Mi?rcoles, 12 de octubre de 2011

El club tiene que pagar otros 13,2 millones a la plantilla actual en junio

En el anexo II correspondiente a la lista de acreedores, los administradores judiciales recuerdan dos conceptos de «importancia» que no han sido incluidos en la lista. Los 13,2 millones que el club deberá pagar en junio en concepto de liquidación de las retribuciones a la plantilla de jugadores profesionales y el pago del contrato por la licencia de marcas y de cesión de derechos federativos -el uso de la marca Racing- que vence todos los meses de marzo hasta 2017.

En el informe presentado ante el Juzgado, los peritos recuerdan que en la lista de personas o entidades que tienen reconocidas deudas aparecen «los devengados hasta la fecha de este Informe, debidamente facturados o cuyo importe puede ser estimado que serán satisfechos en las fechas de vencimientos». Sin embargo, continúa el texto, «no se incluyen aquellos Acreedores que irán generando créditos contra la masa con posterioridad». Por esta razón, los administradores mencionan «por importancia» dos capítulos perfectamente diferenciados.

En primer lugar, la cantidad que deberán pagar a la plantilla en junio del próximo año. Habitualmente es en este mes cuando el Racing salda la totalidad de los contratos a cada jugador, así «el importe total estimado en la temporada 2001/2012 es de 14,6 millones, de los que únicamente se han satisfecho en el primer trimestre 1,4 millones de euros».

Después, en el mes de marzo, la entidad deberá afrontar otro pago más. Y es que es en esa fecha cuando vence el Contrato de Licencia de Marcas y de cesión de derechos federativos con la Sociedad Regional de Coordinación Financiera con las Empresas Públicas de la Comunidad Autónoma de Cantabria S. L., cuyo importe anual es de dos millones de euros y se devenga en el mes de marzo hasta 2017». Además, el informe recalca que «el pago de este contrato se encuentra vinculado al cobro de la subvención plurianual del Gobierno de Cantabria».

Otros créditos

Además, los administradores han decidido incluir en el mismo anexo una relación de créditos (deudas) que están devengadas y pendientes de pago. Éstos ascienden a 1,4 millones de euros y están reconocidos, entre otras cosas, los honorarios de los propios administradores (341.624 euros que están pendientes de aprobación), el IVA de septiembre (109.388,32 euros), o una estimación del IRPF del mismo mes (137.076 euros).

También aparecen detalladas otras obligaciones con terceros que van desde empresas informáticas, de limpieza, suministradores de energía, dietéticas, hosteleras... Los que no se recogen son las 55 créditos concursales que por diversas razones han sido excluidos de la lista de acreedores.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 0:59 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario