Lunes, 01 de marzo de 2010

Un Racing de dos caras

Las tres últimas derrotas encajadas por el Racing, por la forma en la que se han producido, dejan entrever que la recuperación del Racing tras la llegada de Miguel Ángel Portugal no fue más que un espejismo.

En las tres últimas jornadas, el Racing no sólo ha sido claramente superado por sus rivales, sino que ha mostrado su peor cara en varias facetas del juego.

Ahora se suceden los fallos en defensa que propician que se encajen goles más por demérito de los cántabros, que por acierto del rival y en ataque, además de crear pocas ocasiones, los delanteros están negados para marcar.

Todo ha cambiado en el Racing a raíz de su eliminación de la Copa del Rey, en semifinales, a manos del Atlético de Madrid.

Los cántabros habían superado el mes de enero, sin perder en la Liga y accediendo a la semifinal copera; con dos claros protagonistas. Portugal, que hacía olvidar los pobres resultados cosechados bajo las órdenes de Juan Carlos Mandiá y el joven Sergio Canales, quien en apenas dos meses pasaba de jugar en Segunda B a deslumbrar y acordar su próxima incorporación al Real Madrid.

Así el Racing se instalaba en la parte media de la tabla, lejos de los puestos de descenso que estuvo rozando con Mandiá. La afición empezó a pensar en metas más altas y la plantilla recuperó la confianza.

Derrota copera

Pero, tras el varapalo sufrido en la Copa ante el conjunto colchonero, llegó al Sardinero el Málaga y se fue con los tres puntos después de endosarle al Racing otros tantos goles.

Esa derrota se achacó a la resaca de la Copa y a ella le siguió la goleada que encajaron los cántabros en Barcelona. Para ese partido se autodescartaron Munitis y Colsa, forzando sendas tarjetas amarillas que acarreaban suspensión, con el objetivo de reservarse para la visita del Almería.

Si decepcionante fue la actuación del Nou Camp, más lo fue ayer la de ayer ante el Almería. El Racing comenzó apretando, pero cuando se vio con el marcador en contra se pusieron en evidencia todos los males de un equipo sin capacidad de reacción, endeble en defensa, desquiciado en el centro del campo y perdido en ataque.

Las dudas no sólo se han generado en la grada, donde el público ha vuelto a los pitos que se escuchaban en la etapa de Mandiá, sino entre los propios protagonistas que ayer acabaron tratando de hacer cada uno la guerra por su cuenta.

Tan sorprendente como el radical cambio de rumbo que ha experimentado el Racing en las última semanas fue lo ocurrido ayer en la portería del equipo cántabro.

El meta Toño volvió a la titularidad después de estar casi tres mes lesionado y lo hizo porque le dijo al técnico que estaba listo para jugar. Empezó el partido fallando en la jugada del primer gol y acabó teniendo que ser sustituido, otra vez lesionado.

Enfermería
Por otro lado, los servicios médicos del Racing, una vez realizadas las pruebas radiológicas pertinentes, han diagnosticado las siguientes lesiones:


-Toño: contractura en el recto anterior de la pierna derecha (en distinto punto a la lesión sufrida el 7 de diciembre de 2009).

-Munitis: tendinitis aguda en el tibial anterior del pie derecho.

-Canales: contractura isquiotibial en la pierna derecha.

-Torrejón: distensión isquiotibial y en el aductor de la pierna izquierda.

Los cuatro futbolistas quedan a la espera de la evolución de sus lesiones para determinar si pueden participar en el partido de Liga que el Racing jugará ante el Valencia CF en Mestalla el lunes, 8 de marzo, a las 21,00 horas. Quien es seguro que no estará en el antiguo Luis Casanova es el delantero verdiblanco Xisco que cumplirá en dicho encuentro un partido de sanción por acumulación de amonestaciones.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 20:29 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario