Martes, 08 de diciembre de 2009

El que pega primero...

Miguel Ángel Portugal se mostró satisfecho con el juego y el resultado y argumentó como clave el marcar el primer gol en los primeros minutos del segundo tiempo

La victoria cambia el estado de ánimo del equipo. Dejar la puerta a cero por primera vez en liga y creer en que se puede ganar, vital para el técnico. Portugal afirmó que le gustó el temple y la confianza de sus futbolistas.

El Racing tiene poco margen de error, debe ganar y ganar. Ayer en Barcelona cambió todo. Miguel Ángel Portugal aseguraba que sí hay cosas que son distintas: «Llevamos dos semanas y estamos tratando de cambiar las señas de identidad de nuestro equipo. Algo sí es cierto que ha cambiado y en esas estamos». El entrenador analizaba el partido en el que el Racing, por fin, se ponía por delante en el marcador: «Hemos tenido fortuna en los momentos psicológicos. Marcar en los primeros minutos del segundo tiempo da mucha confianza. A partir de ahí hemos crecido mucho, hemos ido de menos a más y hemos defendido muy bien. El gol pone al equipo bien asentado en el campo y con mucho orden atrás. Nos vino bien, sin duda». El técnico quiso añadir que una de las cosas que más le gustó del partido fue el oficio en momentos claves y su portería: «Jugamos con temple y con tranquilidad para manejar el balón una vez que nos pusimos por delante. Eso es importante, es necesario porque no le das posibilidad al rival de tener el balón. La otra cosa que me pone contento es dejar la puerta a cero. Es la primera vez y tiene que ser la clave para que nos salgan las cosas».

Problemillas

Portugal también tuvo palabras para lo que no le gustó ayer en Barcelona: «Los primeros veinte minutos nos crearon problemas con balones largos a la espalda. No obstante, controlamos bien la situación y en la primera parte ya creamos alguna ocasión clara como la de Tchité. Creo que ahí empezamos a crecer». El máximo mandatario de la plantilla fue realista con el resultado: «No es muy normal que el Racing marque cuatro goles a domicilio. Me gusta nuestro trabajo defensivo, el resto viene dado por la confianza».

Dos cosas era necesario que contestara el entrenador. Una, qué supone un resultado así: «Necesitamos ganar el siguiente partido. Eso es lo que más necesitamos. Este ya se ganó y ahora sólo queda pensar en el domingo siguiente más que en éste». La otra, por Sergio Canales: «Es un chaval que nos puede ayudar porque tiene temple para aguantar la pelota y mucha calidad. Supo interpretar bien la caída entre líneas. Buen partido».

El entrenador del Espanyol, Mauricio Pochettino, demostró resignado y molesto con su equipo: «En la primera mitad fuimos superiores pero no podemos perdonar tanto. Tuvimos dos ocasiones claras para haber puesto el partido de cara y, al final, fueron ellos quienes marcaron. La segunda mitad no estuvimos bien, la efectividad del Racing fue tremenda».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 0:10 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario