Mi?rcoles, 04 de noviembre de 2009

El giro que quiere el presidente

Un giro radical. Eso es lo que francisco Pernía exigirá hoy a Juan Carlos Mandiá. Preocupado por estado actual del equipo, metido de lleno en una racha de malos resultados y con un juego paupérrimo, el presidente del Racing se reunirá hoy con el entrenador para hacer un análisis pormenorizado de la situación y, lo que es más importante, para tratar de encontrar una solución para los numerosos problemas que se observan.

Pese a que la presencia de Mandiá en el banquillo del Racing el próximo domingo en el partido contra el Athletic parece asegurada, Pernía no está dispuesto a que las cosas empeoren. Y para tratar de evitarlo exigirá un giro radical a su máximo responsable: Juan Carlos Mandiá.

¿En qué puede consistir este giro? Hay muchos aspectos que pueden ser objeto de mejora en este Racing. Demasiados a decir verdad. Desde la utilización racional de los efectivos que tiene a sus órdenes, hasta la adecuación de los planteamientos tácticos a la realidad de la plantilla, pasando por la unidad de todas las partes implicadas en el proyecto verdiblanco.

CONVENCIMIENTO DEL TÉCNICO

Mandiá debe creer en sus posibilidades

Una de las premisas básicas para que el Racing pueda experimentar el giro que desea el presidente y que supondría una cambio de tendencia para un equipo que en estos momentos parece condenado a pasar serios problemas para conservar la categoría, es que el técnico está convencido de sus posibilidades.

Que Mandiá se considere capaz de enderezar la situación del equipo es una condición fundamental para que pueda ser él quien encabece el nuevo rumbo del Racing. La falta de convencimiento por parte del entrenador gallego podría provocar que ni siquiera llegara a sentarse el próximo domingo en el banquillo de El Sardinero contra el Athletic algo que no es lo que desean los responsables del club que tienen la intención de mantenerle en el cargo al menos hasta el parón liguero.

LOS JUGADORES

Aprovechar los recursos de la plantilla

Si Mandiá se muestra convencido de que está en condiciones de dirigir el 'nuevo' Racing que pretende Pernía, debería comenzar a pensar en una mejor utilización de los recursos que le ofrece la plantilla de futbolistas que tiene a sus órdenes. Hasta el momento, el técnico verdiblanco ha aplicado una cuando menos curiosa política de rotaciones que ha llevado a los jugadores a pasar de la titularidad a la grada y viceversa. Además, muchos de los jugadores fichados a bombo y platillo este verano están pasando sin pena ni gloria por el equipo. Futbolistas como Geijo, Diop, Xisco o el mismo Morris (ausente en las dos últimas convocatorias) están muy lejos de ser los refuerzos que en su momento contrató el conjunto santanderino.

Además de los recién llegados, el técnico verdiblanco tiene entre sus jugadores a futbolistas que, como Canales, tienen una excelente proyección y que pueden ser una alternativa más que válida en muchas ocasiones, aunque hasta ahora no han sido demasiadas las oportunidades en las que Mandiá ha contado con ellos.

LA ACTITUD

Ser un equipo mucho más agresivo

La agresividad, la intensidad en todas y cada una de las acciones en que tomaban parte ha sido históricamente uno de los rasgos fundamentales de los jugadores del Racing. Y ahora, con Mandiá en el banquillo este aspecto parece haber quedado relegado a un segundo plano.

El ejemplo más evidente se pudo observar en el partido contra el Barcelona en donde el conjunto santanderino, aun reconociendo la evidente superioridad azulgrana, no estuvo a la altura que cabría esperar en lo que a intensidad se refiere.

EL ORDEN

Mejorar la colocación de los futbolistas

La ubicación de algunos jugadores sobre el terreno de juego ha generado algunas dudas en los nueve partidos de Liga que por el momento se han disputado. La posición de Munitis como segundo delantero, la de Colsa como pivote defensivo... en definitiva, la colocación de los futbolistas, puede ser otro de los aspectos que, en lo que a la gestión de los recursos que le ofrece su plantilla, puede variar Mandiá.

Asimismo, en muchas fases de los partidos del Racing, el equipo acaba experimentando un absoluto desorden. En el momento en que el resultado es adverso y que el corazón puede a la cabeza, el once verdiblanco se convierte en un absoluto desbarajuste que, en la mayoría de los casos, ha terminado por fracasar.

LAS RELACIONES

Tener un mayor diálogo con la plantilla

La falta de fluidez en la comunicación del entrenador con sus jugadores es uno de los aspectos que muchos de los componentes de la plantilla del Racing destacan como algo negativo en este Racing.

El establecimiento de un canal de comunicación entre la plantilla y el banquillo podría servir para que el técnico conociera algunas de las propuestas de los futbolistas, algo que en otras ocasiones ya se mostró como un recurso efectivo para sacar al equipo de algún que otro atoladero, como ocurrió el año pasado antes del partido contra el Valencia, en el que se inició la remontada, o hace tres años, antes de jugar contra el Osasuna, justo cuando comenzó a remontar el vuelo el Racing de Portugal.

LOS RESULTADOS

... Y por supuesto, ganar

Si hay algo en lo que el Racing debe mejorar, además de en lo que respecta al juego que está mostrando, es en los resultados, que hasta el momento sólo pueden recibir el calificativo de negativos. Aunque el fútbol que practique sea poco vistoso y el aburrimiento adormezca a la grada, como ocurrió sin ir más lejos en toda la pasada temporada, la mayor urgencia que en estos momentos tiene el conjunto santanderino es comenzar a sumar puntos que le alejen de unos puestos de descenso que, en la actualidad, tiene peligrosamente cerca.

Si los resultados comenzaran a mejorar y a ser los que todo el racinguismo desea, podría comenzar a pensarse en mejorar el juego del equipo, una de las características de los equipos de Mandiá, según él mismo anunció en su llegada a Santander.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:03 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario