Martes, 23 de marzo de 2010

Diop 'Hemos cortado una racha que estaba haciendo demasiado da?o al equipo'

Empezó Colsa, con un golazo de los que marca de vez en cuando que hizo el silencio en el Reyno de Navarra. Después, Christian, con un cabezazo raro, raro, adelantó al Racing. Diop dio la puntilla al Osasuna con su primer tanto en la Liga, a puerta vacía. Entre los tres acabaron con una mala racha que ya parecía una maldición. Unos hablan de suerte, otros de presión, pero todos de lo contentos que están después de acabar con el gafe.

«Lo importante era ganar un partido, marcar un gol, y ya nos hemos quitado todas las dudas que veníamos arrastrando. Seguro que de aquí a final de temporada perderemos algún partido, pero por lo menos hemos cortado una racha que estaba haciendo demasiado daño al equipo», explica Colsa.

«Era un partido importante para nosotros. Sabíamos que, de conseguir la victoria, daríamos un paso importante hacia la salvación y la verdad es que se nos puso la cosa un poco difícil con el gol de Flaño, pero el equipo supo reaccionar con el gol de Gonzalo. Creo que en la segunda parte nos encontramos más cómodos con el balón y a la postre los dos goles sentenciaron el partido, y al final creo que fuimos justos merecedores de la victoria», dice Christian.

Según Diop, el Racing estuvo «bien desde el día del Valencia. Luego en casa nos faltó el gol. El rival, el Zaragoza, era muy organizado en defensa. Jugaron muy bien. Y el domingo estuvimos en la misma línea y tuvimos la suerte de meter los goles. La única diferencia es que metimos los goles y en los otros partidos no lo conseguimos».

Si tuvo un protagonista el encuentro, ése fue Christian. Con un gol parado y otro metido, ganó medio partido él solo. Aunque se quite méritos por modestia, no puede evitar sonreír mientras lo cuenta. «Esto es una cosa de once futbolistas y de la gente que estaba en el banquillo. Sí es cierto que tuve la fortuna de marcar un gol y de sacar otro bajo palos. Otras veces tienes la poca fortuna de estar involucrado en un gol en contra y esta vez la fortuna no me fue esquiva. Y estoy muy contento de que el gol sirviese para conseguir la victoria».

Un tanto especial

Para Colsa, su gol también resultó especial. «Es una jugada que tampoco tenía mucha historia: viene un balón que le mete Canales a Óscar, que rompe en la mitad, y yo no sé si me ve o lo deja por intuición. Viene el balón perdido y suelto un zapatazo que creo que el portero ni se puede mover, ni se lo espera. De repente se calla todo el mundo en el estadio. Y hasta que no me centro y no veo en el marcador el empate a uno ni me lo creo, porque es una jugada tan rápida que no lo piensas. No estás pensando en meterla en la escuadra, ni mucho menos. Muchas veces sólo piensas en chutar y que sea lo que Dios quiera. Es un gol importante, porque vale el cortar una racha negativa, y en un momento que estamos perdiendo, empatar tan rápido y de una forma tan inesperada para el equipo contrario, hace que tenga más repercusión, que sea un jarro de agua fría para el rival y que luego hiciera que el equipo ganara porque nos sentimos más cómodos y nos quitamos todos los prejuicios y todos los miedos».

Diop, después de estrenarse en Primera, se confiesa «muy contento». «Sobre todo por la victoria, porque la necesitábamos y también porque he hecho el primer gol en Liga. A ver si seguimos así y salimos de esta zona, que es peligrosa».

¿Es tan importante el 'factor Pamplona? «Para nosotros siempre ha sido un sitio importante -reconoce Christian-. Sin lugar a dudas ha sido el sitio donde parece que hemos cambiado la dinámica negativa o hemos conseguido el pase a otra semifinal de Copa. La verdad es que está siendo un campo talismán para nosotros y espero que siga siendo así en un futuro».

«Fuera de casa se nos da mejor y estamos más a gusto jugando, y no es una cosa nueva. Creo que todos nos sentimos así, pero también queremos ganar en casa, porque queremos dar una alegría a la afición, porque creo que se lo merecen ellos, nos lo merecemos nosotros y hay que tratar, el miércoles, de ganar y dar otro pasito más hacia la permanencia. Lo que pasa en Pamplona tampoco tiene una explicación lógica, y esperemos que siga así muchos años», coincide Colsa.

Diop, no tan veterano, ya sabe que Navarra es tierra de goles y puntos. «Me habían dicho que nos va bien este campo y la verdad es que ganamos en Copa este año, 3-0, y el domingo 3-1... la verdad es que estaría bien que pudiéramos jugar todos los partidos de Liga que nos quedan allí. Necesitábamos mucho esa victoria».

Christian insiste en la importancia de la fortuna, pero una fortuna adobada con trabajo, a la hora de atajar las malas rachas. «El míster sabe que la faceta goleadora también es cuestión de suerte, de que estés acertado o tengas esa pizca de fortuna que también necesitas en este mundo. Y yo creo que también hay que trabajar y creo que el míster está incidiendo mucho en el tema de la finalización a gol y esto al final tiene sus frutos, al igual que hablo de jugadas a balón parado, faltas, córners... al final el trabajo tiene sus frutos, a la larga». Ése es el mejor modo de terminar con las críticas. «Si ya se hablaba durante esta semana del récord de eficacia goleadora, de tal, que se ponía en duda todo... pues mira. La mejor forma de contestar a todo esto es marcando tres goles y generando ocasiones de gol que tuvimos también para poder aumentar la cuenta goleadora».

Colsa confiesa que las críticas duelen y los temores se contagian. «La verdad es que hay momentos en los que los jugadores tenemos dudas y se generan por el ambiente que hay alrededor del equipo y por las sensaciones que también demuestras tú los domingos. Cuando vienes de perder tres partidos seguidos, sin marcar ningún gol y encajando goleadas, pues es normal que la sombra de la Segunda se plantee. Ahora volvemos a estar a siete puntos, una diferencia bastante considerable pero tampoco nos deja confiarnos. En apenas seis días vamos a tener dos jornadas y toda esa diferencia se puede ampliar o se puede reducir mucho».

Diop se resiste a hablar del fin de una mala racha. Sólo por prudencia. «Hablaremos de eso el jueves. Si ganamos contra el Mallorca ya hablaremos de si estamos en una buena racha o no. Hemos ganado sólo un partido y hay que olvidar el partido del domingo y ganar el siguiente, que nos hacen falta los puntos. En esta liga todo el mundo juega bien, todos los equipos necesitan puntos. Con dos partidos perdidos te puedes meter ahí, en la zona peligrosa. Y con dos ganados, te puedes salir de ella. Si ganamos el miércoles nos da más aire para poder afrontar el partido del lunes, que es muy importante también».

Todo vale lo mismo

El centrocampista senegalés es práctico: le da igual que los puntos se sumen en casa o fuera, porque valen igual. Y lo mismo sucede con los goles: delanteros, defensas... es lo mismo quien marque. «Yo creo que en casa tenemos que ganar más partidos, que ser más fuertes. Pero si los puntos que no ganamos en casa los sacamos fuera, pues también vale. Yo creo que tenemos muy buenos delanteros, pero no están teniendo suerte de cara al gol. Si los demás los pueden meter, pues la verdad es que está muy bien».

Christian opina que si todos marcan, hay más alternativas. «Yo tampoco soy partidario de que todos los goles residan en los delanteros, porque el día que no estén acertados o sufran una mala racha, ¿de dónde sacas los goles? Prefiero que estén repartidos, que todo el mundo tenga su participación, porque en cualquier momento vas a necesitarlo».

Colsa, por el contrario, considera que cada cual tiene su función, y hay que cumplir con el cometido. «Lo más importante es que cada uno vaya cumpliendo el papel que le corresponde, y los delanteros, marcar goles, porque es lo que se les da bien y viven de ello, y el resto del equipo, ayudar a que los metan y a no encajarlos». Se refiere también a la presión de los Campos de Sport, que atora al equipo, incapaz de pasar de la teoría a la práctica. «Quieres agradar un poquitín más y, en cambio, cuando juegas fuera pues estás un poco guardando la ropa y estás mucho más tranquilo porque a pesar de las exigencias deportivas -las exigencias que tenemos nosotros son muy grandes, siempre son las mismas-, la gente que está en el campo no te obliga a jugar bonito. Cuando tienes que pegar un despeje y mandarla a la grada no queda tan mal como si lo hicieses en El Sardinero. Necesitamos encontrar esa tranquilidad, o nosotros tenemos que dar esa tranquilidad a la gente, y la única manera es ganar, que vea la gente que aquí en El Sardinero también sabemos hacerlo. Por supuesto que es la asignatura pendiente y si hubiéramos hecho una buena, o una temporada regular en casa, pues estaríamos hablando de que el equipo estuviese el noveno, o el décimo, y sin ningún problema en estos momentos».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 19:02 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario