Jueves, 06 de mayo de 2010

Pern?a 'Portugal no corre peligro, estar? ante el Valladolid'

Mucho más sereno y tranquilo de lo esperado atendió ayer, al finalizar el partido, el máximo dirigente del Racing a las preguntas de los periodistas. Quiso evitar rumores y confirmó que Miguel Ángel Portugal será el técnico que se sentará en el banquillo del José Zorrilla el próximo sábado. «No corre peligro», aseguró. No le gusta tomar las decisiones en caliente aunque insistió en que «ni en frío ni en caliente. Portugal seguirá al frente del equipo». Aunque de lo que no se libró Pernía fue de la pitada y la pañolada que le brindó la afición. Los menos de 3.000 seguidores que quedaron en El Sardinero cuando Pérez Lasa pitó el final del partido. «Los pitos hacia mí entran en el sueldo. Llevo muchos años trabajando en la vida pública y estoy acostumbrado. Acepto las críticas», reconoció el presidente. Eso sí, prefirió reservarse su opinión. «También vi la temporada pasada pitar a Guardiola y a Laporta y lo mismo en el Calderón con Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil. Jornadas más tarde les han elevado a los altares, las críticas no me duelen nada», dijo con rotundidad.

De lo que no quiso esconderse fue del juego del equipo durante el partido. «Hoy la preocupación es la misma pero con una jornada menos. Era muy importante ganar, aunque el de hoy (por ayer) no fue para nada lo que se vio ante el Tenerife. He visto más actitud», aseguró Pernía. Nadie contaba con el resultado final. Nadie, menos el presidente. «Aunque yo no soy un profeta sí que vaticiné durante la semana que esto podía pasar. En el minuto 20 perdíamos 0-2. Se intuía que jugándose ellos la Champions, podía pasar. Yo sólo pedía que si eso sucedía se pudiera arreglar», relató el presidente en una rueda de prensa improvisada.

Sin embargo, quiso salir en defensa de los jugadores, a pesar del desastroso juego que desplegaron. «Han tenido un comportamiento ejemplar, esta vez no ha habido 'marmeo'. Es mejor que me abucheen a mí que a la plantilla porque en mi caso las críticas no me afectan», volvió a insistir el presidente, que comparó el fútbol con el circo. «Este deporte es más espectáculo que otra cosa y este tipo de actitudes son muy normales», dijo.

La solución se retrasa una jornada más. Ahora deberán encontrar la tranquilidad en Valladolid. Confía en el equipo porque afirmó «que no ha muerto nadie. Yo estoy bien de salud, sólo es un día malo para todo el racinguismo», aseguró. Eso sí, no le gustó nada cuando fue preguntado por sí la solución la pueden aportar los jugadores. «Hay once responsables. Ahora la afición tiene que esperar a que ganen el sábado para poder seguir en Primera», concluyó.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:50 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario