Martes, 03 de noviembre de 2009

Mandi? estar? ante el Athletic

Juan Carlos Mandiá se sentará en el banquillo de El Sardinero el próximo domingo. ¿Y el siguiente? Quién sabe. Lo que parece claro es que la prudencia anunciada por Francisco Pernía, presidente de la entidad, es una realidad y que, de no producirse un giro radical en las próximas horas, el técnico gallego dirigirá al Racing en el partido contra el Athletic que se jugará en El Sardinero y, muy probablemente, también lo hará en el de Copa contra el Salamanca, dado que tras este encuentro habrá un parón por los partidos de la selección y el margen de maniobra para cualquier cambio posterior es bastante más amplio.

Eso sí, antes de hacerlo deberá pasar por el despacho del presidente que, como cualquier racinguista, está preocupado por la situación que está atravesando el equipo. En principio, el encuentro entre el máximo mandatario del club y el responsable de la plantilla se producirá en la jornada de mañana, miércoles, toda vez que el técnico no estará hoy en Santander aprovechando que el día libre que ha concedido a su plantilla. En esta anunciada reunión Pernía y Mandiá analizarán de forma pormenorizada todo lo que ha acontecido en el equipo durante los dos primeros meses de competición, en los que se ha echado al traste toda la ilusión que se había depositado en el nuevo proyecto durante el verano. El estado de la plantilla, la idoneidad de los sistemas empleados, las carencias que puedan existir en el equipo, la presión acumulada... todos y cada uno de los aspectos que puedan tener algún tipo de influencia en el rendimiento del equipo serán objeto de análisis en este encuentro.

Una exigencia

En cualquier caso, y como parece lógico, el presidente exigirá al técnico un giro radical que permita al equipo enderezar el rumbo. ¿En qué consistirá este giro? Eso lo debe decidir Mandiá. Quizá un cambio de sistema o un aprovechamiento más racional de los efectivos que tiene a sus órdenes, lo que sea con tal de que el equipo comience a ofrecer un rendimiento más acorde a lo que sus responsables, y también buena parte de los aficionados, esperan de él.

Este cambio de tendencia, que debería producirse de inmediato para que la situación no llegara a un punto en que fuera prácticamente irreversible, tendría que comenzar a apreciarse ya el próximo domingo contra el Athletic, un rival ante el que siempre hay algo más que los tres puntos en juego, aunque en este caso, el Racing no está para romanticismos y debe ser más práctico que nunca para conseguir sumar una victoria que, además de ser la primera de la temporada en El Sardinero, podría tener un efecto balsámico en un club claramente afectado por la pésima situación en que se encuentra.

También la plantilla

Pero no sólo el entrenador es responsable de todo lo que está pasando en el Racing. Al menos no es para Pernía. El máximo responsable del club santanderino también tiene previsto mantener en estos días una reunión con los jugadores o, al menos, con los representantes de la plantilla, los capitanes. El presidente, como hará con el técnico, les exigirá un esfuerzo para sacar adelante el proyecto verdiblanco. Y es que no parece que la plantilla racinguista esté ofreciendo el mejor rendimiento posible. Puede que se por el encorsetamiento táctico que impone Mandiá, o puede que la causa sea otra diferente, pero lo cierto es que, en términos generales, los jugadores del Racing están muy por debajo de lo que cabría esperar de ellos hace apenas unos meses.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:09 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario