Domingo, 21 de marzo de 2010

El id?lico Reyno del Racing

El Racing sumó tres puntos de oro en su carrera hacia la permanencia gracias a su cómoda visita al Reyno de Navarra, territorio reconquistado, una vez más, por los hombres de Portugal. Los goles de Colsa, Christian y Diop anularon el tanto inicial de Miguel Flaño y prolongaron el mal momento 'rojillo', avocado a luchar por la salvación hasta el último suspiro del campeonato.

Será difícil que los de Camacho hagan los deberes con antelación, y menos con partidos como el de hoy. Huelga decir que los 'rojillos' hicieron casi todo bien y acusaron en exceso las ausencias de Pandiani y Aranda. Pero conviene también matizar que Osasuna estuvo lejos de esa intensidad con la que acompaña sus partidos, acentuada en casa, y con cierta apatía, por momentos, impropia del equipo navarro.

Al Racing le bastó con aprovechar sus oportunidades y esperar bien colocado atrás. Los de Portugal no pusieron ningún impedimento a que su rival manejara el partido, tuviera la posesión y marcara los tiempos del encuentro.

En ese escenario se movió el partido y ahí se sintió cómodo el equipo cántabro. Y eso que Osasuna avisó y terminó consumando su dominio. Dady, hoy titular y desafortunadamente lesionado mediado el primer tiempo, dispuso de la primera ocasión pero su disparo lo sacó Christian de la misma línea de gol.

La genialidad de Colsa
Fue el anticipo del tanto navarro. Masoud, inspirado pero intermitente, inició una jugada al borde del área, Juanfran le añadió el peligro con su centro y Flaño, de cabeza, adelantó a los de Camacho. Consecuencia lógica pero tan breve como la presencia de Dady en el partido. Dos minutos después, Colsa echaba por tierra el trabajo de los 'rojillos'.

Un balón suelto lo convirtió el centrocampista del Racing en un misil teledirigido a la escuadra de la meta de Ricardo. Sin apenas presencia ofensiva, más allá de las pocas apariciones de Canales, los de Portugal se iban al descanso con un valioso empate.

Excesiva recompensa que se vio ampliada antes de que Osasuna intentara plasmar su estrategia en el segundo acto. Christian convirtió un vulgar centro al área en un gol único. Su remate de cabeza, de manual, reforzaba las intenciones del Racing de jugar al contragolpe.

Camino, el que decidió el Racing, que se vio reforzado cuando Portugal optó por quitar a Canales y apuntalar el mediocampo con Arana o cuando quitó a Serrano para dar entrada a Diop.

Precisamente entre esas dos incorporaciones se fabricaron el tanto de la sentencia. Tras el perdón de Munitis en dos oportunidades, una buena intervención de Coltorti a disparo de Juanfran y un más que probable penalti de Christian al interceptar un disparo de Nekounam con el brazo, el Racing cerró el choque.

Los de Portugal aprovecharon un córner en contra para montar un rápido contraataque que comandó Arana y finalizó Diop. Los últimos arreones 'rojillos' no alteraron un partido que aprovechó el equipo más práctico y contundente en sus acciones.

Fuente: Marca


Publicado por Castro2 @ 22:58 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario