Mi?rcoles, 30 de septiembre de 2009

La cantera del Racing pide paso

El inicio de temporada del Racing B no ha podido ser más espectacular. Tras seis jornadas disputadas ha sumado trece puntos producto de cuatro victorias y un empate. Estos resultados han llevado al filial verdiblanco a ocupar la segunda plaza en la tabla clasificatoria del Grupo II de la Segunda División B.

Estos resultados no son fruto de la casualidad, sino de un trabajo bien hecho y por supuesto de la calidad de los jugadores que componen el plantel verdiblanco.

El técnico del Racing, Mandiá, ya les convocó para la pretemporada con el primer equipo. Los elegidos para esta preparación y que dejaron un excelente sabor de boca fueron Luisma, Espilota, Juan Luis, Osmar, Picón y el buque insignia de este equipo, Sergio Canales, un jugador aún en edad juvenil, pero que por su descaro en el campo y por su calidad está pidiendo una oportunidad para formar ya, de forma definitiva, parte de la primera plantilla verdiblanca.

El entrenador del equipo filial verdilbanco, José Luis San Miguel, cree que «estamos realizando una excelente campaña, pero esto no ha hecho nada más que comenzar».

Cuando comenzó la temporada nadie daba un duro por los verdiblancos. El Grupo II es, a priori, uno de los más fuertes de la Segunda División B y nadie se olvidaba de los problemas del equipo el año anterior para mantener la categoría. Pero, al menos, estos primeros partidos no han podido ser más positivos para los verdiblancos.

El técnico del filial considera que «no hay ningún grupo fácil en Segunda División B. Los buenos resultados son producto de un buen trabajo durante toda la semana». Además, destaca que «este grupo es muy atractivo, ya que siempre apetece jugar contra equipos de Madrid y contra otros conjuntos filiales, porque siempre se puede ver mejor el nivel de tu equipo».

Entre los aficionados del filial hay quien señala que hasta ahora el equipo se ha medido con los equipos que están en la zona baja de la clasificación y que otra cosa pasará después. «Creo que eso no es del todo cierto -responde el propio San Miguel- ya que nos hemos enfrentado al Oviedo, equipo que desde mi punto de vista es el mejor de la categoría, y hemos arrancado un punto».

En su opinión, «esto es producto de un trabajo que viene ya desde el año pasado. Los jugadores tienen ya un año más de experiencia y no hay que olvidar que entre la pasada temporada y la actual llevamos sumados 47 puntos, algo que para un filial siempre es muy complicado».

Las claves

Pero al margen de la preparación y del rendimiento que José Luis San Miguel saca de cada uno de sus jugadores (en esto el técnico de Puente San Miguel es un especialista), la clave de este equipo es la gran calidad que tiene el en cada una de sus líneas.

En la portería, Mario Fernández está llamado a ser el sustituto natural de Toño en la portería del primer equipo verdiblanco. Lástima las continuas lesiones que está sufriendo. Tampoco su compañero Pablo Gómez se queda atrás en cuanto a calidad y seguridad bajo los palos.

En la defensa, José Picón está demostrando con su polivalencia, tanto en el centro de la zaga como en lateral, que su versatilidad le puede venir muy bien para dar el salto al primer equipo.

El torrelaveguense Nando, con su larga trayectoria en el filial verdiblanco, es un hombre que da mucha tranquilidad al equipo atrás y su experiencia sirve de aprendizaje a los más jóvenes.

Otro jugador que está pidiendo paso en el primer equipo es Osmar, un defensa centra que cumple todos los requisitos que debe tener un zaguero: anticipación, rapidez y calidad para sacar bien jugado el balón. A esto hay que unir su fortaleza física.

Otro jugador que está realizando un comienzo de temporada excelente y se mantiene en la misma línea que el pasado año es Juan Luis. Este lateral aúna dos grandes virtudes, su anticipación para cortar las acciones del contrario y su buen desdoble para subir por la banda y crear peligro en la meta contraria.

Mario Ortiz ha comenzado la campaña liguera de menos a más y ya está dando destellos de su calidad en forma de buen juego y creando bastante peligro en las áreas adversarias.

Dani Álvarez, más conocido como Espolita, se ha convertido en toda una referencia en el centro del campo del equipo filial y apunta excelentes maneras para para una futuro prometedor.

En los últimos encuentros el hombre clave de los triunfos verdiblancos ha sido Luisma. El centrocampista verdiblanco está cumpliendo su mejor campaña como jugador del equipo filial y está demostrando a Mandiá que pocos jugadores tienen su pegada en los metros finales.

El presente está aquí

Pero la perla de la cantera racinguista tiene un nombre y ese es Sergio Canales.El internacional cántabro está demostrando que, además de una gran calidad en su juego y a la hora de hacer el último pase, en los últimos partidos ha mejorado su capacidad goleadora.

«Todos estos chavales tienen mucha calidad y lo están demostrando tanto en el filial como con el primer equipo», explica el propio San Miguel, pero también «estos jugadores que están entrenando con el primer equipo están teniendo una gran experiencia, ya que están aprendiendo como se vive el fútbol profesional».

Por si fuera poco, el filial verdiblanco cuenta en sus filas con cuatro jugadores juveniles, lo que asegura que los más jóvenes llegan desde atrás pidiendo paso. «Son chicos que ya han jugado el año pasado con nosotros y tienen mucha calidad», concluyó San Miguel.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 18:36 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario