Domingo, 27 de septiembre de 2009

Racing B 3 - 0 Lanzarote En estado de gracia

De estado de gracia se puede calificar la situación del Racing B en estos momentos dentro del grupo II de Segunda División B. Otro triunfo más y van 3 seguidos en casa y cinco encuentros sin conocer la derrota.

Además, el conjunto de José Luis San Miguel, a ratos despliega buen fútbol y cuando el juego no es tan brillante, demuestra un oficio que el año pasado no tenía. El conjunto verdiblanco está solventando los encuentros de una manera bastante cómoda, con la ayuda inestimable también en esta ocasión de un Lanzarote bastante flojo y con pocos argumentos.

El conjunto canario salió al césped de La Maruca con una clara convicción de buscar a sus delanteros altos, pero pronto se vio que esa opción era equivocada. Cuando los cántabros bajaron la pelota al piso, comenzaron a llegar las ocasiones y el dominio local.

A los cinco minutos, Luisma recogíó una pelota en banda derecha tras el rechace de un corner y disparó a portería para hacer emplearse a fondo a Floro.

Apenas unos instantes después, tras otro saque de esquina, el propio Luisma recuperó un balón en la frontal del área. Su chut golpeó en un defensor y despistó al meta colándose en el arco y poniendo el 1-0 en el marcador.

Picón, en una incorporación por la banda derecha, pudo hacer el segundo tras una bella jugada colectiva de su equipo, pero su disparó se marchó alto.

La defensa del Lanzarote daba demasiadas facilidades a un Racing B, que desplegaba sus mejores minutos de juego mientras Mario Fernández pasaba totalmente desapercibido.

Sergio Canales, que realizó un partido muy completo, avisó a Floro de sus intenciones de marcar en un disparo desde 30 metros que se marchó por encima del travesaño. Al borde de la media hora, el joven mediapunta cumplió con su amenaza y tras dejar sentado a un rival en el punto de penalty, hizo el segundo de su equipo que encarrilaba el encuentro.

Con poco más que destacar se llegaba al descanso. A la salida de los vestuarios, el conjunto canario tuvo su ocasión más clara. La zaga racinguista adelantó la línea del fuera de juego en una jugada a balón parado, Rosmen, en posición correcta se quedó sólo delante de Mario, pero su tiro se fue alto.

En esta segunda mitad, con el Racing B manteniendo cómodamente su resultado y un Lanzarote escaso de mordiente, el partido perdió en brillantez y ocasiones de peligro. Apenas varios tímidos acercamientos fue lo más destacable de estos minutos. Así pues, el juego bajó en lucidez, pero ganó en dureza merced a la agresividad de unos jugadores canarios, que sabedores de su imposibilidad para empatar, emplearon demasiado el juego duro en un partido sin apenas problemas hasta el momento.

Lo mejor llegó a los 31 minutos de la segunda parte, cuando un gran pase de Espolita a la espalda de la defensa, lo controló genialmente Sergio Canales, que de nuevo no perdonó en su mano a mano con el guardameta.

De aquí hasta el final, el conjunto cántabro fue dueño y señor de la pelota y tan sólo tuvo que esperar a que el colegiado decretase el final del encuentro para sumar otros tres puntos a este fantástico inicio de temporada para un equipo que aspira a la permanencia. Todo lo que se sume ahora, es menos camino que hay que recorrer.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 22:04 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario