S?bado, 01 de octubre de 2011

La primera victoria de la 'era Cúper' en el Racing tendrá que esperar

El Racing de Santander, tras una primera parte en la que estuvo a merced del Rayo Vallecano, salvó un punto con un gol de Adrián que ponía fin a una negativa racha de 450 minutos sin marcar.

Con el objetivo de conseguir su primera victoria de la temporada el técnico del Racing, Héctor Cúper, apostó por una delantera formada por el veterano Pedro Munitis y el argentino Ariel Nahuelpan. Así solventaba la baja del lesionado Acosta y dejaba en el banquillo a Stuani, ariete de corte similar al de Nahuelpan.

Los cántabros empezaron presionando más arriba que en anteriores jornadas, pero infructuosamente, con el que los minutos pasaban sin que hubiese un dominador claro entre dos equipos imprecisos en los pases y más preocupados de defenderse que de buscar la portería rival.

El Rayo de Vallecano se adelantó con un balón que colgó Movilla por encima de Bernardo, para que, saliendo en posición dudosa, Tamudo hiciera otro tanto sobre la tímida y dubitativa salida de Toño, quien se quedó en tierra de nadie, tan alejado de su portería como del delantero.

Con el marcador en contra aún fueron más evidentes las carencias del Racing en ataque, lo que aprovechó el Rayo para controlar el juego en todas las líneas a un ritmo lento pero suficiente para crear más peligro que los cántabros, como en una volea de Michu, dentro del área, que fue al lateral de la red.

El primer disparo a puerta del Racing llegó a dos minutos del descanso, en un rechace de la defensa que le cayó a los pies a Jairo, quien cruzó el balón al segundo palo, fácil para la estirada de Dani Giménez.

Los dos técnicos movieron el banquillo en el descanso. José Ramón Sandoval, dio entrada a Rafael García por Arribas, que se había lesionado en los últimos minutos de la primera parte, mientras que Cúper sentó a Tziolis para que Adrián acompañara a Diop en el doble pivote.

Y fue Adrián quien empató en una jugada iniciada por Munitis, que robó un balón en la frontal del área, tocó hacia Serrano para que éste centrará en horizontal desde el lateral del área pequeña y Adrián cabeceara a las mallas.

Con este gol el Racing ponía fin a una negativa racha de 450 minutos sin marcar.

Apenas dos minutos después pudo adelantarse de nuevo el Rayo Vallecano, cuando Michu ganó en el salto a su marcador y remató de cabeza al larguero.

A partir de ahí, el Racing estuvo más entonado y pasó a dominar a un Rayo más replegado. La movilidad de Munitis planteó dificultades a la defensa rayista y en un nuevo pase del capitán cántabro el senegalés Pape Diop estrelló el balón en un defensa que se tiró a sus pies.

En el tiempo añadido los dos equipos dispusieron de ocasiones claras para marcar. La primera fue del Racing en una internada de Arana, que acabó con un remate de Adrián que paró Dani Giménez; y, la segunda del Rayo, en un disparo de Piti, que despejó a una mano Toño.

Fuente: El Diario Montañés 


Publicado por Castro2 @ 21:37 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario