Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009

Del merecido homenaje a La Marinera al 'overbooking' en el palco

Da igual que sea a las cinco, a las ocho o a las diez de la noche. Que lo retransmitan por televisión o que el lío en el que nos han metido este año nos dejen sin partido. Un Racing-Barcelona, llegue en la cuarta jornada del campeonato o en la última, siempre es especial. Basta con ver a las azafatas en el palco de El Sardinero, que lucieron como nunca sus nuevos uniformes de la firma Slam -¡no podía ser de otra forma!- para comprobar que la tarde, noche en este caso, no es igual a otras. Hasta las butacas de la zona noble se disfrazaron de verde y blanco para acoger a directivos, políticos e invitados. ¡Casi no se cabía en el palco del estadio! Allí estaban, separados por los presidentes del Racing y del Barcelona, el máximo responsable del Gobierno de la región, Miguel Ángel Revilla (esta vez con una bufanda de la peña Zalo), y el alcalde de la ciudad, Íñigo de la Serna. Seguro que Pernía no desaprovechó la ocasión y en algunos de sus animados temas se refirió a lo bonito que quedarían las camisetas del equipo con el logotipo de Santander 2016. Eso, claro, a cambio de un poco de dinerillo. Junto a ellos una amplia lista de consejeros del Gobierno y de concejales del Ayuntamiento.

Y en una de las esquinas, Severiano Ballesteros, ahí sentado, un encuentro más junto a su equipo, el Racing. Por cierto, detallazo con el golfista cántabro por parte de Manel Estiarte, el que fuera extraordinario jugador de waterpolo, hoy en día enrolado en el Barcelona, y que se acercó a saludarle e interesarse por su salud.

Pese al día y la hora, más de 19.000 espectadores acudieron a presenciar en El Sardinero un partido que comenzó con magia, con la tradicional 'Fuente de Cacho', y que terminó con decepción por el resultado final, pitos y algún que otro irónico olé por el juego del equipo. Eso sí. todos estos aficionados se sumaron al más que merecido homenaje que el Racing quiso brindar ayer a 'La Marinera', la trainera que ha dominado con insultante superioridad la liga del Cantábrico. Castro, con trece victorias, ha establecido un récord de triunfos en la competición de la regularidad. Hasta el centro del campo saltaron los integrantes de 'La Marinera' con la bandera Bansander y la corona de campeones de la liga, para ofrecérsela a los aficionados y recibir el aplauso unánime.

El partido, fuera del terreno de juego, tuvo de todo. Hubo un cálido recibimiento en la puerta del estadio -al Racing-, y una bronca monumental -al Barcelona-, repetidas, ambas, a la salida de ambos equipos al césped a calentar. Contó con su anécdota, cuando los más de 70 chavales (por 15 en el lado del Racing) tuvieron que reclamar, voz en grito, la presencia de los futbolistas catalanes para retratarse con ellos. Y no faltó el largo saludo (casi un minuto) que se dedicaron los dos entrenadores, Juan Carlos Mandiá y Pep Guardiola.

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 11:15 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario