Mi?rcoles, 03 de marzo de 2010

Canales hiere al racinguismo

Pasmo y disgusto. Los aficionados del Racing desayunaron ayer con una portada del 'Marca' en la que Sergio Canales aparecía sonriente y vistiendo la camiseta del Real Madrid, dispuesto a dar un apasionado beso a su escudo. La excusa, una entrevista en la que el jugador explica lo contento que se siente tras su fichaje por el club capitalino, sus aspiraciones y su rendida admiración por Zidane, entre otras cosas.

Las reacciones ante la imagen -conviene recordar que aunque es cierto que el Real Madrid ha gastado un montón de pasta en contratar a Canales, el chico es propiedad del Racing hasta final de temporada- han sido muchas y variadas. Si los racinguistas más radicales y antimadridistas consideran un insulto la fotografía -ayer los foros echaban fuego-otros, entre ellos el propio presidente del Racing, rebajaban la afrenta hasta un pecadillo venial bien fácil de perdonar. De hecho, los Canales, padre e hijo, dieron los pasos oportunos y necesarios (a saber: examen de conciencia, dolor de los pecados, propósito de enmienda, confesión y penitencia), en tiempo récord en cuanto vieron el periódico en los quioscos: rápidamente llamaron a Francisco Pernía para disculparse. Éste, no sólo se dio inmediatamente por satisfecho, sino que pidió a la afición que, como él, supiese disculpar.

Cuestión de necesidad

Es posible que este hacer la vista gorda tenga que ver con el hecho de que Sergio Canales sea, a día de hoy, el mejor futbolista con que cuenta el Racing. Y no sólo eso: el club cuenta también con poder disponer del chaval la próxima temporada, cedido ya por el Real Madrid, y le quiere más motivado de lo que estuvo Garay en su periodo de préstamo.

«Con relación a la aparición de esta publicación -declaró Pernía-, entiendo que, muchas veces, cuando a uno se le hace una entrevista se arrepiente al día siguiente de parte de lo dicho y entonces es necesario rectificar, y eso es lo que ha sucedido. Hay que reconocer que el jugador ha sido el primero que ha llamado para disculparse ante el club y ante la afición. Yo, inmediatamente, lo he entendido, y pido a la afición que también lo entienda, que se dé cuenta de que sólo ha sido un lapsus».

Para dar peso a su argumentación, Pernía recordó que «este chico desde siempre ha manifestado su racinguismo. Es más, una de las condiciones que Canales puso en las negociaciones con todos los equipos es que el año que viene tenía que seguir jugando en el Racing. Él siempre ha reconocido que está feliz con el resultado de la negociación, de cómo han salido las cosas y de cómo lo hemos hecho».

Un disgusto tremendo

Dijo también el presidente que el Racing ha cargado con el disgusto más grande pero que, aun así, ha sabido entender lo que ha pasado. «Yo pido a la afición que apoye al jugador, que no haga sangre de todo esto. No puedo decir que esté feliz con lo que ha sucedido, pero también reconozco que a lo largo de mi vida he cometido errores, y que cuando alguien tiene la nobleza de pedir perdón, hay que perdonar».

Es por eso que a los responsables de la entidad ni se les ha pasado por la cabeza sancionar a Canales. Un tironcito de orejas, y vale. Y ni contemplan la posibilidad de que la hinchada le reciba con pitos el próximo día. «Creo sinceramente que la gente lo sabrá perdonar y pido que le perdonen. No creo que esto tenga más consecuencias».

Pero si sorprende la tibia reacción del Racing, la verdad es que un sondeo entre las peñas tampoco hace aflorar la indignación de muchos internautas, que hablan de traición, falta de respeto y mil cosas más. Sin ir más lejos, el presidente de todas ellas, Fernando Ortiz, pese a considerar muy inoportuna la publicación de esa imagen de Canales, achacó todo a los manejos de la prensa.

«Hombre, a mí no me parece correcto que Canales salga así, ni que sea la semana más indicada para hacerlo, pero la verdad es que esas cosas están ahora a la orden del día: ni es el primero ni será el último que vista una camiseta de un equipo estando en otro. Él sabrá lo que ha hecho».

Al contrario que Pernía, Ortiz sí teme que la metedura de pata pueda tener consecuencias entre la afición. «Yo lo que pienso es que va a haber mucha gente dolida por esas imágenes con la camiseta del Real Madrid, aunque sólo sea porque es la camiseta del Madrid. Él es un tío muy querido en Santander, pero al final de la temporada todo esto le va a hacer daño. Va a haber gente que aproveche esa portada para echársela en cara el día que falle».

Al representante de las peñas no le chocó la respuesta del club. «Yo imagino que todo esto ya lo haya pactado, porque si no, creo que no lo haría. Ya habrían preguntado por una posible multa y todo eso. A mí Canales me parece un tío que piensa las cosas, pero la prensa es golosa y en Madrid te hacen pasar por cosas que aquí no. Todos sabemos que ha habido jugadores que han ido a Madrid y que, como no han entrado por la prensa, les han molido a palos. La prensa en Cantabria no hace eso».

El cuarto poder

Más opiniones. Por ejemplo, la de José Luis Fernández, de la Peña Chiri, que considera que el chico «ha hecho mal, pero todos sabemos lo que es la prensa».

«Al chaval le han cogido desprevenido, sin un asesor. Hasta ahora había estado bien asesorado por la directiva del club, pero esta vez le han cogido así, y nada más».

«A mí me parece que el Racing sí debería llamarle un poco la atención. Se debe ahora mismo al Racing y es del Racing. Hasta el 30 de junio».

En cuanto a posibles consecuencias (malas), Fernández habló de un extendido sentimiento antimadridista en la región. «Puedo decir que en Cantabria hay mucho antimadridismo, y sé que al público en general le va a caer muy mal. A mí no me cae tan mal, pero tampoco lo veo una cosa del otro mundo. Creo que no es algo tan grave. Sencillamente, se ha confundido».

A María Gautier, de la Peña Munitis, lo que realmente le importa es que, mientras juegue en el Racing, el muchacho lo haga bien. «Creo que, aunque él haya firmado con otro club, quizás aparecer así no sea lo más apropiado. Su familia y la gente que le rodea son los que tienen que asesorarle. Nosotros somos aficionados y nada más. Mientras se entregue al Racing... Él se debe al Racing, aunque pertenezca al Real Madrid. A mí no me parece ni mal ni bien».

No obstante, Gautier reconoció que lo suyo es una opinión, y que no tiene por qué ser compartida. «Habrá algunos a quienes les siente bien y a otros mal, siempre pasa. A mí lo que me importa es que se entregue a tope, y más con la situación en que está el equipo. Se entrega, nadie se va a acordar de esta pose».

También Raúl Lastra, de la Peña Nubero, se mostró convencido de que un par de goles pueden contribuir decisivamente a acelerar el perdón de los seguidores del equipo al 'golden boy'. «Por lo que he visto en la calle, la gente está muy quemada, pero a lo mejor mete dos goles el lunes con el Valencia y la gente se olvida. Pero hoy está muy quemada».

Un poco de mano dura

Lastra se mostró partidario de un poquito de mano dura. «Creo que ha sido algo muy inoportuno viendo cómo está ahora el equipo. Con la racha de malos resultados, que aparezca en ese plan es un error. Estaría bien que le leyesen la cartilla y que le dijesen que hasta el 30 de junio es del Racing, y que no tiene que salir con camisetas del Real Madrid ni de nadie. Desgraciadamente para él y para el Racing, creo que la gente se lo va a tener en cuenta».

Otros muchos, un poco más cínicos, piensan sencillamente que por el millón y medio de euros que Sergio Canales va a cobrar por temporada en el Real Madrid, tendría no ya que besar, sino comerse la camiseta, el escudo y las botas. A fin de cuentas, el otro día en el partido del Camp Nou el rubiales se llevó una bronca -por merengón- por cada ocasión en que tocó el balón, y nadie se puso a explicar que, para ser justos, si querían pitarle deberían haber aguardado al próximo 30 de junio.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:24 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario