Martes, 04 de mayo de 2010

Portugal 'Tengo confianza: ya atravesamos otras situaciones dif?ciles y estuvimos a la altura'

Ni los apuros del equipo consiguen robarle la calma a Miguel Ángel Portugal. Dice que 'difícil' no es lo mismo que 'imposible' y que el Racing, como él mismo, es veterano en salir bien parado de los apuros.

-¿De qué ánimo está el equipo?

-Evidentemente, tiene su preocupación porque la ventaja cómoda que teníamos sobre los que estaban detrás nuestro se ha ido reduciendo y ahora sólo tenemos un punto. Pero a la vez estamos muy ilusionados, porque yo sé que a lo largo de todo el año hemos trabajado bien, hemos tenido altibajos de los que nos hemos sabido reponer. Yo tengo confianza: ya atravesamos otras situaciones difíciles y estuvimos a la altura.

-Parece muy optimista...

-El día del Villarreal hicimos un buen primer tiempo, aunque no hicimos un buen segundo tiempo, y en el del Tenerife creo que hicimos un primer tiempo aceptable, y en el segundo, evidentemente, no estuvimos a la altura, de ahí que quizás en la retina del espectador haya quedado grabado sólo lo último. Yo me quedo siempre con lo positivo, con la capacidad de reacción del equipo ante situaciones difíciles.

-Pero la marcha en los últimos tiempos es horrible.

-Cuando inicias un periplo como el que inicié yo en la jornada número diez, con siete puntos y en una situación también dificilísima, y se salió de ella de una manera boyante, con mucha capacidad, es posible que se tuviese la sensación de que podíamos estar tranquilos a estas alturas. Pero la irregularidad que hemos tenido, sobre todo en casa, nos ha pesado mucho y de ahí que volvamos a la situación en que estábamos cuando yo cogí el equipo. Ha venido poco a poco, alargándose, como consecuencia también de que la plantilla que yo cojo no es la misma que la que yo tengo ahora. Tenemos tres lesionados graves, algo que hay que tener en cuenta, y aun así, estamos tratando de mantener el mismo nivel que teníamos cuando estábamos todos. Yo creo que ahora debemos estar todos más juntos que nunca, más apretados que nunca e intentar sacar esto adelante.

-Entonces, cree que es posible una reacción.

-Sí, porque ya lo hemos hecho. Nosotros ya tuvimos una situación difícil ante el Espanyol, y supimos remontar y ganamos 3-1 y, evidentemente, el equipo ha dado su respuesta en momentos difíciles y tengo confianza en que la vuelva a dar.

-Y el miércoles, el Sevilla.

-Es una final para nosotros. El Sevilla es un buen equipo, viene a jugarse sus opciones de entrar en Europa y evidentemente no va a ser un partido fácil, ni mucho menos. Va a ser un partido en el que debemos tener mucho temple y en el cual el público va a ser un factor determinante para que nuestro ánimo no decaiga.

-¿Y los otros dos partidos?

-A mí no me gusta mucho hablar de los partidos que quedan; se puede hacer de una forma general. Son tres partidos, dos en casa y uno fuera, en los que podemos sacar nueve puntos, cinco, cuatro, tres... lo importante para nosotros ahora mismo es sacar los tres del partido contra el Sevilla, y ése tiene que ser nuestro objetivo.

-¿Nota el canguelo de la afición?

-Yo diría que hay preocupación, pero es lógico, porque todos estamos preocupados. Nadie quería a estar alturas estar en esta situación, una vez que al principio, cuando llegué, salimos de esas posiciones, lo que nos hacía pensar que podríamos estar más tranquilos. Pero hay una serie de circunstancias que no ha permitido que estemos así, de forma que ahora debemos estar con la cabeza muy fría, tenemos que tener todos la sensatez y la coherencia para que el equipo salga adelante, de lo cual yo no dudo. Yo pienso que el público debe estar preocupado, como estamos nosotros, pero con el ánimo de no decaer y en el partido próximo estar con nosotros de principio a final.

-¿Y no cree que hay cierta sensación de desastre inevitable?

-No lo sé. Nosotros desde dentro lo vemos como tres finales que tenemos, que vamos todavía por encima de los que nos persiguen, que tenemos que apurar nuestras posibilidades desde el primer momento, que es el día del Sevilla. Sacar ahí tres puntos significaría un salto muy cuantitativo en cuanto a las aspiraciones que tenemos de lograr la permanencia.

-¿Qué tal se porta el público?

-La afición, con los partidos que hemos tenido en casa, que han sido nuestro principal hándicap -y yo la entiendo, porque aquí no hemos estado a la altura-, ha tenido sus más y sus menos, pero dentro de lo que es lógico y normal. Ahora quedan tres partidos y yo sé que en ellos, y más bien en el primero, contra el Sevilla, va a estar con nosotros. Y lo vamos a notar y vamos a dar la respuesta que ellos quieren.

-Su presidente confiesa que siente envidia de otras aficiones...

