Martes, 13 de octubre de 2009

Objetivo: Ganar a Marcelino con sus mismas armas

Todavía resuenan los ecos de la última derrota en El Sardinero ante el Valencia y al Racing ya se le plantea un nuevo encuentro, esta vez fuera de su campo, en donde está cosechando los únicos resultados positivos de la temporada.

El equipo de Juan Carlos Mandiá se medirá el próximo domingo (17.00 horas) al Zaragoza de un viejo conocido de la afición santanderina, Marcelino García Toral.

El conjunto santanderino se desplazará hasta la capital aragonesa con la intención de ampliar la racha positiva de resultados que está manteniendo en los encuentros que juega lejos de su campo, lo que le permite, al menos por el momento, sumar los puntos suficientes como para conservar un puesto fuera de la zona de descenso en la clasificación.

Como parece lógico, conservar el buen momento como visitante ante el conjunto de Marcelino no será en absoluto sencillo. Más bien todo lo contrario.

Las cosas claras

Pablo Pinillos, uno de los pesos pesados de la plantilla verdiblanca y un jugador que conoce perfectamente los métodos de Marcelino tiene perfectamente claro cuál es el objetivo de su equipo en la visita a La Romareda -«intentar continuar con nuestros buenos números a domicilio»-, aunque también es consciente de que la tarea será complicada: «Sabemos que ante nosotros vamos a tener un rival muy trabajado, que cuenta con una plantilla de mucha calidad». Además, según recuerda Pinillos, en este encuentro el Racing se encontrará con «viejos conocidos», como es el caso del propio Marcelino y de Jorge López. El primero, llevó al conjunto verdiblanco a las cotas más altas al clasificarlo para la UEFA y colocarlo en semifinales de la Copa del Rey. El segundo, aunque dio un gran rendimiento durante su etapa racinguista, abandonó el club por la puerta de atrás tras marcharse al Zaragoza cuando el período de fichajes estaba a punto de expirar.

Recuperación

Ante el Zaragoza, el Racing deberá recuperar buena parte de los rasgos que le han caracterizado tradicionalmente y que, en la etapa de Marcelino, fueron verdadero santo y seña de la entidad verdiblanca. La presión incansable, el trabajo en todo el campo, el buen posicionamiento... vamos, los rasgos que en estos momentos definen con exactitud al conjunto maño.

«Sabemos que los equipos de Marcelino juegan al límite, presionan arriba, hacen que el choque sea incómodo para el rival y quizá ésa sea una de sus mayores virtudes», destaca Pinillos, que reconoce además la eficacia de ese planteamiento al indicar que «es uno de los aspectos que mejor resultado le dan siempre». Y la mejor prueba de ello, es lo ocurrido en la etapa en la que el técnico asturiano estuvo al frente del banquillo del Racing: «Nosotros ya lo pudimos comprobar en nuestro favor hace un par de temporadas».

Lo que Pinillos, como el resto de sus compañeros, tiene meridianamente claro es que donde el Racing debe basar la consecución de sus objetivos es en El Sardinero, ante su afición. Justo donde hasta el momento ha obtenido sus peores resultados y donde su imagen ha sido más pobre.

«Ante el Valencia mejoramos notablemente la imagen ofrecida en los otros dos partido jugados ante el Getafe y el Barcelona, pero lamentablemente no sumamos ningún punto», reconocía ayer Pinillos que, en cualquier caso, destaca la importancia de la mejoría experimentada por el equipo: «Me quedo con esa mejoría, aunque está claro que nuestro objetivo tiene que ser hacernos fuertes en casa y eso no se puede demorar más tiempo ya, tiene que empezar en nuestro próximo partido en El Sardinero».

El parón

«Personalmente, después del partido contra el Valencia, yo estaba deseando volver a jugar para olvidar lo antes posible esas tres derrotas en casa, pero el calendario tiene estas cosas y hay que asumirlo», añadía Pinillos como crítica al parón vivido por el campeonato liguero por los compromisos de la selección, aunque, por ser positivo, el riojano piensa que «nos ha venido bien tener un fin de semana de descanso para coger fuerzas y afrontar nuestro próximo reto, que es ganar el domingo en La Romareda».

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:52 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario