Mi?rcoles, 12 de octubre de 2011

Colsa 'Me he perdido mucho, pero ya veo la luz'

«Me he perdido mucho a nivel individual, pero creo que aún hay muchas cosas por hacer», asegura Gonzalo Colsa. El futbolista cántabro rompe ahora su silencio después de meses en los que se ha mantenido al margen. Desde que fue operado a finales de mayo, el jugador ha pasado por etapas muy desiguales en lo anímico y en lo físico. Lo que en principio era una lesión con rehabilitación de alrededor de dos meses y medio va camino de los seis meses. «Tenía unas calcificaciones que me impedían tener movilidad en el tobillo. No tenía juego en la parte de adelante. Le faltaba espacio. Me han tenido que limpiar la zona sin tocar ninguna articulación. Con este pie, debido a todas las lesiones, me acostumbré a pisar de otra manera y eso me trajo problemas en otras zonas», asegura el futbolista.

Durante el periodo de rehabilitación, la situación de Colsa ha pasado por momentos muy distintos. Por un lado, el jugador ha tenido que entrenarse sólo y al margen del equipo. «Me he tenido que cuidar mucho, más que jugando. He perdido hasta músculo, pero esto se recupera pronto. Lo sabemos los que llevamos mucho tiempo en esto del fútbol». Por otro, ha habido fases en las que parecía que el proceso de recuperación terminaba y, sin embargo, las recaídas volvían a hacerse presentes. «Hace un par de semanas, antes de jugar ante el Sporting, tuve la mala suerte de pisar a un compañero. Me dolió muchísimo porque pensé que podía entrar en la convocatoria y no fue así. Si llega a ser en un partido hubiera sido peor porque la gente hubiese pensado que no estaba para jugar, pero no fue así. Lo pasé muy mal porque sí creía que estaba recuperado».

En cuanto a su situación personal actual, el veterano futbolista se conoce a la perfección y jugar en Barcelona, para Colsa, es algo que requiere algo más que estar bien. «Si es sólo por estar, puede estar hasta Manolo el utillero. Lo que ocurre es que para jugar en Barcelona hay que conseguir un nivel alto. Yo apenas he podido estar una semana con el cuerpo técnico. No he podido hacer apenas carrera continúa sin molestias por mucho tiempo. No he entrenado con el equipo tácticamente ni un día. Jugar en Barcelona requiere estar bien. A mi me falta mucho por hacer».

El cántabro alude también a dos circunstancias que como 'espectador de lujo' le ha tocado seguir de cerca: el divorcio con la afición y la situación de económica. Sobre lo primero, Colsa afirma que 'algo' se veía venir: «Todo lo ocurrido se suponía cuando empezábamos. Va a ser un año durillo. Todos los que estamos aquí tenemos que ayudarnos. Muchas veces se demanda que haya más gente de aquí y ahora la hay y todos debemos estar contentos y empujar de la misma manera. Necesitamos que la gente se enchufe, porque es ahora cuando más la necesitamos».

Colsa también habla de la situación económica del club y del informe de kls peritos judiciales desvelado ayer por este periódico. «Todo me afecta como trabajador del Racing. Lo seguimos y el daño ya está hecho. No queda otra que pensar en el futuro, en lo deportivo. Si no mantenemos la categoría, los jugadores veteranos lo tendremos difícil para conseguir jugar en otro sitio y los jóvenes habrán tenido un paso efímero y su futuro se complicará. Debemos preocuparnos en ver qué hacen los administradores. No obstante nos dijeron que este año todo eso estaba controlado y que nos preocupáramos en hacer lo nuestro».

Diop entrenó con el grupo

Pape Diop ya se encuentra a las ordenes de Héctor Cúper. Regresó el pasado lunes por la noche y se ejercitó con el grupo ayer en La Albericia. El senegalés ganó con su selección a Islas Mauricio (0-2). A la sesión faltaron Tziolis, que aún sigue concentrado con su selección ,y Torrejón, que se quedó en su casa aquejado por un proceso febril. También entrenó Álvaro, que tras un golpe sufrido en la jornada anterior, entrenó con total normalidad. El único que sigue al margen de sus compañeros es Kennedy que sólo se ejercitó en el gimnasio. La inflamación en el tendón de Aquiles le sigue impidiendo, incluso, calzarse las botas. Su regreso es una incógnita, ya que los médicos no quieren pronunciarse.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 0:58 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario