Viernes, 18 de septiembre de 2009

Renovaci?n frente a continuismo

La profunda renovación que ha experimentado el Racing se medirá mañana al continuismo del Málaga que, pese a que también ha hecho muchos fichajes, conserva el mismo bloque que tan buenos resultados le dio la pasada temporada. El cambio en el club cántabro se deja notar, con especial incidencia, en el banquillo, a donde ha llegado Juan Carlos Mandiá, la cabeza visible de un nuevo proyecto. Por lo que respecta al club andaluz, con la llegada a sus filas de Juan Ramón López Muñiz se retoma la línea que hace un par de campañas acabó suponiendo el regreso a Primera.

Mañana, sobre el césped de La Rosaleda, se verán las caras dos equipos que inician proyectos diferentes. Uno basado en una renovación más de conceptos que de hombres, aunque también tiene bastantes caras nuevas. Otro, continuista. Con incorporaciones, sí, pero con una base antigua que, por cierto, ya ha dado en otras ocasiones unos resultados que sólo pueden calificarse como positivos.

Juan Carlos Mandiá, entrenador del Racing, afirmó ayer que le preocupa más el hecho de que el Málaga mantenga el mismo bloque de la pasada temporada que el conocimiento que pueda tener Juan Ramón López Muñiz del conjunto cántabro al que dirigió la última campaña.

«Arrastran una buena temporada, han empezado bien en casa y mantienen el bloque», resumió Mandiá, para quien «eso es tener mucho adelantado» y es «más importante que el hecho de que Muñiz conozca a los jugadores del Racing», aunque también reconoció que «todo ayuda».

Mandiá auguró que el partido que jugará el Racing mañana ante el Málaga será «difícil» y «muy competido», porque considera que se trata de un «rival incómodo», que «trabaja mucho» y que cuenta con «jugadores muy físicos».

El entrenador del Racing cree que su equipo tendrá «ir al límite» defensiva, táctica y ofensivamente, pero considera que el «problema» no radica tanto en mantener la posesión de balón como en «hacer bien las cosas con él».

«Vamos a ver si somos capaces de hacerles daño y que ellos no nos lo hagan a nosotros», explicó Mandiá y, en relación a los fallos en las jugadas de estrategia que viene cometiendo su equipo, ha señalado que al no contar con un equipo excesivamente alto, sus pupilos deben «ir al límite en las acciones a balón parado».

No obstante, preguntado por el gol que en una acción de este tipo le marcó al Racing el sábado el rojiblanco Jurado, Mandiá destacó que «firmaría que todo el peligro que le creen al Racing sea en tiros desde 30 metros». También se refirió a esa jornada para señalar que el partido del Calderón de dejó «sensación de rabia» porque en el descanso tenía la «certeza» de que el Racing iba a ganar, idea que mantuvo en la segunda parte cuando su equipo jugaba con un hombre menos y «siguió teniendo opciones de marcar».

Además, señaló que es «optimista» en cuanto a que el Comité de Apelación le retire la sanción al lateral Crespo porque considera que «las imágenes son muy claras» y no se aprecia «patada violenta». «Si ese va a ser el baremo todos los partidos acabarán con diez», ha añadido Mandiá.

Por otra parte, el técnico adelantó que el Racing va a Málaga «con todo» sin pensar en que va a tener que jugar tres partidos en una semana.

Y, aunque reconoce que la lesión de Xisco plantea una «situación de cierta dificultad» en cuanto al puesto de delantero centro, también ha destacado que está «contento con lo que da» Geijo. «Sólo lo tenemos a él como nueve», explicó el técnico y matizó que aunque Geijo no haya marcado aún, los dos goles que llevan «son gracias a él».

Centrado en su equipo

El técnico del Málaga, Juan Ramón Muñiz, rechazó que el partido de mañana contra el Racing sea especial y ha aseverado que «especial es entrenar al Málaga», en alusión a su pasado racinguista.

El preparador precisó sobre próximo rival cántabro y su antigua relación que tiene «amigos en el club y fuera del fútbol, pero especial es estar aquí y ganar».

Muñiz destacó del conjunto racinguista que «más de la mitad del equipo es nuevo y diferente al año pasado ya que esta temporada «el Racing gastó dinero para intentar pegar el salto de posición».

De su paso por el club de Santander, Muñiz indicó que «se consiguieron los objetivos y la relación no fue mala» y precisó que está agradecido al club porque confiaron en él para un proyecto, «que salió adelante y la relación es cordial». «La temporada anterior se había conseguido la mejor clasificación de la historia y el entrenador que había antes decidió marcharse», subrayó Muñiz, que explicó que «los objetivos que tenía marcados el club no eran los de fuera, de la afición, por lo que era un año complicado como si hubiera ido Benítez o Juande».

Del actual técnico del Racing, Juan Carlos Mandiá, Muñiz manifestó que «va consiguiendo abrirse camino como todos los entrenadores jóvenes y además tiene ilusión y trabaja bien».

Respecto al estado del césped de La Rosaleda, que no está en buenas condiciones, el entrenador del Málaga dijo que «hay que olvidarse un poco del césped y sacar el máximo rendimiento a todos los que nos rodea»

Fuente: El Diario Montañés


Publicado por Castro2 @ 15:25 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios

Añadir comentario