Jueves, 03 de diciembre de 2009

Una imagen para el recuerdo

El vetusto edificio de las instalaciones de La Albericia es ya sólo un recuerdo. Un episodio más en la vida del casi centenario Racing. «Una foto para guardar», tal y como decía uno de los curiosos que, como siempre que hay una obra, aparece por la zona. Es ya historia. Y lo es porque ayer, por fin, las máquinas lo derribaron en una operación que fue vista y no vista.

Durante los últimos días, los operarios de la empresa adjudicataria de las obras habían trabajado en la eliminación de todos los elementos que podían interferir en el derribo y en la desconexión de servicios como pueden ser el suministro eléctrico o el de agua. Y ayer, por fin, en torno a las 12.00 del mediodía, llegaron las excavadoras al antiguo aparcamiento de las instalaciones. Apenas tres cuartos de hora después, comenzaba el tan esperado derribo. Mientras, los jugadores, finalizada la sesión de entrenamiento matinal, y tras abandonar los módulos que utilizan provisionalmente como vestuarios, gimnasio y sala médica, pasaban por delante en sus vehículos y no podían evitar echar una última mirada al que ha sido su lugar de trabajo durante mucho tiempo.

En cadena

Lo primero en caer fue la zona que utilizaba el Racing B como vestuario. Tras ella, el resto del inmueble. Por la tarde, no quedaba más que un montón de escombros. El edificio que ha acogido a tantos y tantos jugadores del Racing, era ya únicamente un montón de ladrillos, cemento y retorcidos hierros. Era ya pasado del club santanderino.

Una pala derribó golpe a golpe todos los tabiques del edificio. Tras ella entró en acción una cizalla que cortó como si se tratara de un trozo de papel toda la estructura del inmueble. En apenas ocho horas, la historia de La Albericia, del complejo deportivo del Racing, había dado un giro radical. El viejo edificio deja sitio para el desarrollo de un proyecto moderno.

A partir de ahora, y una vez que se hayan sacado del recinto todos los escombros, podrán comenzar los trabajos de construcción de la nueva Albericia, un complejo moderno, adaptado a las necesidades de un club de Primera División, con todos los adelantos necesarios para los jugadores de la primera plantilla y, también, para todos los miembros de los equipos de las categorías inferiores.

El inicio de las obras es una verdadera satisfacción para el club y para sus responsables, que consideran este proyecto como «un paso adelante en el cuarto pilar del Racing, el patrimonial, que es muy importante para la vida del club». Así lo afirmaba ayer el presidente de la entidad, Francisco Pernía, que considera que la nueva Albericia supondrá que el Racing pueda disponer de «unas instalaciones acordes a su categoría» que, además, «ya eran muy necesarias».

Será dentro de siete meses, plazo de ejecución que tiene el proyecto, cuando el Racing pueda comenzar a utilizar el nuevo complejo deportivo. El viejo es ya historia. Es ya sólo una imagen para el recuerdo.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 20:29 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario