Martes, 21 de diciembre de 2010

Homenaje al bostezo

Al f?tbol se le olvid? que le quedaba un partido antes de las vacaciones. Cuando P?rez Lasa pit? el inicio, el deporte rey ya estaba descansando. Y es que Racing y H?rcules empataron a nada. Los que se acercaron al campo perideron la tarde. Porque no vieron ni un destello de algo que mereciera la pena. El Racing cerr? el a?o con un homenaje al bostezo, a la mediocridad futbol?stica y al asesinato de cualquier atisbo de espect?culo. No estuvo solo en la tarea, pero a su rival el empate le deja mejor sabor de boca.

Los n?meros dicen que los c?ntabros terminan el a?o de forma c?moda. Son 18 puntos y una distancia de cinco con un descenso que se ha visto, en ocasiones, demasiado cerca. Pero si un juez se hubiera sentado ayer a ver el encuentro en El Sardinero hubiera pedido que se iniciaran tr?mites contra ambos equipos por maltrato al deporte. S?lo Munitis pareci? darse cuenta que a un H?rcules con bajas y escasa ambici?n no era tan dif?cil hacerle da?o. Y eso que el del Barrio Pesquero tampoco es que completara un partido brillante. Le sobr? con querer el bal?n y echar un par de carreras con cierta intensidad. Suficiente. Porque s?lo ?l se mov?a con la corriente a 220. El resto se qued? anclado en los 125.

El planteamiento de Portugal opt? por la continuidad. Repiti? el esquema y la intenci?n que dispuso en Mallorca. Arriesgar muy poco y fallar lo menos posible. All? tuvo un chispazo de Serrano. Ayer, los chispazos fueron necesarios para despertar a los espectadores en la grada. Cisma era la ?nica novedad, pero el lateral, visto que perdi? el puesto en M?laga, no se pareci? al defensa que pisaba con alegr?a el campo rival. En la zaga, Henrique y Torrej?n cometieron pocos errores llamativos, pero esa salida de bal?n que se les exigi? alguna vez, se pareci? m?s a los ca?onazos de un ej?rcito sobre las trincheras del enemigo. Por el centro, Lacen cont? por decenas sus 'errores no forzados' (como en el tenis) y Adri?n sum? un partido m?s de 'nadismo'. Quedaban los dos suecos, pero corri? el rumor de que ya se hab?an ido a su pa?s. S?lo Kennedy record? que estaba sobre el campo con dos buenos disparos a bal?n parado. A Rosenberg a?n lo est?n buscando...

Con todo, el Racing no fue peor que el H?rcules. Los dos equipos empataron tambi?n en aburrimiento. Los de Esteban Vigo llegaron con bajas y una firme intenci?n de empatar. Su estrella, Trezeguet, fue fugaz. No hizo nada y lo cambiaron. S?lo dos chavales, Kiko y Cristian (al primero le dio un ataque de ansiedad el d?a que debut? en Primera), le quisieron dar algo de descaro a noventa minutos de rectitud.

Y, con este panorama, nada que contar de la primera parte. Tan s?lo la primera de las dos faltas de Kennedy y dos intentos de Colsa en los ?ltimos minutos. En el primero fall? porque la peg? mordida con ventaja. En el segundo, se revolvi? bien al borde del ?rea y dispar? mientras giraba. De lo poco salvable.

Segunda parte calcada

La segunda parte tuvo el dif?cil m?rito de ser tan tediosa como la primera. Y no era f?cil... Fue Colsa otra vez el protagonista, pero en esta ocasi?n en la otra porter?a. Uno de los muchos c?rners que sac? el H?rcules termin? con un jugador solo en el segundo palo. Su remate se enganch? entre las piernas del c?ntabro, que se lanz? con rapidez.

El recital de imprecisiones provoc? alg?n silbido y, en ese sentido, Lacen fue uno de los encargados de dirigir la orquesta. No fue su d?a, ni mucho menos.

La sensaci?n de vac?o llev? a sacar 'punta' a alg?n detalle. Como la desesperaci?n de un Munitis cansado de presionar en solitario (hizo gestos evidentes de reproche a Adri?n en una jugada). Un par de minutos despu?s el madrile?o se march? a la ducha entre silbidos e indiferencia. No estuvo peor que los dem?s, pero ya le toca ofrecer algo en alg?n partido.

La entrada de Serrano era la ?ltima esperanza para el f?tbol. Cuando en el marcador electr?nico apareci? su n?mero surgi? un atisbo de ilusi?n. Pero el catal?n se diluy? en el aburrimiento general durante su estancia en el campo.

Muerte por inanici?n

Otra falta de Kennedy y una de Portillo que lleg? a tocar el palo tras impactar en la barrera fueron lo ?nico rese?able hasta el final. Demasiado poco en una lista de minutos a?n larga. La ?nica sorpresa la puso uno de los cambios de Portugal. Quit? a Pinillos para meter a Ariel. Son? raro tras ver a todo el equipo en varias ocasiones metido en su ?rea.

?Que se besen?, les gritan a los boxeadores que no se pegan. Racing y H?rcules no se pegaron en absoluto hasta que P?rez Lasa pit? el final. Porque en los ?ltimos diez minutos no pas? absolutamente nada salvo que Rufete entrado en a?os y en peso le gan? una carrera a Torrej?n sin consecuencias. Diop entr? por Lacen y a Rosenberg le sacaron una tarjeta amarilla en el ?ltimo minuto.

P?rez Lasa pit? el final y fue un alivio para todos. Para los futbolistas porque comenzaron sus vacaciones, para los espectadores porque se marcharon a hacer cualquier otra cosa y para el f?tbol porque dejaron, por fin, de castigarlo.

En la despedida, tal vez para romper la monoton?a, volvi? a escucharse alg?n c?ntico que ped?a la dimisi?n del entrenador. Alg?n silbido, apretones de manos, saludos entre To?o y Calatayud... El Racing cerr? un a?o sin problemas en la clasificaci?n pero con tintes de cierta tristezaen la moral de los verdiblancos. Portugal se encomend? a un enero como el del a?o pasado. Aquel que coron? a un chico llamado Canales.

Fin de un lunes que no pasar? a la historia. De hecho, mejor olvidarlo cuanto antes.

Fuente: El Diario Monta??s


Publicado por Castro2 @ 18:55 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario