Domingo, 25 de octubre de 2009

El Sardinero exige ganar

El Racing tiene un doble adversario hoy, siempre y cuando Iturralde González no siga siendo gafe para los verdiblancos y se sume también al bando enemigo. Y de estos dos rivales, no es fácil saber cuál es más feroz. Decidan:

Por una parte tendrá enfrente a un Osasuna enrachado que dio un importante revolcón al Atlético la pasada jornada en el Reyno de Navarra y que, además, ya ganó a domicilio en Valladolid (1-2) y dejó una gran imagen ante el Tenerife (2-1) y en Getafe (2-1), a pesar de las derrotas.

Por otro, los locales comparecen ante un ansioso Sardinero. Un estadio que, en vez de ser un fortín a su favor, se ha convertido en un balneario para todo aquel que lo visita. Las tres derrotas en Santander de los de Mandiá (Getafe, Barça y Valencia) fueron duras para el equipo cántabro, pero lo fueron más para el hastiado aficionado, pues a ellas hay que sumarles el lastre de la era Muñiz en casa (14 partidos sin ganar). Por tanto, el enfado popular no es nuevo y otro tropiezo despertaría su ira y restaría credibilidad y confianza al nuevo proyecto. Examen lo llaman algunos. Juicio dicen otros.
Optimismo.

Sin embargo, el último encuentro disputado en los Campos de Sport ante el Valencia, así como el empate de Zaragoza, han hecho creer con firmeza en una evolución paulatina del Racing. Sólo toca confirmarla. Para ello, Mandiá confiará en el once de las dos últimas jornadas, con la única duda de probar suerte en la derecha con Luis García o bien repetir con Arana a la espera de su resurgir. Munitis seguirá como socio de Tchité, y Canales y Xisco (curado) estarán al acecho por si se atasca el panorama. Algo que intentará Osasuna aferrado a sus dos tanques: Aranda y Pandiani. Con ellos, la estrategia a balón parado seguirá siendo la obsesión del Racing. Ahí puede desnivelarse el duelo y, por tanto, arrojar dos posibles finales: uno, en el que la grada cante de una vez la 'Fuente de Cacho' tras un triunfo montañés; u otro en el que Camacho salga reforzado y obligue al Racing a enviar un fax a sus jardineros para la próxima cita en casa. "Planten ajos en las áreas", rezará el mensaje.
Mandiá y Camacho jugaron juntos en el Madrid

El actual entrenador del Racing, Juan Carlos Mandiá, se formó en la cantera del Real Madrid como jugador (y luego como entrenador) y llegó a disputar dos partidos con el primer equipo en el puesto de central. Ambos de Liga. El primero fue ante el Sporting el 9 de septiembre de 1984 (1-1) y el otro lo jugó en Balaídos frente al Celta el 16 de abril de 1988 (0-0). En ese encuentro la zaga blanca la formaron León en la derecha, Mandiá y Mino como centrales y Camacho como lateral izquierdo.
Claves del partido


El césped, mal

El Racing cambió ayer el entrenamiento a La Albericia para no dañar más el escenario de hoy. La hierba se levanta con facilidad.

Segunda jugada

Mandiá ensayó ayer cómo ahogar a Osasuna y cómo hay que estar atentos a las segunda jugadas cogiendo la zona de rechace.

Juego aéreo

Aranda y Pandiani esperan aprovechar la endeblez del Racing en la estrategia defensiva. Ojo a los córners.


Ases a seguir


Serrano

Está en forma. Es el pichichi y físicamente se sale. Hoy tiene enfrente a un lateral internacional. Veremos si puede con él.

Pandiani

Lleva cinco goles, dos de ellos al Atlético, y atraviesa por uno de sus mejores momentos. De cabeza ha sido letal con tres tantos.


Altas y bajas


Mandiá da la lista hoy. Henrique, Oriol, Sepsi y Moral pueden ir a la grada.

Jokin, Roversio y Delporte están tocados. Portillo, Dady y Calleja no viajan

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 11:57 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario