuerdan como «en enero de 2003 compartió la posición de accionista de referencia con Dimitry Piterman», aunque en 2004 Santiago Díaz volvió a recuperar el poder tras la peculiar gestión del ucraniano. Llama la atención que a Piterman le citan casi de pasada cuando su época fue una de las más raras que ha vivido el club.

En 2005, el Gobierno adquirió el 53,45 por ciento de las acciones a Ascán-Sadisa, que transmitió un año después a Dumviro Ventures, perteneciente al grupo Silver Eagle. Por último, la empresa de Montalvo a Alí los títulos en enero.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 18:35 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario