Mi?rcoles, 21 de octubre de 2009

Canales 'Para renovar influir? que juegue en los pr?ximos partidos'

Allí estábamos Roberto González, Pedro López, Alfredo Matilla, Paco Rado, Nacho Cubero y servidor esperando la llegada puntual de Canales, cuando de repente se abre la puerta del Gambrinus y aparece Tchité, acompañado de su familia, y justo detrás, dos caras pálidas como la leche. Eran Sergio y Enrique Palacio. Fue curioso, parecía un anuncio de Benetton.

Fueron las primeras risas de la noche, en una velada donde comprobamos que Sergio, a sus 18 años, tiene una exquisita educación y respeto, además de una madurez impropia en un chaval que poco a poco se va abriendo paso en el fútbol profesional. Buenísima tarjeta de presentación, aunque realmente esa clase ya la conocíamos trasladada a un terreno de juego.
Inicios y familia.

Toda su vida ha estudiado en Los Agustinos (allí conoció a su actual novia, Cristina, de 17 y con la que lleva dos años) aunque ahora cursa el 2º de Bachiller a distancia: "Todos los días tengo además una hora y media de profesora particular; tengo claro que lo tengo que sacar este año porque si no va a ser más complicado acabarlo".

Futbolísticamente, tras jugar en el colegio, dio el salto al Alevín "B" del Racing cuando Javi San Juan, que entrenaba al Bansander, se enfrentó a él un año antes y le fichó para dar juntos el paso hacia el club verdiblanco. Los tiempos han cambiado; su padre jugó en el Rayo Cantabria y cuando había pasado la prueba para jugar en el Levante de extremo izquierdo, el abuelo de Sergio le dijo que se olvidara del fútbol y que hincase los codos y estudiase, que no iba a vivir del deporte. El destino le ha dado una nueva oportunidad a los Canales. Precisamente su padre Ángel actúa a la vez como representante, quién sabe qué papel es actualmente el que predomina de los dos a la hora de tomar decisiones:

"Estoy muy contento con él. Es crítico conmigo, me dice todo lo que hago mal, muchas más cosas de las que hago bien. Por ejemplo, en el partido contra el Zaragoza me enseñó en video cuatro o cinco cosas que debía mejorar. Si algún día lo necesito y mi padre ve que lo mejor para mí es que cambie de representante, lo haré".
Renovación.

Porque se avecina, si no lo ha hecho ya, un culebrón decisivo en la carrera profesional de Sergio. Acaba contrato en junio con el Racing y todo el entorno clama por una renovación que nunca llega. En mayo hubo una charla con el club, pero no hubo oferta. No indagamos mucho en el tema (es el único momento en el que Canales se muestra cabizbajo y con pocas ganas de hablar) y nos limitamos a escuchar el mensaje que nos quiere trasladar, a nosotros y al racinguismo en general:

"Me gustaría llegar a un acuerdo que nos convenga a todos y seguir aquí. Yo estoy tranquilo al respecto; ya hablaré, prefiero mantenerme al margen. Será importante que juegue a partir de ahora con el primer equipo. Todo va a influir, pero la decisión final será mía. Mis padres me van a aconsejar, valoraré mucho lo que me digan y seguramente lo haré, pero tendré libertad para elegir".

Sabe que tiene a todo el mundo de su parte, que tiene ángel y que los halagos continuos que recibe por parte de toda la prensa no es algo muy común. Por algo será:

"Se agradece que te apoyen, pero está claro que un día juegas bien y estás arriba y al otro juegas mal y estás abajo. Hubo un momento este año que pedí al club estar un poco al margen de entrevistas y demás porque era exagerado Eso sí, mi familia y yo somos lectores de AS y a mi abuela le gusta guardar los recortes de prensa, los artículos También ha habido alguna crítica a mi juego, pero tanto para lo bueno como para lo malo no pienso mucho en ello."
Siempre del Racing.

Se confiesa racinguista de toda la vida, sin segundos equipos: "Si estoy con amigos viendo un Madrid-Barça y la mayoría es del Madrid, prefiero que gane el Barça, y al revés. Siempre he sido del Racing. La primera imagen que viene a mi mente es la de Zalazar, el que tiraba las faltas. Y también la de Espina; de una falta que iba a tirar. Antes de hacerlo, levantó los brazos y empezó a aplaudir para animar al público y que hiciera lo mismo. Estaba todo el estadio aplaudiendo, él concentrado, y cuando disparó, no levantó el balón del suelo, la risa fue generalizada".

Futbolísticamente ha ido quemando etapas en todas las secciones inferiores del club, hasta que llegó Marcelino, que no le vio todavía preparado para dar el salto. El año pasado con Muñiz estuvo, junto a Edu Bedia, todo el año con el primer equipo, aunque no gozó de muchos minutos:

"Edu y yo le creímos cuando nos dijo que poco a poco íbamos a ir entrando. Pero es normal, veíamos complicada su situación, había que conseguir resultados, tenía 17 años, físicamente se notaba bastante. Ahora es distinto, lo noto a la hora de chocar con el contrario. Creo que he mejorado muchísimo en el aspecto físico; tampoco he trabajado todavía en el gimnasio y además, hay mucha diferencia entre salir de titular a hacerlo de suplente; es difícil coger el ritmo".
Posición ideal.

Mientras volaban de la mesa las deliciosas setas y las cocochas de bacalao, llega el momento de otra pregunta del millón. ¿En qué posición prefiere jugar? Mucha gente le ve como segunda punta, otros como centrocampista organizador. Tampoco salimos de dudas

"En el dibujo de Mandiá, me pondría de segundo punta, aunque en Zaragoza me gustó jugar en el medio por delante de Lacen. Se me pasó el tiempo rapidísimo, quería que no acabara el partido. Miraba al marcador y los minutos pasaban muy rápido. El público estaba muy callado, incluso hubo algún silbido con el 2-0, creía que ganábamos".

"Como juego en el Racing no es como yo juego; cuando acabo un partido, no lo hago lo suficientemente contento. Juego más rápido, participo más, llego más arriba, creo más peligro Lo que no se ha visto de mí es que tengo más movilidad. Es mi mejor característica, siempre me lo han dicho. De la parte de arriba, si me dejan libertad, me acoplaría en cualquier sitio".

Canales está en una etapa importante en su carrera, y por eso le cuestionamos si en algún momento le han surgido dudas sobre sus posibilidades de llegar al objetivo de convertirse en futbolista profesional de Primera División:

"Va por días. Hay algunos que pienso "qué hago yo aquí", y otros que me entreno bien y digo que ya estoy metido en el tema. Lo que me gustaría es que si de aquí en adelante no juego en cuatro o cinco partidos con el primer equipo, que vuelva al filial. Lo que tengo que hacer es jugar y el Racing B se está saliendo. Veo muy bien a todos los canteranos; para Primera veo preparados a Luisma y Picón".
Ídolos y referencias.

Para Canales, Munitis es un espejo: "Por trabajo y por todo; trabaja el que más, me impresiona e impone mucho. Fuera del Racing, así como futbolísticamente, me veo reflejado en jugadores como Silva e Iniesta, me ha marcado la trayectoria en el Arsenal de Cesc".

Fuente: As


Publicado por Castro2 @ 18:49 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario