Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009

El Racing pierde su identidad

¿Alguien tiene la fórmula para detener a este Barcelona? El Racing, este Racing débil, timorato, sin personalidad ni identidad, no. Su técnico, Juan Carlos Mandiá, trató ayer de aplicar el manual que entregan en el Colegio de Entrenadores. Ese que habla que cuando se juega ante un equipo infinitamente superior hay que juntar las líneas, estar cerraditos atrás, tratar de tapar los bandas, los huecos, de aprovechar algún contragolpe... y salió escaldado. Con las orejas coloradas por el baño que le dio el Barcelona y por las protestas de la grada que tuvo que oír en varios momentos del partido, sobre todo en la primera parte.

Vaya por delante que es comprensible la decisión de Juan Carlos Mandiá. Que cualquiera que hable o escriba de fútbol le da la razón cuando dice que es imposible quitar el balón al Barcelona, tal y como afirmó en su rueda de prensa en la previa del encuentro. Nadie lo ha conseguido.

Esta tesis puede ser compartida por muchos. Pero hace falta más. Hace falta tensión, concentración, lucha, meter el pie, empujar y hasta pegar una patada de vez en cuando para asustar a unos jugadores que no se van a jugar la temporada en El Sardinero.

Y eso, que es lo primero que hay que exigir a este equipo, al Racing, no lo hizo ayer. Todo lo contrario. Se limitó a contemplar el juego del Barcelona. A seguir con la cabeza, como si fueran meros espectadores, la forma en que Xavi, Busquets y Keita movieron la pelota en el centro del campo, hasta el punto de exhibirse en algunos momentos del partido. Al Racing sólo le faltó aplaudir al ver cómo Ibrahimovic se elevaba sobre Henrique para marcar el 0-1. Esta Racing casi se pone a alabar el recorte que hizo Messi antes de lograr el 0-2. Y este Racing, el de ayer, terminó por agachar la cabeza de forma definitiva con el taconazo de Ibrahimovic para que Piqué lograse el 0-3 ante un desesperado Toño.

Los datos lo dicen todo y deberán ser analizados, y muy detenidamente, por Juan Carlos Mandiá. En los diez primeros minutos, el Racing aún no había pasado del centro del campo. En ese tiempo, el cuadro cántabro había tenido ¡un minuto! de posesión de balón. En diez minutos el Barcelona ya había disparado en cinco ocasiones a la portería de Toño. Y que nadie se engañe. A los diez minutos de partido ya se veía lo que iba a suceder después, que el Barcelona iba a golear sin hacer nada del otro mundo. Solamente teniendo el balón y aprovechando la calidad que tienen sus futbolistas.

Ayer no hubo partido en El Sardinero. No hubo combate. Y no lo hubo porque el Racing se equivocó a la hora de plantear el encuentro hasta el punto de que la grada mostró su desaprobación en numerosos momentos viendo cómo el equipo cántabro era un juguete en manos del Barcelona. Con un centro del campo que no presionó como se debe al equipo de Guardiola. Con una defensa que fue una marioneta para los delanteros del Racing. Con Munitis, igual que un Quijote, pegándose sin resultado positivo alguno con los defensas catalanes. Con Geijo, a 'miles de kilómetros' de sus compañeros, perdido entre Puyol y Piqué, y con Serrano y Arana desaparecidos en las bandas y con el único objetivo de lograr una falta que permitiera sacar provecho a una jugada de estrategia.

En partidos de tanta diferencia entre un equipo y otro siempre se recuerda que lo lógico es perder. Y es verdad. Pero también es cierto que tiene mucha importancia la forma en que se pierde. Y ayer, el Racing perdió de una forma en la que no se debe, sin dar batalla al Barcelona. Cuando se quiso dar cuenta de qué iba esto ya se encontraba 0-3 abajo.

Mandiá debió leer la cartilla en el vestuario. Al menos, el publico se reconcilió en parte con el equipo al ver que la actitud sobre el terreno de juego era otra. Ya había más tensión, más fuerza, pero ya era demasiado tarde. Entre eso, alguna que otra entrada de Dani Alves, y el golazo que logró Serrano, el partido no decayó pese a la contundencia que mostraba el marcador.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:21 | 1 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario


  • Autor: Ibaseta
  • Fecha: Jueves, 24 de septiembre de 2009
  • Hora: 12:45
RebotadoRebotadoRebotado Ayer vi el partido villareal vs madrid,estos si que tienen verg?enza torera,se defendieron como leones,en el area del madrid habia muchas veces mas camisetas amarillas que blancas, en el area del madrid:entraban al contrario al l?mite de la tarjeta, sangre, sudor y l?grimas, lucharon hasta el final, perdieron...... si....pero lucharonRebotadoRebotadoRebotado