-Yo respeto todas las opiniones, máxime la del presidente. Lo único que a mí me importa es la respuesta de mi equipo, y siempre pido a la afición que esté con nosotros, que yo sé que es muy difícil estar durante una temporada con el hándicap que hemos tenido aquí de muy poquitas victorias. Hay que meterse en la piel del espectador, que ve cómo nosotros tenemos una gran respuesta fuera de casa y sin embargo en casa no la hemos tenido.

-Y las críticas, ¿las escucha?, ¿las comparte?, ¿le influyen?

-Yo soy el primer autocrítico conmigo mismo. Puedo acertar, a veces me puedo equivocar, eso es evidente, ninguno somos perfectos, pero detrás hay un trabajo que no es solamente de un día. Desde que yo cogí el equipo hemos tenido nuestros altibajos, pero hemos llegado a una semifinal de Copa de una manera digna, ha habido un boom con lo de Sergio Canales y el Racing ha estado en boca de todos durante este año de nuevo, y yo creo que me voy a quedar con lo positivo y con la crítica que me hago a mí mismo, que ya es suficiente.

-Por lo visto, ha tenido charlita con Pernía...

-Nosotros nos solemos encontrar. Yo vengo todos los días al club. Tenemos un buen diálogo, he hablado con él, como muchas semanas, para analizar el equipo, las situaciones... Es un hombre con un estado de ánimo y comportamiento parecidos a los míos; somos personas, creo, bastante coherentes, sabemos que la situación es difícil, tenemos nuestra preocupación, pero también nuestra confianza.

-¿Seguirá aquí el año que viene?

-Yo tengo contrato en vigor. A mí me encantaría acabar mi contrato. Me encantaría seguir con el proyecto que cuando vine aquí creía que debíamos hacer, y para asentar al Racing de Santander en esa Primera División. Intentarlo el próximo año, ya que éste estamos pasando situaciones difíciles, y que fuera un año mucho más templado.

-Diga cómo se encuentra con un par de adjetivos.

-Simplemente me encuentro ilusionado y me encuentro, la verdad, preocupado. Pero ilusionado y con muchas ganas de que llegue el partido del Sevilla.

-¿Cómo piensa dar vuelta a la situación con bajas tan importantes en el equipo?

-A mí me gustaría tener toda la plantilla al completo, porque luego puedes elegir a los que crees más convenientes en cada partido. No tener a todos por lesiones es un inconveniente. Pero para eso están las plantillas, para sacar adelante los equipos cuando ocurren estas eventualidades, pero no podemos cerrar los ojos: si al Barcelona le quitas a Messi y a Xavi pues también estaría en una situación de implorar y de lamentar su mala suerte.

-¿Jugar con tanto cedido influye en el rendimiento del Racing?

-Para mí, cuando un jugador firma con el Racing de Santander, es del Racing de Santander y no me fijo si ha venido o no cedido. Creo que desde el día que han firmado aquí, todos son del Racing y todos tienen su corazón con el Racing.

-¿Qué ha fallado esta temporada en la plantilla?

-No es que haya fallado la plantilla, es que en casa no hemos sabido ganar los partidos de la misma manera que fuera. Con haber ganado el doble de partidos de los que hemos ganado aquí, estaríamos muy tranquilos.

-En las últimas semanas se han discutido mucho algunos de sus cambios...

-Siempre que un entrenador hace cambios es para intentar mejorar el rendimiento del equipo porque considera que debe ser así. Yo, la crítica respetuosa la respeto, y la irrespetuosa, no.

-No se entendió muy bien la sustitución de Canales en Tenerife. ¿Tenemos problemas con el chaval?

-El rendimiento del equipo en Tenerife, sobre todo en el segundo tiempo, no fue bueno, y esto no es baloncesto: no puedes meter y sacar a uno, hacer tiempo muerto... El partido te lleva en ciertos momentos a tener que hacer cambios en determinados momentos para aumentar el rendimiento. Los cambios que se hicieron fueron en ese sentido, sin ninguna otra particularidad.

-¿La permanencia está tirada este año o no?

-Al final, si no pasas de 40 puntos te puedes complicar la vida. La estadística a lo largo de la liga de los tres puntos está ahí y no hay más. Si consigues 42 tienes opciones máximas; si tienes 41 estás casi seguro y si consigues 40 pues tienes que esperar hasta el final.

-¿Jugársela en El Sardinero es bueno o malo?

-Pues a priori sería muy bueno porque es nuestra casa, y esperemos que así sea. Tengo mucha confianza, porque ya que hemos tenido tropiezos en nuestra casa, bastantes, a lo largo de la temporada, a ver si al final somos capaces de arreglarlo y solucionarlo.

-¿Tiene candidatos al descenso?

-No voy a decir nombres, no me gusta. Me voy a fijar en mi equipo, en el Racing, en ganar el miércoles al Sevilla, y nada más.

-¿Se salvará el Racing?

-Hombre, yo cuando firmé con el Racing en una situación dificilísima venía con esa intención y con esas intenciones sigo. Estamos en buena disposición y yo voy a luchar por ello.

 


Publicado por Castro2 @ 18:29 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario