Mi?rcoles, 11 de mayo de 2011

Al? responsabiliza a la familia Montalvo y al contrato del retraso en los pagos pendientes

Al? volvi? a Santander, pero no para pagar. El empresario cambi? las excusas por los reproches. Lejos de hablar de dinero y de poner fecha a los pagos que debe hacer, el empresario indio desvi? hacia el anterior propietario, Jacobo Montalvo, los motivos por los que ha incumplido los plazos. Ambos mantuvieron un encuentro antes de empezar el partido. Syed dijo entonces que, seg?n su interpretaci?n del contrato firmado, es Montalvo qui?n debe poner el dinero para cubrir la ampliaci?n de capital que se pone en marcha hoy mismo, discuti? acerca del porcentaje exacto de acciones que le fueron vendidas e, incluso, de a qui?n corresponde la responsabilidad de pagar los 1,7 millones que se adeudan a los futbolistas del pasado a?o. Una huida hacia delante -tal vez para ganar tiempo- en la que no indic? cu?ndo piensa poner las cantidades pendientes. As? las cosas, qued? en revisar lo firmado y asegurarse de las condiciones. Pero, para los pagos, no hay fecha. De no existir acuerdo en la interpretaci?n de las cl?usulas, habr? que acudir a la justicia. Y el Racing, mientras tanto, sigue viviendo en la indecisi?n. Al? vio el partido, pero El Sardinero le mostr? su indiferencia.

Ya lo avis? en el aeropuerto. ?He venido hasta aqu? porque quiero que la familia Montalvo me haga varias aclaraciones, ese el motivo por el me he retrasado en los compromisos que adquir? con ?l?. Y esa presunta amenaza se confirm? en el encuentro que tuvo con Jacobo Montalvo. Sin embargo, el magnate indio volvi? a hacer gala de su racinguismo declarado. ?Por supuesto que me interesa el futuro del Racing. M?rame, estoy aqu?, por eso he venido. El Racing es mi equipo y estar? aqu? mucho tiempo y despu?s de m?, tomar?n las riendas de la entidad mis hijas?, espet? a EL DIARIO MONTA??S ante la at?nita mirada de los curiosos que en esos momentos merodeaban por la terminal de llegadas del aer?dromo c?ntabro. El aterrizaje del jet privado de Al? se solap? con el del presidente del Gobierno, Jos? Luis Rodr?guez Zapatero. Eran las 18.55 horas cuando el avi?n presidencial tom? tierra. Cinco minutos despu?s, la torre de control concedi? el permiso a la aeronave de Al? que ten?a dibujadas las siglas de su empresa (WGA) en el fuselaje. Eso s?, Al? tuvo que pasar por la aduana y sali? por la misma puerta que el resto de usuarios. Nada de privilegios. Tambi?n llam? la atenci?n la discreci?n con la que apareci?. Al magnate, ayer, s?lo le acompa?aron dos miembros de su comitiva y un abogado. Un Mercedes blanco (un taxi, pero sin los logotipos habituales) le esperaba en la puerta junto a otro veh?culo con un empleado del conjunto verdiblanco, que fue el encargado de trasladar a su abogado. Tampoco le acompa?? su habitual s?quito de escoltas.

A su llegada al estadio fue recibido con t?midos silbidos por parte de los aficionados que esperaban la llegada del autob?s del Racing. ?Al? paga...?, le gritaron. ?l, con su habitual sonrisa, atendi? a los medios de comunicaci?n. ?No os pong?is nerviosos. S?lo son rumores?. Despu?s, volvi? a repetir las mismas palabras que hab?a pronunciado media hora antes en el aeropuerto. Responsabiliz? de todo a la familia Montalvo. ?Son ciertas obligaciones que se produjeron en el momento en el que me vendieron el club y tienen que solucionarse. Compr? el club con unas condiciones, el vendedor las acept? y deben cumplirse?, asegur?.

Tambi?n aprovech? la ocasi?n para clarificar que no plantea deshacerse del Racing. ?No voy a vender el club ni voy a devolv?rselo a Montalvo? y volvi? a incidir en su planes de futuro: ?Incrementaremos la capacidad y haremos del Racing un club m?s seguro?. Respecto a los retrasos con los jugadores dijo que ?todo ser? pagado?. ?Si hay tiempo hablar? con ellos, por supuesto, pero hoy (por ayer) he venido aqu?, en primer lugar, para ver el partido, en segundo, para ganarlo, y despu?s, para hablar con Montalvo?.

Distancia en el palco

Despu?s se introdujo en el interior de las oficinas del estadio y mantuvo la citada reuni?n con los anteriores propietarios. Su salida al palco fue digna de los mejores estrategas militares. El indio aprovech? el homenaje a Seve Ballesteros para introducirse en el interior de la zona 'noble'. Mientras tanto, el p?blico segu?a, emocionado, el recuerdo y el homenaje que desde el equipo verdiblanco se estaba rindiendo a uno de los grandes del deporte mundial. As? nadie le pudo recriminar nada. En la primera fila esperaban el presidente Pern?a, el consejero de Econom?a y Hacienda, ?ngel Agudo, la vicepresidenta regional, Dolores Gorostiaga, y el alcalde de Santander, ??igo de la Serna. Hab?a una silla vac?a, la del presidente de Cantabria, Miguel ?ngel Revilla, que no acudi? al palco para ver el partido.

No fue una noche como las anteriores. Ayer, nadie le sigui? en las celebraciones, aunque no fue impedimento para que ?l mostrara su j?bilo. Utiliz? el mismo ritual de siempre. Brazos en alto y, mientras aplaud?a, miraba a la grada que le contemplaba con bastante indiferencia. A los que peor sent? las celebraciones fueron a algunos miembros del consejo de administraci?n del Atl?tico de Madrid.

Al t?rmino del partido, Al? celebr? la victoria y le dio la mano a Jacobo Montalvo en un gesto caballeroso a pesar de las discrepancias ambos mantienen y que tienen en vilo el futuro de la entidad.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 19:19 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario