S?bado, 24 de octubre de 2009

Mandi?: 'Pensar que no hemos ganado en casa no nos va ayudar en el partido'

El Racing no puede permitirse perder otro partido -y ya van tres- en El Sardinero. Lo saben los aficionados, lo saben los jugadores y, por supuesto, lo sabe Mandiá, aún con las orejas rojas por los tirones que le dio el propio Miguel Ángel Revilla. A este entrenador, de todas formas, le gusta más aplicar la 'ciencia' que la pasión para salir del apuro, y cree que ya ha dado con la clave: el partido del Valencia. Un choque que, pese a terminar en derrota, se ha convertido en modelo de juego a seguir.

«Creo que lo más importante es que nos centremos exclusivamente en el partido del Valencia. Y tenemos que correr un poquito más que en el partido del Valencia y tenemos que jugar un poquitín mejor. Si hacemos las dos cosas vamos a tener muchas posibilidades de ganar. Creo que no tenemos que volvernos muy locos ni pensar en cosas muy raras. Para mí es tan sencillo como decir: si corres un poquito más que el día del Valencia, si juegas un poquito mejor que el día del Valencia, tenemos muchas posibilidades de ganar». Claro que Mandiá tampoco olvida el ingrediente 'sentimental' presente en todo el asunto: «Tenemos que pensar en ganar. Estamos en nuestro estadio, el partido además va a ser muy emotivo para la gente. Aquí contra el Osasuna, que nos trae buenos momentos al club, y tenemos que intentar por todos los medios jugar un buen partido. Porque la afición se lo merece, porque nos está ayudando mucho».

¿Lastre o estímulo?

Al contrario de lo que podría pensar la mayoría, las ganas de ganar en casa son más un lastre que un estímulo para el equipo, siempre según Mandiá. «Es evidente que cuando sucede una cosa tan a menudo, nuestro alrededor nos lo recuerda constantemente. No hemos ganado en casa muchos partidos, nos ha costado mucho el año pasado ganar partidos en casa... Eso es algo que está dentro de nosotros y que nos recuerda todo el mundo. Pero sé que no nos va a ayudar a ganar el partido todo eso. El correr mucho y el jugar lo mejor que podamos, sí sé que nos va a ayudar a ganar el partido. Creo que tenemos que ser medianamente inteligentes y lógicos y pensar: oye, ¿nos ayuda en algo estar pensando en que si no hemos ganado? No. Fuera. ¿Nos ayuda el que si corremos podemos ganar? Sí. ¿Nos ayuda el que si jugamos bien podemos ganar? Pues tendremos que correr y jugar bien».

Un rival inspirado

El Osasuna, rival del Racing mañana, no da la impresión de ser el mejor oponente para la esperada reacción. Su racha de buenos resultados le convierte en un peligro que Mandiá, por su parte, relativiza. «Ha conseguido unos resultados buenos ahora de repente. Yo creo que en esta categoría el que consiga ganar dos o tres partidos seguidos, da un salto tremendo. Cuando tú das un salto de esos, todo parece mucho mejor, los jugadores parecen mejores, el juego parece mejor, los fichajes parecen mejor,... y yo creo que es lo que les ha pasado a ellos. Es cierto que empezaron muy mal, pero ahora han cogida una buena racha de resultados. Encima el partido del otro día es muy contundente, con un resultado muy contundente, con lo cual supongo que estarán muy bien de moral. Pero para mí, repito, es tan sencillo como decir que hay que correr un poco más que el otro día y jugar un poco mejor. Si es así, tenemos muchas posibilidades de ganar independientemente de lo que tenga Osasuna o de cómo venga».

«Supongo que ellos vienen alerta. Es un partido que saben que va a ser difícil. Supongo que ellos también estudian al rival y saben que les vamos a poner el partido muy complicado. Supongo que eso les dará cierta moral y subirá su autoestima por el tema del resultado. Pero al mismo tiempo yo creo que son conscientes de que van a tener un partido muy fastidiado. Me parece que ellos empujan y van a empujar, pero nosotros vamos a intentar empujar más que ellos, si podemos».

Peligro de altura

Como peligros concretos ante el Osasuna, Mandiá apunta a su pareja de delanteros, Pandiani y Aranda -«difíciles de contrarrestar y que han conseguido una buena conexión entre los dos»-, y al problema de la falta de altura en el Racing a la hora de defender. Ante eso, dice, sólo queda pelear más. «Normalmente todos los equipos tienen jugadores -dos centrales, uno o dos mediocentros altos, delanteros altos...- y ahí nosotros estamos un poco justos dependiendo de quién juegue. Ante eso sólo cabe ir al límite. Que cada uno se responsabilice de su situación en como estamos marcando ahora: Primero, si puedo despejar, y luego, que no rematen los contrarios. Es algo en lo que estamos sufriendo, no cabe duda».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 10:56 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario