S?bado, 01 de octubre de 2011

El Racing encuentra el gol, pero no la victoria

El Racing sigue teniendo un problema, o varios, para generar peligro sobre la meta contraria, pero al menos este sábado puso el contador a cero tras ver portería después de 454 minutos. Adrián igualó el tanto de Tamudo en la segunda mitad tras cuatro partidos a cero del Racing y los de Cúper salvaron un punto a la par que calmaban los ánimos de una afición que ya miraba hacia el palco.

No comenzó mal el equipo local, con ganas de agradar a su gente y en busca de una victoria que sigue sin llegar una jornada después. La línea de tres que dispuso Cúper por detrás de Ariel, formada por Munitis, Serrano y Jairo, generó desconcierto gracias a su movilidad, pero echó de menos una referencia ofensiva que les liberase. La sombra de Rosenberg, mayor tras la lesión de Acosta, aún planea sobre El Sardinero.


El Rayo aguantó sin apuros el inicio cántabro y temporizó a su antojo el encuentro hasta que se hizo dueño del mismo. En medio de una larga posesión del Rayo, Movilla rompió la línea racinguista para servir a Tamudo el primero de la tarde. El catalán se aprovechó del resbalón de Bernardo y, solo ante Toño, batió por encima al meta local. Aunque entre Movilla y Tamudo sumen casi 70 años, el Rayo parecía un mundo más fresco y jovial que el Racing.

El último tramo del primer periodo, que concluyó entre silbidos y gritos de la afición cántabra hacia el presidente Pernía, fueron un monólogo vallecano. Fueron los minutos que tuvo el Rayo para matar el partido, pero a los Lass, Botelho, Michu y compañía les faltó pegada. Una situación, la de irse a por la sentencia, que el Rayo todavía no ha valorado en su regreso a la élite.

Contador a cero
En la reanudación Cúper dio entrada a Adrián por Tziolis y el Racing dio un paso adelante para discutir al Rayo el triunfo. Los vallecanos, en cambio, rezaban por la adaptación de Rafa García, debutante en Primera tras la lesión de Arribas en una posición que no es exactamente la suya. El partido comenzó a jugarse en campo del Rayo hasta que Adrián empató tras un fantástico pase de Munitis previo a la asistencia de Serrano. Punto final a 454 minutos de sequía racinguista.

Michu tuvo la victoria en dos cabezazos que salvaron el larguero, primero, y Toño, después, mientras que Diop a punto concreta la remontada con dos incorporaciones desde atrás que pillaron por sorpresa a la zaga rayista. Las fuerzas se agotaban y Racing y Rayo terminaron por conformarse con un punto que, dentro de lo malo, permite seguir sumando, lo cual nunca será poco en esta temporada de escasez.

Fuente: Marca 


Publicado por Castro2 @ 21:34 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario